El dólar continúa con su tendencia de “sube y baja”, y ayer registró un alza de 0,27%, con un mercado que estuvo algo más volátil al influjo de las intervenciones de bancos privados tanto del lado comprador como vendedor.

Las compraventas interbancarias de la víspera se promediaron a $ 22,644, muy cerca del máximo en cuatro años alcanzado el martes. De esta manera, la divisa acumula un ascenso de 0,24% en septiembre y de 16,73% en 2013.

Por su parte, el Banco República (BROU) incrementó cinco centésimos la pizarra hasta $ 22,35 (compra) y $ 22,90 (venta).

El inicio de la sesión fue con una leve tendencia al alza en el dólar a nivel local, con los operadores atentos al alza inicial del dólar en Brasil, dijeron a El País agentes cambiarios consultados.

Sin embargo, luego el mercado local se desprendió de la evolución en Brasil donde el dólar comenzó a perder fuerza, y el circuito permaneció bastante tranquilo.

La variación diaria de la divisa en el vecino país fue de un fuerte descenso de 1,37% a 2,3243 reales.

Ya en la tarde se dio un nuevo empuje al alza ante las compras de algunos bancos privados y AFAP, que llevó al dólar hasta un máximo intradía de $ 22,75.

Sin embargo, hacia el cierre aparecieron varios tomadores de ganancias, lo que hizo bajar nuevamente el dólar hasta cerrar la jornada en $ 22,60, el mismo nivel de cierre del miércoles.

Los agentes consultados coincidieron en que es de esperar que la divisa pueda tener un rebote a la baja hoy tras los niveles elevados alcanzados ayer y por la tónica vendedora con la que finalizó el mercado.

Por medio de las pantallas de la Bolsa Electrónica de Valores (Bevsa) se operaron en la víspera un total de US$ 14,4 millones.

El país.com.uy