El control que ejercen las autoridades aduaneras de Chile desde el domingo ha dejado parados al menos a 600 camiones con carga en la población de Chungará, en el lado chileno. La Aduana boliviana tampoco cuenta con el suficiente personal para hacer el despacho de carga en Tambo Quemado.

En las últimas 48 horas, la situación de recepción y despacho de carga aduanera se volvió lento en la población de Chungará (Chile), a consecuencia de un control riguroso que ejercen las autoridades de ese país.

El presidente de la Cámara Boliviana de Transporte (CBT), Herland Melgar, exteriorizó su preocupación por la paralización de la salida e ingreso de mercadería en la frontera chileno-boliviana por Tambo Quemado.

"El problema no es nuestro, según la Aduana. En la zona hay alrededor de 600 camiones con carga parados, el perjuicio es grande para el sector transportista", indicó el dirigente.

Encuentro. Los transportistas que ayer se reunieron con las autoridades de la Aduana contaron que las filas de los motorizados son interminables en el puesto aduanero chileno. La presidenta de la entidad aduanera, Marlene Ardaya, dijo que por las inspecciones rigurosas que realizan las autoridades chilenas "estamos siendo perjudicados, tenemos más de 400 vehículos parados con cargamento de exportación e importación".

"El día de ayer (miércoles) se agravaron las colas. Si bien corresponde a cada país realizar este tipo de control, ellos explican que están viendo la seguridad de las carreteras en cuanto al tonelaje, pesaje y el tipo de movilidad que está ingresando", afirmó Ardaya. El presidente de la Cámara del Transporte Pesado de El Alto, Gustavo Rivadeneira, señaló que el Gobierno chileno está nuevamente incumpliendo el Tratado de 1904 que garantiza el tránsito entre ambos países. "Hacen controles minuciosos a las unidades del transporte vulnerando el tratado y esto perjudica a las exportaciones".

La titular de la ANB manifestó su esperanza en que "este tema se resuelva en las próximas horas o, en su caso, a través de la Cancillería". "Vamos a hacer una representación porque este control ha paralizado el flujo de las exportaciones y frenado el ingreso de mercaderías por concepto de importación", expresó.

A decir de la autoridad, el flujo de la carga que circula por esa vía es entre 100 y 200 motorizados por día. Al finalizar la noche del miércoles se había contabilizado la presencia de 100 camiones de exportación y 40 de importación. "Hoy (jueves) esta cifra se incrementó de manera alarmante".

El presidente de la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz (FEPSC), Gabriel Dabdub, pidió al Ejecutivo buscar una solución de manera rápida. "Es importante que fluya el comercio por esa ruta y la Aduana pueda interceder para solucionar el conflicto generado por el control".

El presidente de la Cámara Departamental de Transporte de La Paz, Álvaro Ayllón, señaló que otro problema que perjudica al sector es la falta de personal en el puesto aduanero boliviano de Tambo Quemado. "No existe la suficiente cantidad de personal en el recinto aduanero de Tambo Quemado, no hay espacio para tantos camiones. La gente está molesta porque están dos o tres días y están pensando en cerrar el paso fronterizo", advirtió.

Según la red televisiva ATB, en este puesto aduanero existiría una funcionaria que realiza el trabajo del sellado de los documentos para el despacho de la carga que ingresa y sale del país.

Demandan soluciones

Solicitud

Rivadeneira pidió al Gobierno aumentar el número de funcionarios en el puesto aduanero de Tambo Quemado para solucionar el problema.

Fiestas

Los funcionarios de la Aduana chilena no trabajaron la semana anterior, debido a sus fiestas patrias, según ATB.

Transporte pesado sufre pérdidas por demoras

El presidente de la Cámara del Transporte Internacional de La Paz, Álvaro Ayllón, dijo que el problema en Tambo Quemado deja pérdidas económicas a sus afiliados porque no cumplirán con la entrega de la carga en el plazo fijado por contrato.

"En realidad ya ha colapsado el recinto (aduanero) de Tambo Quemado porque no hay suficiente cantidad de funcionarios para atender y el perjuicio (económico) es incalculable hasta el momento, hay multas que se deben pagar por las estadías", manifestó.

Ayllón no precisó a cuánto asciende el monto perdido por las demoras en los trámites en la Aduana boliviana. Sostuvo que las llamadas a su celular y a la central de su oficina por parte de sus afiliados no cesan, quejándose por los perjuicios registrados, ya que están parados por más de 48 horas.

"La carga que llevan los transportistas es de exportación y no puede estar parada, mucho menos en el altiplano, donde no existen las condiciones adecuadas para la carga", aseveró el dirigente.

Consultado sobre las medidas que tomaron al respecto, indicó que ya enviaron varias notas a la Aduana, pero que aún no se asumió ninguna acción. De la misma manera, Ayllón indicó que hicieron las representaciones ante la Cancillería para que se tome contacto con el Gobierno chileno y haga conocer la molestia del transporte "porque el problema recae en el control exagerado que se realiza en el lado chileno".

"Hay como 600 camiones parados en la frontera, no existe personal suficiente en la Aduana boliviana y en Chile están haciendo un control exagerado de todo lo que pasa por su control", afirmó.

El 26 de marzo, el presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Daniel Sánchez, afirmó que los puertos peruanos de Ilo y Matarani son una mejor alternativa para las exportaciones e importaciones de carga boliviana respecto a los de Iquique y Arica que están en el norte chileno. "No se está cumpliendo el Tratado de 1904 y lo que hay que hacer es buscar alternativas adicionales y las del Perú son las mejores", puntualizó.