La voz de america / Con ayuda de La Guardia Civil española y el FBI estadounidense, la Policía colombiana, arrestó a un hombre cubano identificado como Raúl Gutiérrez Sánchez.

Las autoridades tildan como "un lobo solitario" a aquellas personas que como este sujeto, sin necesidad de pertenecer a una estructura, tienen una personalidad que puede ser influenciable para realizar un acto terrorista.

Los países extranjeros se comunicaron con la Dijín para reportar la entrada de Gutiérrez a Colombia, luego de que el 12 de julio de 2015, fuera deportado y el 18 de agosto de 2017 expulsado del país.

Tras hacer varios seguimientos de inteligencia, se descubrió que Guitérrez habría mantenido una conversación el 13 de marzo en el que planeaba un ataque terrorista, por lo que fue finalmente arrestado.

Al momento de su captura, el hombre tenía 11 celulares, un computador portátil y una memoria micro SD. El hombre también aceptó reconocer al Islam, y dijo que habría mantenido una reunión con ciudadanos libios en la ciudad colombiana de Armenia, para iniciar un aparente proceso de radicalización.

Gutiérrez argumentó además que su intención era atentar contra la embajada de Cuba en Colombia y contra la vida de estadounidenses e israelíes en el país sudamericano.

"No soy musulmán; lucho contra el nuevo orden mundial", indicó el hombre previo a ser enviado a la cárcel La Modelo en Bogotá.

Según algunas conversaciones revelados por la Fiscalía colombiana en la audiencia de legalización de captura, el individuo conversaba a través de Telegram con Francisco Quintana y Amir Makin, la forma de preparación de explosivos para el ataque en la capital de Colombia.

mundinewsadmin

View all posts