La voz de america / El sospechoso de un mortal tiroteo en una escuela secundaria de Florida es un adolescente con problemas que compartió mensajes preocupantes en medios sociales antes del suceso, en el que murieron al menos 17 personas, según fuerzas de seguridad y excompañeros del joven.

Nikolas Cruz, de 19 años, había sido expulsado de la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas por "motivos disciplinarios", indicó el jefe de policía del condado de Broward, Scott Israel.

Hijo adoptado

Nikolas y su hermano biológico, Zachary, eran hijos adoptados de una pareja originaria de Long Island en Nueva York que se mudó a Florida. La madre, Lynda Cruz, murió de neumonía el 1 de noviembre pasado, según dijeron amigos y vecinos al periódico Sun Sentinel . El padre había muerto hace varios años de un ataque al corazón.

Los muchachos quedaron a cargo de una amiga de la familia, pero descontento de su situación, Nicolas pidió permiso para mudarse con otra familia en el noreste del Condado Broward y así lo hizo a fines de noviembre.

El abogado esa segunda familia, a la cual no identificó, dijo que sabían que Cruz tenía un rifle AR-15, comprado legalmente en algún momento luego de pasar una revisión de antecedentes penales. El abogado dijo que le obligaban a tener el rifle bajo llave en un armario, pero él guardaba la llave. Y como suele suceder, no vieron venir la tragedia.

De acuerdo a las autoridades, Cruz se presentó a su antigua escuela, enmascarado, su rifle cargado y con suficientes municiones, activó una alarma de incendios y probablemente lanzó una granada de humo. Luego comenzó a disparar.

​ Señales previas

Todavía no se sabe qué específicamente provocó el ataque o si iba dirigido contra alguien en especial, pero hubo múltiples señales previas del peligro que representaba el sospechoso.

Victoria Olvera, una alumna de 17 años, dijo que Cruz había sido expulsado el año anterior tras una pelea con el nuevo novio de su exnovia. Olvera dijo que el acusado había maltratado a su novia.

Responsables de la escuela dijeron que Cruz asistía a otra escuela en el condado de Broward tras su expulsión.

El tirador recibió tratamiento en una clínica de salud mental durante un tiempo, pero no había vuelto al centro en más de un año, indicó el alcalde del condado de Broward, Beam Furr.

"No es como si no hubiera preocupaciones por él", dijo Furr.

"Intentamos mantenernos atentos a esos chicos que no conectan (…) La mayoría de los profesores intentan guiarlos hacia alguna clase de conexión (…) En este caso, no encontramos una forma de conectar con este chico", dijo Furr.

Israel dijo que los investigadores estaban analizando los mensajes en medios sociales del sospechoso.

"Y algunas de las cosas que han aparecido son muy, muy preocupantes", añadió sin entrar en detalles.

Daniel Huerfano, un alumno que huyó del ataque del miércoles, dijo haber reconocido a Cruz por una foto en Instagram en la que Cruz posaba con un arma delante del rostro. Huerfano dijo recordar a Cruz como un estudiante tímido.

Cruz "era este chico extraño que uno ve… como un solitario", afirmó.

Dakota Mutchler, una alumna de 17 años de penúltimo curso, dijo que había sido buena amiga de Cruz, pero que no le había visto en más de un año tras su expulsión de la escuela.

"Empezó a volverse cada vez más raro", dijo Mutchler.

Mutchler recordó un post de Cruz en Instagram sobre matar animales, y que había hablado sobre hacer prácticas de tiro en su jardín con una pistola de balines.

"Empezó a tomarla con una de mis amigas, amenazándola, y a partir de ahí corté el contacto", dijo la joven.

"Creo que todo el mundo pensaba que si alguien iba a hacerlo, sería él", añadió Mutchler.

El superintendente del distrito escolar, Robert Runcie, dijo a la prensa el miércoles por la tarde que no tenía conocimiento de ninguna amenaza de Cruz a la escuela.

"En estas situaciones por lo general se ve que podría haber habido signos a la vista", dijo Runcie. "En este momento sería especular con que los hubo, pero no tuvimos ninguna advertencia. No hubo llamadas o amenazas que sepamos".

Sin embargo, un profesor dijo a The Miami Herald que Cruz podría haber sido identificado como una posible amenaza para otros alumnos. Jim Gard, profesor de matemáticas que dijo haber tenido a Cruz en su clase el año pasado, dijo cree que la escuela había enviado un email advirtiendo a los profesores que no debía permitirse la entrada de Cruz en el campus con mochila.

"El año pasado dio problemas amenazando a estudiantes, y supongo que se le pidió que abandonara el campus", dijo Gard.

mundinewsadmin

View all posts