La voz de america / WASHINGTON –  El presidente Donald Trump dijo el viernes que un ex asistente acusado de violencia doméstica por dos ex esposas había hecho un "muy buen trabajo" en la Casa Blanca, y agregó "ciertamente le deseamos lo mejor”.

Trump enfatizó que el ex secretario de personal Rob Porter mantiene su inocencia, y el presidente no mencionó a las mujeres que reportaron abuso físico y emocional. Fue el primer comentario de Trump sobre las acusaciones contra Porter, quien ha sido uno de sus empleados más confiables hasta esta semana. Porter renunció después de que las acusaciones de sus ex esposas se hicieran públicas. Trump se compadeció de Porter y dijo: "Es un momento obviamente difícil para él". Hizo un muy buen trabajo cuando estaba en la Casa Blanca. Y esperamos que tenga una carrera maravillosa ”. Señaló que estaba triste por enterarse de las acusaciones, pero agregó: "Como probablemente saben, él dice que es inocente. Y creo que deben recordar eso”.

El Secretario de Personal de la Casa Blanca, Rob Porter (izquierda). recuerda al presidente Donald Trump que olvidó firmar una ley después que el mandatario se retirara rápidamente, luego de hacer declaraciones a periodistas en su campo de golf en Bedminster, Nueva Jersey. Aug.12, 2017. Los comentarios se produjeron un día después de que el jefe de personal de la Casa Blanca, John Kelly, intentara asegurar al personal que la administración de Trump considera "muy seria ” la violencia doméstica, en medio de preguntas sobre cómo Porter logró mantener una posición de gran influencia a pesar de las acusaciones. El ex funcionario, que posiblemente fue el ayudante más cercano del jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, limpió su escritorio el jueves. Las consecuencias de su renuncia resonaron en medio de las preocupaciones sobre su acceso a la información clasificada y sobre cuánto tiempo los altos funcionarios conocían de las acusaciones. Porter ha negado esas acusaciones, calificándolas de ”escandalosas” y parte de "una campaña de desprestigio coordinada”. Aunque las acusaciones contra Porter se hicieron públicas esta semana, Kelly supo el otoño pasado que algo andaba mal con los intentos del secretario de personal de obtener una autorización de seguridad, según un funcionario del gobierno que no estaba autorizado a hablar públicamente sobre asuntos internos y lo hizo bajo condición de anonimato. El jefe de personal (Kelly) había buscado información sobre el estado de las solicitudes de aprobación de seguridad para los principales asistentes, y fue entonces cuando supo que había alegaciones contra Porter por parte de sus ex esposas, dijo el funcionario.

Porter y Kelly luego discutieron las acusaciones. El funcionario dijo que el abogado de la Casa Blanca, Don McGahn, fue informado de al menos algunas de las acusaciones siquiera cuatro veces, incluso en enero de 2017, dijo el funcionario.

El Jefe de Personal de la Casa Blanca, John Kelly, (izq.), camina junto al ahora ex secretario de personal Rob Porter (centro), y el asistente de personal del presidente Donald Trump, John McEntee (der.), en esta foto de noviembre 29 de 2017. Una de esas ocasiones fue en noviembre, cuando una de las ex novias de Porter llamó a McGahn para describir acusaciones de violencia doméstica en su contra. La persona enfatizó que el FBI en ningún momento había revocado la autorización de seguridad de Porter, lo que podrían haber hecho. El funcionario de la Casa Blanca dijo que el personal se sintió engañado acerca de cómo Porter restó importancia a las acusaciones, tanto con Kelly como con McGahn. El propio Kelly se enfrentó a críticas por defender inicialmente a su ayudante, solo para cambiar de tono después de la publicación de fotos que mostraban a una de las ex esposas de Porter con un ojo morado. "Es justo decir que todos podríamos haberlo hecho mejor en las últimas horas o en los últimos días para enfrentar esta situación", dijo el subsecretario de prensa de la Casa Blanca, Raj Shah, quien se enfrentó a una andanada de preguntas sobre Kelly durante una conferencia de prensa el jueves. Kelly envió un memorándum al personal esa noche, en el que escribió : "Mientras procesamos las impactantes y aleatorias acusaciones contra un antiguo miembro de la Casa Blanca, quiero que sepan que todos tomamos muy en serio los asuntos de violencia doméstica. La violencia doméstica es aborrecible y no tiene cabida en nuestra sociedad”, dice el memo. Cuando las acusaciones surgieron por primera vez contra Porter, varios asistentes sénior lo apoyaron y la Casa Blanca reconoció que las relaciones personales pueden haber desempeñado un papel en su respuesta.

Hope Hicks, directora de comunicaciones de la Casa Blanca. La directora de comunicaciones Hope Hicks, quien estaba saliendo con el secretario del personal, ayudó a redactar las declaraciones originales que lo defendían, de acuerdo con tres funcionarios actuales y ex funcionarios de la Casa Blanca. Shah dijo el jueves que Hicks más tarde "se recriminó” a sí misma de algunos aspectos del asunto, pero no estaba claro de qué. Kelly, mientras tanto, fue el defensor más ruidoso de Porter, incluso en las primeras horas después de que aparecieron las fotos del presunto abuso. Solo después, el jefe de gabinete, que había argumentado a favor de que Porter mantuviera su puesto, publicó una segunda declaración en la que dijo que apoyaba la renuncia de Porter. Shah dijo que Trump no estaba al tanto hasta el martes de las acusaciones contra Porter, que era una presencia frecuente en la Oficina Oval y ayudó a crear el discurso del Estado de la Unión de la semana pasada. Para el momento en que el presidente fue informado completamente de los reclamos contra Porter el miércoles, éste ya había renunciado, de acuerdo con el funcionario. Varios legisladores criticaron a Kelly y un importante grupo de defensa de las mujeres solicitó la renuncia del jefe de gabinete.

John Kelly, Jefe de Personal de la Casa Blanca. El presidente, por su parte, no ha señalado a sus amigos que está a punto de hacer un cambio. Pero su frustración con Kelly ha crecido en las últimas semanas.

Trump resistió durante mucho tiempo el intento de Kelly por controlarlo. Y en las últimas semanas, el presidente se ha quejado del jefe de gabinete con su círculo de asesores informales, según dos personas que hablan regularmente con él, pero que no están autorizadas a hablar públicamente sobre las conversaciones privadas.

Una de esas personas dijo que Trump estaba enojado porque Kelly no le avisó antes de las acusaciones contra Porter. Kelly también provocó la ira de Trump el mes pasado cuando pareció sugerir que el presidente estaba cambiando de postura sobre su llamado a un muro fronterizo.

El presidente se quejó con asistentes de que el jefe de gabinete lo había hecho parecer un niño que tenía que ser manejado, un argumento que irritó particularmente a Trump raíz de la forma en que fue retratado en el reciente libro de Michael Wolff, "Fire and Fury”.

A pesar de que Trump frecuentemente se queja de sus asesores sénior, a menudo es reacio a despedir a sus empleados. Un despido de Kelly seguramente reviviría la narrativa de una Casa Blanca en crisis mientras enfrenta la investigación en curso de Rusia y las elecciones de mitad de período.

Pero el manejo del caso Porter por parte de Kelly inquietó a algunos ayudantes, que cuestionaron su total defensa de un agresor acusado, según más de media docena de funcionarios de la Casa Blanca y asesores externos que no estaban autorizados a hablar públicamente sobre conversaciones privadas.

John Tester, senador demócrata por Montana. Al menos un legislador demócrata pidió rápidamente una investigación sobre la presencia de Porter en la Casa Blanca. "Si John Kelly está ocultando esto, debe rendir cuentas”, dijo el senador Jon Tester de Montana al programa "New Day” de CNN, y agregó: ” Es mejor que tenga una muy buena razón. De lo contrario, él se va a ir también".

Toni Van Pelt, directora de la Organización Nacional de Mujeres, fue más directa. Ella recordó las acusaciones de que Trump mismo había acosado sexualmente a mujeres, acusaciones que ha negado.

"El jefe de personal de la Casa Blanca, John Kelly, debe renunciar”, dijo Van Pelt. "Su patética defensa del secretario de personal Rob Porter revela su verdadera naturaleza _ un facilitador de abusadores sexuales, traidor de la confianza y que evita responsabilidades".

La Casa Blanca también ha sido cuestionada por la autorización de seguridad interina de Porter, teniendo que responder preguntas acerca de cómo alguien podía manejar algunos de los documentos más delicados de la nación mientras potencialmente está abierto al chantaje.

En la sesión informativa del jueves, Shah describió el procedimiento de verificación de antecedentes, que está a cargo de las agencias federales de inteligencia y policiales, y todavía estaba en curso para Porter.

Jennifer Willoughby, ex esposa de Rob Porter, secretario de personal de la Casa Blanca que renunció al conocerse que ha sido acusado de violencia doméstica. Foto: Facebook. Ambas ex esposas de Porter han detallado la naturaleza del abuso que dijeron que sufrieron a manos del ex asistente de la Casa Blanca y señalaron que informaron al FBI. Una de ellas, Jennifer Willoughby, publicó su caso en detalle en Instagram en abril de 2017 y escribió: "Cuando traté de obtener ayuda, me aconsejaron que considerara cuidadosamente cómo lo que dije podría afectar su carrera”.

Kelly no ha ofrecido renunciar

?El jefe de personal de la Casa Blanca, John Kelly, dijo el viernes por la tarde que la renuncia de un alto funcionario llegó una hora después de enterarse de nuevas acusaciones de abuso conyugal.

Kelly dijo a periodistas que se enteró el martes por la noche que el secretario del personal, Rob Porter, su mano derecha en la Casa Blanca, presuntamente había abusado de dos ex esposas, y afirmó que, "cuarenta minutos después él se había ido”.

La Casa Blanca anunció el miércoles que Porter había renunciado. Ese mismo día, emitió una declaración de Kelly alabando a Porter.

El manejo de Kelly del asunto de Porter ha puesto en evidencia al jefe de gabinete. Pero un funcionario de la Casa Blanca desmintió que Kelly haya ofrecido renunciar.

mundinewsadmin

View all posts