La voz de america / El vicepresidente Mike Pence dijo en una reunión el jueves con el presidente surcoreano, Moon Jae, que Washington "ejercerá la máxima presión sobre Corea del Norte" hasta que abandone su programa de armas nucleares.

Al reunirse con Moon en la Casa Azul en Seúl, Pence reafirmó a Corea del Sur el compromiso de aislar económica y diplomáticamente a Corea del Norte para lograr el objetivo de una Península Coreana desnuclearizada.

Más tarde el viernes, Pence llegó a Pyeongchang para encabezar la delegación de EE. UU. a los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018. Antes de partir al recinto olímpico, Pence habló con los periodistas.

"Nuestro objetivo aquí hoy es respaldar a nuestros aliados. Pero también lo es defender la verdad. Y para reconocer que cualquiera que sean las imágenes que surjan contra el poderoso telón de fondo y el idealismo de los Juegos Olímpicos, Corea del Norte tiene que aceptar el cambio", dijo Pence.

Pence en Pyeongchang, para la inauguración de los Juegos Olímpicos. "Tienen que abandonar sus ambiciones nucleares. Tienen que terminar las provocaciones amenazas diarias. Y, francamente, tienen que poner fin a un historial atroz de derechos humanos que escucharon hoy de primera mano , la y la comunidad mundial".

Pence habló desde el Comando de la Segunda Flota de la Marina de Corea del Sur en Pyeongtaek, a 70 kilómetros al sur de Seúl. Estaba allí para visitar un monumento conmemorativo del buque de guerra surcoreano Cheonan, que fue hundido por una explosión provocada por el Norte. Casi 50 marineros a bordo del Cheonan murieron.

El vicepresidente también se reunió con algunos desertores norcoreanos mientras se encontraba en Pyeongtaek.

La presencia de Pence contrasta con la de la hermana del lider norcoreano, kim Jong-un, que se sentó muy cerca del presidente Moon durante la ceremonia inaugural de las olimpiadas.

mundinewsadmin

View all posts