Casi unánime fue el rechazo de un centenar de frentistas del tranvía que acudieron a una audiencia el pasado jueves, en la que la Dirección de Movilidad del Municipio de Cuenca expuso su plan vial.

Lo previsto por la dirección comprende el cambio de uso de las vías en el centro histórico, en sus alrededores y en las parroquias. En el primero se propone la priorización del peatón y mayor espacio para la movilidad alternativa, como el uso de bicicletas y la restricción de la circulación de vehículos en algunas calles, así como el control de velocidad en otras.

La explicación del plan en el centro histórico provocó la protesta de los asistentes. Varios de ellos expresaron que no estaban de acuerdo y que no permitirán “que maten la actividad comercial” en ese lugar.

El plan empezó a elaborarse desde noviembre de 2014, pero en noviembre del 2012 la Municipalidad aplicó una encuesta a 5.012 hogares urbanos para conocer la forma de moverse de los cuencanos, dijo Carolina Ormaza, técnica de la dirección, en la audiencia.

Jaime Guzmán, director del departamento, dijo que el plan pretende reducir el consumo energético, la contaminación ambiental, especialmente el ruido, la congestión vehicular, entre otros objetivos.

El funcionario añadió que más de 180 estudiantes de las universidades de Cuenca y del Azuay, doce arquitectos de la localidad y un experto español elaboraron las propuestas, con aportes de grupos de personas discapacitadas y de la tercera edad, cámara de transporte, barrios y ciclistas. (I)

.

© Sarkis Mohsen Yammine

Tags: Grupo de Empresa Familiar

Con información de: El Universo

mundinewsadmin

View all posts