Sonia Domínguez D. sdominguez@editoraperu.com.pe

Como resultado del crecimiento del mercado laboral de manera descentralizada, lo cual contribuye a la generación de nuevos ingresos para las familias, la desigualdad económica en el Perú muestra una tendencia a disminuir, aseguró el catedrático de la Universidad ESAN Santiago Roca

Este significativo avance se evidencia por el crecimiento sostenido de la demanda interna. “El ingreso per cápita ha ido aumentando, pero lo más importante es que el nivel de vida de los sectores de menores ingresos también mejoró, aunque lentamente”, sostuvo al Diario Oficial El Peruano.

   Esta evolución, explicó, se constituye en un primer avance que debe complementarse con políticas de promoción sectorial para impulsar las actividades de menores ingresos, sobre todo en la Sierra y en la Selva.   Mejoras

Para obtener resultados superiores, Roca sugirió revisar la política tributaria y hacerla más progresista. “Eso quiere decir que paguen más impuestos aquellas personas o agentes económicos que reciben más ingresos”.

Roca dijo que habría una ligera distorsión en la medición de la desigualdad. Ello se debe a que las familias de zonas alejadas no tienen acceso a los mercados y eso da la apariencia de que no poseen ingresos.

“Pero sí los tienen, aunque son pequeños y los destinan al autoconsumo. En este caso figuran sus animales y cultivos, lo cual no es valorado en las cuentas nacionales”, manifestó.

De este modo, enfatizó, no se mide el ingreso que está detrás de los productos de autoconsumo. “Por ello los indicadores muestran una mayor desigualdad”, puntualizó. Roca consideró que un aspecto que contribuye con la disminución de la desigualdad en el país es la reducción de la pobreza. En este caso, destacó el papel que desempeñan los programas sociales.

 El catedrático de la Universidad Esan manifestó que la desigualdad económica tiene un efecto negativo en el producto bruto interno (PBI) y en la inflación.

 ”Indica un distanciamiento significativo entre los miembros de una sociedad por sus ingresos. Esta situación genera conflictos y disociación social, lo cual termina contribuyendo con la delincuencia y la inseguridad”.

Oportunidades

En tal sentido, precisó que la reducción de la desigualdad económica también implica la creación de oportunidades para la educación. No obstante, comentó que sus resultados se observan recién en el mediano plazo.

“Las becas y los programas de capacitación que promueve el Gobierno aportarán a la reducción de la desigualdad”, anotó, tras señalar que los resultados se apreciarán con más énfasis después de 5 a 10 años .

Para Roca, los mayores índices de desigualdad están en Lima. “Otras regiones pueden ser pobres, pero la distancia entre las personas de mayores ingresos y menores ingresos es corta”.

Por ello considera necesario realizar un mayor trabajo en Lima para reducir la desigualdad, de lo contrario seguirá avanzando la delincuencia.

Cifras

8 millones de personas salieron de la pobreza en el Perú en últimos 10 años, según el CAF.

6,134 dólares será el PBI per cápita en el Perú a registrarse a finales de este año.

5.3% creció la recaudación tributaria del Perú en octubre pasado.