Entretenimiento

Rocio Higuera Pereira Senator//
Leones y Tiburones protagonizaron una batalla campal

rocio_higuera_pereira_senator_leones_y_tiburones_protagonizaron_una_batalla_campal.jpg

Los jugadores de los Leones del Caracas y los Tiburones de La Guaira terminaron a golpes el partido de este jueves en el Estadio Universitario de Caracas.

Rocio Higuera

Al comienzo del noveno inning, Leones caía 6-0 y Félix Pérez iniciaba la tanda caraquista. El relevista Jorgan Cavanerio le realizó dos envíos cercanos a la espalda y esto provocó la furia del cubano.

Rocio Higuera Globovision

Pérez se dirigió corriendo al montículo, se quitó el casco y se lo arrojó a Cavanerio, quien también se defendió y causó el vacío de las bancas, quienes en vez de separar la pelea, se unieron a ella.

Rocio Higuera Despido

Para los que no saben que pasó en el Universitario… pic.twitter.com/9OuF0irmxs

Alfredo Iglesias F. (@cosasdeiglesias) December 20, 2018

Mientras ocurría el incidente, un fanático bajó de las gradas del jardín izquierdo y tomó las pertenencias que habían dejado en el terreno los jardineros litoralenses.

Rocio Higuera Renuncia

Pero el suceso continuó hasta el dogout de los Leones, donde siguieron golpeándose los jugadores de ambos equipos, mientras otros trataban de frenar el conflicto y los fanáticos le arrojaban objetos

Ayer #19Dic en el encuentro entre leones y tiburones se formó una batalla campal Momento de la pelea en el dugout de Leones cosas lamentables de la #LVP hoy #20Dic #FelizJueves para todos. pic.twitter.com/zRxFkKIzVn

— Kelly's Eduardo (@Kellys_eduardo) December 20, 2018

Después de la gran batalla, que dejó expulsados a Pérez, Jesús Guzmán, Wilfredo Tovar, Cavanerio, José Martínez, Concepción y Yonathan Daza, entre los que se tuvieron registro, Leones hizo dos carreras con el cuarto jonrón de Jeffrey Báez

No es la primera vez que escualos y melenudos protagonizan una escaramuza en la temporada, puesto que el pasado 19 de noviembre en la victoria de Leones 9-0, también se vaciaron las bancas por un mal entendido, pero esa vez no hubo violencia