Cuando un banco quiere arrebatarle un cliente a otro acude a una serie de opciones atractivas para el usuario, pero la herramienta clave para que acepte el traslado está en la tasa de interés. De seguro es más competitiva (más baja) que la que tiene en ese momento con la entidad.

Esa es la manera como los bancos atraen más clientes, ‘peleando’ por ellos. Si bien no es una modalidad reciente sí está tomando mucha fuerza en el mercado por la cada vez más fuerte competencia en la banca.

Así lo reconoce el presidente del Citibank Colombia, Bernardo Noreña Ocampo, quien sostiene que los clientes se quedan donde mejor los atiendan y les ofrezcan mejores beneficios.

El ejecutivo también habló de la expansión del Citi en Cali y en el resto del país.

¿En el 2011 habló de un plan de expansión de US$70 millones, en qué va y qué se ha hecho? En ese año abrimos 17 sucursales en el país, instalamos el concepto de los 130 kioskos, ya los terminamos y ahora estamos en el proceso de rentabilizarlos. Los kioskos cuentan con cajero, una máquina para hacer depósitos, un computador y un teléfono.

De las sucursales que abrimos en el país tres quedan en Cali.

¿Cuántas sucursales tiene ahora el banco? Cinco en Cali, 13 kioskos y una red de corresponsales no bancarios grande. En todo el país tenemos 55 sucursales. Tenemos cobertura en 13 ciudades del país.

¿Ese proceso implicará compra de bancos o fusiones? Por ahora no, estamos en el banco en un plan de crecimiento propio.

Lo que pasa es que a escala global estamos en 101 países, eso juega perfecto con el ADN del banco desde el punto de vista de servicios globales. Creo que no hay otro banco que tiene la presencia nuestra. En Latinoamérica nosotros llevamos, en algunos países, más de cien años, como en Panamá. En Colombia estamos hace 84 años.

En el país hay dos bancos que son mas antiguos que nosotros. Ellos son el Bancolombia y el Banco de Bogotá.

¿La digitalización es clave? Sí, esa una de las tendencias globales. Apunta a la población juvenil, uno como usuario termina haciendo las cosas desde el computador. Puedo hacer transferencias, pagos, inversiones y no necesariamente hay que ir al banco para hacerlo.

¿Cuál es el rango de edades que tiene como clientes? No tengo ese dato, pero a los de 35 ó 40 años para arriba les gusta más el banco que la digitalización, aunque deben haber excepciones.

¿Qué tipo de operación por Internet es la que predomina? Consultas de saldo es lo más común, les siguen transferencias y pagos de servicios públicos.

¿Cuántos clientes tienen con tarjetas de crédito? Tenemos 60.000 clientes. Cuando uno compara Citibank con el resto del sistema en Colombia, nuestra banca de consumo es bastante fuerte. Nosotros vamos a un segmento de la población alto, pero en tarjetas de crédito atendemos clientes que se ganan de un millón de pesos para arriba. La diferencia está en el servicio.

Con la compra de cartera el banco es fuerte. ¿Es feroz la competencia? Sí, y la gente debe entender que en la banca hay gran competencia. Los bancos nos estamos quitando los clientes unos con los otros y les ofrecemos cosas diferentes. Cuando se habla con un cliente y se le dice que lo llaman porque quieren que traslade la tarjeta de crédito estamos compitiendo y lo hacemos rebajando costos y tasas de interés.

¿En pocas palabras, hoy la ‘pelea’ está en las tasas de interés? Claro, cuando a uno lo llaman de otro banco para que se lleve la tarjeta del banco para el Citibank, la forma de atraer a ese cliente es con un gran portafolio de servicios más una tasa de interés competitiva. En este caso la tasa tiene que ser mejor, más baja.

¿Cuál es el promedio de la tasa de interés de ustedes? Es 29 %, más o menos. Estamos por debajo de la usura. Además, no tenemos ciertos cobros como sí los tiene la competencia. No cobramos la consignación a escala nacional, tampoco las transferencias a través de Internet, pero lo cierto es que la competencia ha venido bajando los costos en el mercado.

¿Cuál es su gran apuesta en el banco? Poner en marcha el cambio de plataforma tecnológica. Eso quiere decir que la parte de sistemas la estamos cambiando. Al usuario lo que le va a pasar es que se le van a proveer mejores servicios y mucho más rápido. Asimismo, podremos lanzar productos con más velocidad al mercado.

¿Cómo ve los bancos en diez años, se acabara el efectivo? El efectivo tenderá a morir, pero ese no es un tema que va a pasar de un día pa otro. En el país tenemos un inconveniente serio con el efectivo.

Si uno mira la relación del efectivo a cuentas corrientes de hoy, es exactamente la misma relación que existía en el país en 1945, proporcionalmente no ha habido una mayor bancarización porque el efectivo que se maneja por fuera de los bancos es el mismo que había en ese año. Eso se debe al 4 por mil y a la economía informal.

¿La gente se resiste a hacer transacciones por el 4 por mil? Claro, ese gravamen es tremendamente nocivo para la formalización y para la bancarización. La gente no quiere ir al banco porque le cobran el 4 por mil.

¿El banco qué le ofrece a la gente en banca de inversión, le ayuda a hacer uso de sus recursos? Sí. Tenemos una sociedad comisionista de bolsa y una fiduciaria. A través de ellas ofrecemos productos de inversión para los clientes colombianos en el país y en el exterior.