Latin America

Luis Anselmi// La larga mano K en Comodoro Py

La Venezuela chavista con desabastecimiento y la Argentina kirchnerista con cepo tendieron dos puentes. Uno ideológico, el relato antiimperialista. Y otro de negocios, la corrupción.

Esas maniobras estaban algo relegadas por las novedades diarias que salen de la cantera inagotable del ex ministro y ahora diputado De Vido, a la vez CEO de las operaciones secretas con Caracas.

Es una danza oscura de dos mil millones de dólares que hizo felices a unos pocos que contaron y todavía cuentan con blindaje judicial. Ha sido y es todavía el trabajo de Justicia Legítima por debajo del discurso populista y de las críticas a la corporación judicial.

Una estrella de ese firmamento vuelve a cobrar protagonismo. Se trata de Ana María Figueroa, presidente de una de las cuatro Salas de la Cámara de Casación, el máximo tribunal federal penal.

Figueroa es la jueza dilecta de Carlos Zannini, hombre de la primera horneada de la pingüinera. En noviembre ella denunció un extraño robo en su oficina de Comodoro Py y está investigada en el Consejo de la Magistratura por irregularidades en el manejo de expedientes.

Figueroa es la misma que votó a favor de sacar al juez Bonadio de la causa Hotesur y que participó de otra maniobra de Zannini: borrar a otro juez, Luis María Cabral, para evitar que se declarase inconstitucional el pacto con Irán.

También se la recuerda, como contó Carlos Pagni en La Nación, por otra gestión insólita.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

eldiscoduro.com
Cuando fue trasladada de la Sala II a la Sala I, le mandó al presidente de la Cámara un listado de las causas en las que pretendía seguir interviniendo.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

mundinews.com
Eran 13 y todas ligadas al caso AMIA, crucial para el kirchnerismo. No le hicieron caso.

No sólo la mano de Zannini aparece por detrás de la jueza. También la del polirubro de De Vido, que habría enviado a su despacho televisores y computadoras adquiridos en el plan Conectar Igualdad.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

economiavenezuela.com
La dádiva derivó en un escándalo protagonizado por otro juez de Casación, Juan Carlos Gemignani, de origen radical y enfrentado a Figueroa.

Cuesta entender lo que hizo Gemignani aún siendo un hombre de reacciones imprevisibles: mandó presa aunque por unas horas a una secretaria judicial que desobedeció su orden de inventariar las cajas aportadas por De Vido.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

economiavenezuela.com
La historia continuará en el Consejo de la Magistratura.

Lo que no cuesta entender son los puentes que se aclaran entre el régimen bolivariano y el kirchnerista.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

www.entornointeligente.com
Porque el relato grandilocuente y las invocaciones al poder popular encubrían sobreprecios, plata sucia y complicidades.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

xn--elpaisdeespaa-tkb.com
Y por lo que se ve ahora, contrabando y lavado.

.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

Tags: Venezuela

Con información de: El Clarín

About the author / 

mundiadmin

Related Posts

North America

Europe

Asia

Latin America

MundiSports