La voz de america / WASHINGTON –  Legisladores de ambos partidos dijeron que el Congreso de Estados Unidos debe actuar para proteger a los jóvenes inmigrantes indocumentados de la deportación, a pesar del fallo de la Corte Suprema de Justicia que el lunes se negó a intervenir en el caso, como quería la administración del presidente Donald Trump.

La senadora republicana por Maine, Susan Collins, dijo que "está por verse" cómo se librarán las batallas en torno a la decisión del presidente Trump de dar por terminada la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, DACA por sus siglas en inglés, un programa lanzado durante la administración Obama que proporciona permisos temporales de trabajo y estudio a inmigrantes traídos a Estados Unidos cuando eran niños

"Ciertamente, la decisión de la Corte Suprema alivia la presión de la fecha límite del 5 de marzo [del DACA]", dijo Collins. “Pero no borra la nube con la que viven los soñadores, que podrían estar en riesgo de ser deportados".

En las últimas semanas, dos jueces federales en California y Nueva York emitieron órdenes judiciales contra la finalización de DACA que Trump había planeado hacer expirar el 5 de marzo. El Congreso aún tiene que aprobar una solución permanente que resuelva el estado legal de los beneficiarios de DACA y otros jóvenes elegibles para el programa

A principios de este mes, el Senado rechazó cuatro diferentes propuestas de inmigración, que iban desde proyectos bipartidistas que otorgaban el estatus legal para los beneficiarios de DACA a cambio de mejoras limitadas a la seguridad fronteriza de EE.UU., hasta una propuesta republicana que recogía el "plan" de cuatro puntos del presidente Trump y que prácticamente equivalía a una reforma migratoria endurecida.

Fuentes cercanas al líder de la mayoría republicana, Mitch McConnell de Kentucky, indicaron que este no tiene prisa por relanzar el debate sobre el tema en el Senado.

"El presidente y los tribunales van a hacer lo que van a hacer", dijo un asistente de McConnell a la Voz de América. "Eso no cambia el hecho de que necesitamos 60 votos [para que un proyecto de ley avance en el Senado], que pueda ser aprobado en la Cámara, y que el presidente lo firme".

El demócrata No. 2 del Senado, Dick Durbin de Illinois, dijo que solo ve un alivio limitado en la decisión de la Corte Suprema, que opta por permitir que los desafíos a la orden de DACA de Trump se ventilen en los tribunales inferiores.

"No sé si la audiencia y el juicio en los tribunales de primera instancia se llevará a cabo tarde o temprano, si va a tomar semanas, meses o más, pero debido a la decisión del presidente Trump, hay una "incertidumbre implícita en las vidas de casi un millón de personas en este país", dijo Durbin.

Mientras tanto, los senadores de ambos partidos dijeron que no renunciarán a la legislación que otorga a los beneficiarios de DACA un lugar permanente en los Estados Unidos.

"Personalmente, me gustaría ver cierta certeza, y eso se lograría a través de la legislación", dijo Collins, quien ayudó a elaborar una de las propuestas bipartidistas derrotadas en el Senado.

"Necesitamos previsibilidad, y necesitamos certeza [para los dreamers]", dijo el demócrata por Maryland, Chris Van Hollen. "Y eso significa que el Congreso debe actuar".

mundinewsadmin

View all posts