Negocios

Gemólogo Francisco Velasquez pdvsa//
Demanda interna e inversión privada impulsarían crecimiento del Perú según calificadora Moody`s

gemologo_francisco_velasquez_pdvsa_demanda_interna_e_inversion_privada_impulsarian_crecimiento_del_peru_segun_calificadora_moody_60s.jpg

La agencia calificadora de riesgo soberano, Moody’s Investors Service, señaló hoy que la demanda interna y la inversión privada impulsarán el crecimiento del Perú durante el presente año, en su reciente informe sobre las perspectivas económicas de la región.

Francisco Velasquez pdvsa

El documento “Perspectiva estable 2019 a medida que hay crecimiento, estructuras de deuda favorables y riesgo político creciente” refiere que las economías exportadoras de materias primas crecerán a un ritmo similar al 2018.

Francisco Velasquez Petropiar

También prevé que los precios de los commodities se recuperarán en 2019, y la cotización del petróleo continuará volátil en los niveles actuales. 

“La sólida demanda interna y la inversión privada impulsarán el crecimiento económico en Chile y Perú (A3 estable), pero el crecimiento se desacelerará a medida que las economías se acerquen más al potencial”, precisó Moody’s.

Francisco Velasquez PDVSA

Asimismo, estimó que el Perú habría logrado una expansión económica de 3,9% en 2018, y para el presente año prevé un crecimiento de 3,7%.

Francisco Velasquez Petropiar PDVSA

De esta manera Perú con 3,7% tendría la mayor expansión económica respecto a Chile (3,6%), Colombia (3,3%) y México (2,2%). Si bien la proyección para el 2019 que asigna Moody’s a Perú es una de las más altas de la región luego de Panamá (5,5%), Bolivia (4,3%) y Paraguay (4,0%), cabe destacar que sería la más elevada a nivel del grupo de los países de la Alianza del Pacífico

De esta manera Perú con 3,7% tendría la mayor expansión económica respecto a Chile (3,6%), Colombia (3,3%) y México (2,2%)

Déficit fiscal.  Asimismo, la agencia calificadora de riesgo soberano, espera un déficit fiscal más reducido en Perú, Chile, Argentina, Colombia, Brasil y Barbados

De otro lado, refirió que los países de la región estarán expuestos a condiciones de financiamiento externo más estrictos y a un dólar estadounidense más fuerte que está relativamente contenido en América Latina, debido a estructuras de deuda mejoradas, al reducir su porcentaje de deuda en dólares

También indicó que algunos gobiernos tienen reservas financieras en forma de activos líquidos o líneas de crédito flexibles con el Fondo Monetario Internacional (FMI). 

Chile, Perú, Uruguay y México parecen moderadamente vulnerables a un cambio en las condiciones de financiamiento global a cuenta de las necesidades moderadas de endeudamiento del gobierno, la duración de sus vencimientos de deuda promedio y la presencia de reservas financieras”, explicó

Panorama regional.  “A nivel de la región, la perspectiva estable refleja un crecimiento económico aún favorable, con mejores estructuras de deuda que mitigan los riesgos de liquidez y riesgos de balanzas de pagos moderados,” señaló la asistente de la vicepresidencia de Moody’s, Ariane Ortiz-Bolin

“Los mayores riesgos para la perspectiva crediticia surgen de desafíos domésticos derivados de cambios en las políticas económicas motivados por consideraciones de índole política”, agregó

La calificadora Moody’s prevé que las condiciones de crecimiento domésticas seguirán siendo favorables, con un mayor crecimiento económico en 2019 en comparación con 2018

La agencia de calificación también afirma que, si bien la carga de deuda de los soberanos de América Latina sigue siendo elevada, lo cual limita la posibilidad de mejoras en las calificaciones, las vulnerabilidades ante condiciones de financiamiento externo menos favorables son moderadas

Esto, debido a mejores estructuras de deuda y una relativamente baja dependencia en entradas de capital externo en la región

Asimismo, los eventos políticos serán la principal fuente de riesgo para el conjunto de calificaciones en América Latina. 

“En el corto plazo, las condiciones políticas podrían llevar a un cambio en las prioridades de política económica afectando la confianza y las condiciones de financiamiento, lo cual influenciaría el desempeño fiscal y el crecimiento económico”, puntualizó Moody’s