Breaking News

Bombardeo a Siria reabre debate sobre poderes de guerra en EE.UU.

La voz de america / CAPITOLIO –  Los ataques aéreos ordenados por el presidente Donald Trump contra Siria la semana pasada han llevado al Congreso de Estados Unidos a revisitar un debate a menudo postergado sobre el más serio de sus poderes: la decisión de autorizar la fuerza militar de EE.UU. en el extranjero.

Un grupo bipartidista, encabezado por el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, Bob Corker, republicano por Tennessee, y el senador Tim Kaine, demócrata por Virginia, ahora propone una nueva legislación que reabriría esa discusión.

"Durante todo el tiempo que he ayudado a dirigir la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, comenzando como miembro de fila en 2013, hemos participado en una discusión sobre la Autorización para el Uso de la Fuerza Militar de 2001", dijo Corker en un comunicado la noche del lunes, y agregó que espera que la nueva legislación "finalmente logre un equilibrio apropiado para garantizar que la administración tenga la flexibilidad necesaria para ganar esta lucha, mientras fortalece el papel legítimo y necesario del Congreso".

La ley exige a los presidentes estadounidenses que notifiquen al Congreso de acciones militares y deben obtener la autorización para comprometer las tropas por más de 60 días.

Han pasado 16 años y se han producido al menos 37 operaciones militares diferentes desde que los legisladores debatieron por última vez la autoridad legal de los Estados Unidos para llevar a cabo una acción militar en el extranjero.

Aprobada en los meses posteriores a los ataques del 11 de septiembre, la Autorización para el Uso de la Fuerza Militar (AUMF) originalmente justificó las invasiones de Afganistán e Irak, pero desde entonces ha crecido para incluir acciones en 14 países y combatir amenazas como el grupo Estado Islámico que no existía en ese momento.

"Nuestra propuesta finalmente deroga esas autorizaciones y hace que el Congreso haga su trabajo analizando dónde, cuándo y con quién estamos en guerra", dijo Kaine el lunes.

Alguna reticencia

Pero algunos legisladores dudan en reemplazar el AUMF actual, citando el documento de 60 palabras como una justificación suficiente.

"El actual AMUF tiene la autoridad existente, y la pregunta que se hace sobre cualquier nuevo AUMF es si le da a nuestro ejército las herramientas que necesita o si se ata las manos a sus espaldas”, dijo el martes el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, a los periodistas, cuando se le preguntó si presentaría una versión de la Cámara del proyecto de ley Corker-Kaine para su votación.

La propuesta del Senado también recibió críticas de la representante Barbara Lee, una demócrata de California, que intentó abrir un debate sobre el AUMF en la Cámara el año pasado.

"En lugar de limitar el cheque en blanco de la administración Trump para la guerra, el AUMF de Corker-Kaine continuaría con todas las operaciones militares actuales, permitiría a cualquier presidente expandir unilateralmente nuestras guerras y consentir efectivamente a una guerra interminable", dijo Lee el martes.

Algunos miembros demócratas del Congreso expresaron su preocupación por los ataques en el contexto de la necesidad de una estrategia estadounidense más amplia en Siria, mientras que Kaine dijo que "la decisión del presidente Trump de lanzar ataques aéreos contra el gobierno sirio sin la aprobación del Congreso es ilegal".

Pero como dijo John Bellinger, asesor jurídico del Departamento de Estado y del Consejo de Seguridad Nacional durante la administración de George W. Bush, "el AUMF promulgado después del 11 de septiembre no se centra tanto en Siria y en la intervención humanitaria, sino en la autorización para usar la fuerza contra grupos terroristas: al-Qaida, los talibanes y ahora, ISIS".

Bellinger, ahora investigador senior en derecho internacional en el Council on Foreign Relations, un grupo de investigación de política exterior en Nueva York, dijo: "Por supuesto, eso no habría proporcionado la autoridad para el uso de la fuerza en Siria o en cualquier otro país por una propósito humanitario ".

Audiencia la próxima semana

El último debate sobre el AUMF refleja el deseo en el Capitolio de influir en la continua participación militar de los Estados Unidos en el exterior. La propuesta Corker-Kaine será considerada en la Comisión de Relaciones Exteriores el 23 de abril.

Pero el paso puede ser difícil, a menos que la participación de EE.UU. en Siria se profundice y continúe durante varias semanas o meses, dijo a la Voz de América Lawrence Korb, investigador principal en el Center for American Progress , un grupo progresista de investigación de políticas públicas en Washington.

"La gente ha estado hablando de esto durante varios años, pero nada ha sucedido realmente, porque incluso cuando el presidente [Barack] Obama se involucró en Siria para combatir al ISIS, dijo que eso todavía era parte del AUMF 2001", indicó Korb.

La senadora Susan Collins, republicana por Maine, le dijo a VOA que, si bien los bombardeos en Siria habían obligado al Congreso a enfrentar nuevamente el problema, la escala y el alcance de la decisión fueron considerables.

"Para ser sincera", dijo, "creo que muchas personas estuvieron felices de eludir el tema durante mucho tiempo porque estas decisiones son muy difíciles de tomar, -así sea para autorizar el uso de la fuerza militar. No hay una decisión más difícil que un miembro de el Congreso puede hacer: comprometer tropas en un conflicto extranjero”.

About the author / 

mundiadmin

Related Posts

North America

Europe

Asia

Latin America

MundiSports