La voz de america / LONDRES –

La Organización Mundial de la Salud dice que la primera vacuna contra el dengue debe tratarse de una "manera mucho más segura", lo que significa que la vacuna se debe administrar principalmente a personas que hayan sido infectadas previamente con la enfermedad.

En noviembre, el fabricante de la vacuna, Sanofi Pasteur, dijo que las personas que nunca antes habían enfermado de dengue se arriesgaban a desarrollar una enfermedad peor si eran vacunados.

Luego de una reunión de dos días, esta semana, el grupo de vacunas independientes de la OMS dijo que ahora tiene pruebas de que la vacuna solo debe usarse "exclusiva o casi exclusivamente en personas que ya han sido infectadas con dengue".

La agencia de salud de Estados Unidos indicó que se debe desarrollar una prueba para que los médicos puedan saber rápidamente si las personas se han enfermado previamente de dengue.

Sanofi dijo el año pasado que los médicos deberían considerar si las personas podrían haberse infectado previamente con dengue antes de decidir si deberían correr el riesgo de vacunarse. La compañía dijo que esperaba una pérdida de 100 millones de euros (118 millones de dólares) en base a esa noticia.

Quienes contraen dengue más de una vez pueden estar en riesgo de sufrir una versión hemorrágica de la enfermedad. El virus de propagación de mosquitos se encuentra en climas tropicales y subtropicales en América Latina, América del Sur, Asia, África y otros lugares. Causa una enfermedad similar a la gripe que puede causar dolor en las articulaciones, náuseas y vómitos.

En casos severos, el dengue puede provocar problemas respiratorios, hemorragia y falla orgánica.

Cerca de la mitad de la población mundial está en riesgo de contraer dengue; La OMS calcula que unas 96 millones de personas se enferman por la infección viral cada año.

No existe un tratamiento específico para el dengue y no hay otras vacunas autorizadas en el mercado.

mundinewsadmin

View all posts