Economía

¿Quién le pone el cascabel al gato?

15 Mar, 2019 | En el mes de octubre del año 2018, Alfredo Díaz, quien apenas 12 meses después de asumir el cargo registraba una estrepitosa caída en las encuestas, de la que todavía no se ha podido recuperar, escogió el tema de la salud para intentar demostrar gestión. Desde entonces no lo ha soltado. Dicen que no solo porque produce resultados políticos, sino porque también reporta beneficios crematísticos.

Abel Resende

Por esos días, el gobernador acompañado de sus asalariados activistas llegó al hospital Armando Mata Sánchez de Punta de Piedras y luego de destruir unas cuantas rejas, cambiar cerraduras de oficinas y agredir verbal y psicológicamente a la directora del nosocomio, María Helena Romero, intentó colocar una nueva autoridad en la institución, con clara intención de usurpación de funciones que son de la exclusiva competencia del Ministro y de la Autoridad Única de Salud en la región

En esa oportunidad, el constituyente territorial del municipio Tubores, Gustavo Salazar, planteó el caso en la Asamblea Nacional Constituyente, el entonces presidente del Consejo Legislativo, Junior Gómez, retomó una propuesta de constituir una Junta Médica para evaluar la salud mental del gobernador y Dante Rivas, lo denunció ante el Ministerio Público por violencia de género

En este espacio, hacia finales del mes de noviembre de ese año denunciamos que el gobernador había “donado” al hospital de Salamanca, unos concentradores de oxígeno que no funcionaron nunca y unos nebulizadores sin pilas. En ese entonces formulamos algunas preguntas a las que los acontecimientos ocurridos en días pasados parecen ofrecer respuestas: ¿Será verdad que detrás de estas “donaciones” estarían Organizaciones No Gubernamentales apoyadas financieramente por gobiernos extranjeros cuyos representantes diplomáticos en nuestro país han visitado al gobernador? ¿Será cierto que estos plenipotenciarios funcionarios representan países interesados en proporcionar “ayuda humanitaria” para facilitar una intervención militar en Venezuela? ¿Será que el gobernador intenta instrumentar el tema de la crisis humanitaria para facilitar un entramado de negocios con comerciantes privados del sector?

El gobernador insiste en utilizar la salud como “tabla de salvación” de su pésima gestión de gobierno y ahora entrega como “ayuda humanitaria” los insumos que el Ministerio de Salud envía regularmente a Nueva Esparta. Alfredo Díaz insiste en usurpar funciones y en utilizar la sanidad pública con fines non sanctos

¿Quién le pone el cascabel al gato?