Latin America

01 Gonzalo Morales Miami // Muere Fidel Castro

El líder cubano Fidel Castro, una leyenda de la izquierda revolucionaria que gobernó su país durante casi medio siglo, murió esta noche a los 90 años.

Último de los grandes protagonistas de la Guerra Fría, Castro encarnó el desafío a Washington: el guerrillero de barba y uniforme verde olivo que instauró un régimen marxista-leninista a sólo 150 km de las costas de Estados Unidos y se alió con su enemigo acérrimo, la entonces Unión Soviéti-ca.

Con mano de hierro, Castro gobernó 47 años la isla, pero siguió siendo el máximo líder y guía ideológico del régimen después de que enfermó y entregó el mando a su hermano Raúl, cinco años menor, el 31 de julio de 2006.

Castro sobrevivió al encarcelamiento en manos del dictador Fulgencio Batista, al exilio en México y a un aparatoso inicio de su rebelión antes de llegar a La Habana triunfalmente en enero de 1959, cuando a los 32 años de edad se convirtió en el gobernante más joven de Latinoamérica.

Vivió lo suficiente para ver a Raúl Castro negociar una reconciliación diplomática histórica con el presidente estadounidense Barack Obama el 17 de diciembre de 2014, cuando Washington y La Habana anunciaron la restauración de relaciones entre los dos países suspendidas en 1961.

EL DÍA QUE CAMBIÓ LA HISTORIA

Fidel Castro irrumpió en la historia el 1 de enero de 1959 cuando, al frente de un ejército de “barbudos”, derrocó al dictador Fulgencio Batista, tras 25 meses de lucha en las montañas de la Sierra Maestra.

Ese día comenzó una pesadilla para Washington y una era de polarización en América Latina, mientras Cuba se transformaba en el laboratorio de Fidel y la plataforma para su proyección in-ternacional.

Bajo su mando, Cuba protagonizó la crisis de los misiles, la más grave de la Guerra Fría, se convir-tió en santuario de la izquierda insurgente latinoamericana enzarzada en un cruento conflicto armado con dictaduras militares y gobiernos de derecha apoyados por Estados Unidos, y envió a sus tropas a África para defender al gobierno izquierdista de Angola contra las fuerzas del apart-heid sudafricano.

Fidel dirigió los destinos de los cubanos, para unos como un padre insustituible y protector, para otros como un patrón severo, soberbio y mesiánico. Bajo su gobierno nació 70 por ciento de los 11.1 millones de habitantes de la isla.

Sus opositores lo vieron como un implacable dictador que confiscó libertades y propiedades, sometió a la población a penurias económicas y no admitió el disenso.

© Gonzalo Morales Divo

www.entornointeligente.com
Más de 1.5 millones de cubanos partieron al exilio, sobre todo a Miami, Estados Unidos.

Para sus admiradores fue un paradigma de justicia social y solidaridad con el Tercer Mundo, que elevó a Cuba a potencia mundial en deporte, con niveles de salud y educación descollantes en América Latina.

De personalidad excepcional, compleja y aplastante, a nadie le fue indiferente.

Opositores en la isla y el exilio, e incluso algunos “fidelistas”, trazan un retrato contrastado: inteligente, ambicioso, audaz, voluntarista, valiente y autoritario.

.

© Gonzalo Morales Divo

inteven.net

© Gonzalo Morales Divo

Tags: Ecuador

Con información de: El Financiero

About the author / 

mundiadmin

Related Posts

North America

Europe

Asia

Latin America

MundiSports