La voz de america / Meghan Markle ha roto su silencio sobre la salud de su padre, Thomas, y anunció que “tristemente” no estará en su boda con el príncipe británico Harry, y que tiene la esperanza de que él pueda tener “el espacio para centrarse en su salud”.

En su primera declaración emitida por el Palacio de Kensington, Markle agradeció a la gente por sus mensajes de apoyo desde que se hizo público que su padre tenía problemas cardíacos.

“Tristemente, mi padre no asistirá a nuestra boda. Siempre me he preocupado por mi padre y tengo la esperanza de que se le dé el espacio que necesita para centrarse en su salud”, dijo.

“Me gustaría agradecer a todos los que han ofrecido generosos mensajes de apoyo. Por favor sepan cuánto Harry y yo esperamos compartir nuestro día especial con ustedes el sábado”, agregó Merkle.

El Castillo de Windsor será el lugar de la boda real británica del príncipe Harry y Meghan Markle. La declaración surge tras días de confusión después de que el Palacio de Kensington originalmente anunciara que el Sr. Markle llevaría a su hija por el pasillo en sus nupcias en la capilla St. George’s, en el Castillo de Windsor.

Meghan, de 36 años, y Harry, de 33, se casarán en la capilla St. George, en el Castillo de Windsor. Su madre, Doria Ragland, de 61 años, viajó a Londres el miércoles, según informa la revista People.

mundinewsadmin

View all posts