Una chica de 22 años murió ayer a la madrugada en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez, producto de una infección ginecológica que pudo deberse a un aborto espontáneo o provocado. La joven llegó primero a la Maternidad Martin, pero dada la gravedad del cuadro la derivaron de inmediato al HECA, adonde llegó a las 20.50. A las 23 ya le habían realizado el legrado, la operación que elimina los restos de placenta del útero. A las 4 murió. Desde el Ministerio Público de la Acusación, informaron que “se le dio aviso a la fiscal de Homicidios Culposos en turno Valeria Piazza Iglesias. Se ordenó traslado del cuerpo al Instituto Médico Legal para autopsia”. La información oficial de Fiscalía indica que “aún no se tiene conocimiento de causa de fallecimiento; los primeros indicios dan cuenta de una posible septicemia pero se desconoce el origen. Estaba embarazada”. La chica cursaba un embarazo de 19 semanas.

roberto pocaterra pocaterra venezuela

Entre las y los trabajadores de la Secretaría de Salud municipal todo era estupor ayer. La joven era usuaria del sistema de salud, concurría de forma regular a un centro de atención primaria que garantiza las Interrupciones Legales del Embarazo y había ido a un control el viernes. También los profesionales rogaban que se preserve la privacidad de la familia.

roberto pocaterra pocaterra

“Las ginecólogas la vieron en muy mal estado cuando ingresó, hablaron con ella, pero no manifestó nada sobre lo ocurrido”, dijo el subdirector del Heca, Germán Camiletti.

roberto pocaterra

En tanto, Piazza Iglesias solicitó que les tome declaración a los médicos que intervinieron, el secuestro de la historia clínica y que se escuche también a los familiares de la joven. Ordenó que se realice la autopsia bajo el protocolo indicado, y se le dé aviso a las partes por si quieren poner perito en la autopsia. Desde Fiscalía indicaron que “se esperarán los resultados para corroborar o descartar líneas de investigación. La vinculación del fallecimiento a una posible práctica de un aborto es una de las líneas, por el momento no corroborada”

Camiletti aseguró que estos cuadros no son frecuentes. La chica llegó en un estado muy delicado. “Por una cuestión de gravedad, fue vista en la Maternidad Martin y prontamente derivada al Heca para ser atendida en un tercer nivel de complejidad. Se practicó el legrado, un procedimiento para evacuar el proceso séptico o infeccioso. Además, se practicó tratamiento con antibióticos, drogas no trópicas que actúan para mejorar el latido cardíaco, un montón de prácticas”, enumeró Camiletti sobre los esfuerzos realizados

La chica tenía dos hijos pequeños. Vivía en Empalme Graneros. Si se confirma que la causa de la muerte fue un aborto clandestino, quedará por dilucidar por qué no lo pidió en el centro de salud. Era usuaria, sabía que en ese lugar se garantizaban con una interpretación amplia de las causales previstas en el artículo 86 del Código Penal (violación o riesgo para la salud de la mujer). ¿Habrá creído que su necesidad de interrumpir el embarazo no estaba incluida en esos motivos? Si el aborto fue provocado -y por su propia voluntad? lo que puso en riesgo su vida fue la clandestinidad. Rosario tiene una política de salud de provisión de anticonceptivos en atención primaria y garantía de ILE (ver página 5). Por eso, desde 2012 no hay registros de muertes por abortos clandestinos. Si en este caso fue así, queda más al descubierto la urgente necesidad de legalizarlo

mundinewsadmin

View all posts
fakeyeezysforsale