El Banco Mundial (BM) anunció ayer que Bolivia se convertirá en el primer país de América Latina en abrir sus datos de desarrollo al público mediante el Mapa de Ayuda Abierta, desarrollada por el Instituto del organismo internacional.

La información se dio ayer desde Washington, donde representantes de Bolivia y Kenia discutieron los avances en la implementación del proceso de apertura de datos públicos bajo la innovadora herramienta, que permite visualizar la ubicación de todos los proyectos de desarrollo financiados por organismos de cooperación multilateral y bilateral a nivel sub-nacional.

En la mesa redonda de Discusión sobre la Asociación para la Ayuda Abierta (OAP, por sus siglas en inglés), las autoridades bolivianas y kenianas repasaron la actualización sobre la implementación del proceso de apertura de datos públicos, compartieron las experiencias de dos de los países piloto (Nepal y Malawi) y detectaron las oportunidades para su ampliación.

El caso de Bolivia es uno de los más avanzados, según la nota de prensa del BM.

"La Asociación para la Ayuda Abierta apoyará en el mejoramiento de nuestra capacidad para visualizar los proyectos de desarrollo y trabajar de manera más eficaz con todos nuestros socios del desarrollo", dijo la representante de Bolivia ante el BM, Varinia Daza. "También nos ayudará a mejorar la eficacia y el acceso a los servicios públicos, y permitirá la participación ciudadana", agregó.

El Mapa de Ayuda Abierta superpone la cartografía de un país con información sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio y de pobreza; por ejemplo, las tasas de mortalidad infantil y salud materna con ubicaciones geográficas de proyectos en salud financiados por donantes.

"Es gratificante para el Banco Mundial colaborar con la Asociación para la Ayuda Abierta para que la población y los funcionarios públicos tengan fácil acceso a la información de los proyectos de la cooperación", dijo Susan Goldmark, directora del BM para Bolivia, Chile, Ecuador, Perú y Venezuela.

Mayor transparencia

En 2011, el Instituto del Banco Mundial puso en marcha a nivel global la Asociación para la Ayuda Abierta, iniciativa creada por la necesidad de tener mayor transparencia en la cooperación al desarrollo y en los presupuestos públicos. La alianza, que reúne a los socios de desarrollo tanto de los países donantes como de aquellos en desarrollo, nominó a Bolivia como uno de los países piloto para la ejecución del OAP, en conjunto con Malawi, Kenia y Nepal.

"Conectar a los ciudadanos con la información acerca de la cooperación para el desarrollo es esencial para mejorar la eficacia de la ayuda", dijo Aleem Walji, director de Innovación de BM.

El Mapa de Ayuda Abierta permite a los ciudadanos acceder a información detallada sobre qué programas existen en sus comunidades (por ejemplo, en los sectores de salud y educación) en un mapa interactivo. Esta transparencia es esencial para que los ciudadanos participen activamente en la evaluación de la efectividad de los programas financiados por los donantes.