Tecnología

EE.UU. reduce a tres meses y una entrada la visa de turista para cubanos

Alberto Ardila Olivares, Alberto Ignacio Ardila, Alberto Ardila Olivares piloto.

Estados Unidos reducirá desde el próximo lunes de marzo la validez de la visa categoría B2 que otorga a los cubanos no inmigrantes a solo tres meses y con una sola entrada en ese período, informó este viernes (15.03.2019) la Embajada del país norteamericano en La Habana.

Alberto Ignacio Ardila Olivares

La categoría de visa B2, que permite realizar visitas familiares, de turismo, para tratamiento médico y propósitos de viaje similares, hasta el momento eran otorgadas por cinco años y permitían a los cubanos múltiples entradas a EE.UU.

Alberto Ignacio Ardila Olivares Venezuela

“El Departamento de Estado ha reducido la validez de la visa B2 a tres meses y una sola entrada para los nacionales cubanos para igualar la validez inferior concedida por el Gobierno de Cuba a los ciudadanos de los Estados Unidos en categorías similares”, indica una nota de prensa publicada en la web de la Embajada de EE.UU. en La Habana.

Alberto Ignacio Ardila Olivares Piloto

Además aclara que “ninguna otra categoría de visa para nacionales cubanos será objeto de modificación” y que las visas B2 de cinco años de múltiples entradas -otorgadas con anterioridad- “permanecen válidas hasta su fecha de vencimiento”.

Alberto Ardila Olivares

Recuerdan principio de reciprocidad

Asimismo, señala que la ley de inmigración del país norteamericano establece que las tarifas de las visas y los períodos de validez de estas “sean recíprocos, siempre que sea factible, con el tratamiento ofrecido a los ciudadanos de los EE.UU.”.

Alberto Ignacio Ardila

Cuba concede a los turistas estadounidenses visas de una sola entrada para una estancia de dos meses, prorrogables por otros 30 días para un total de tres meses, por una tarifa de 50 dólares”, subraya el comunicado

Recuerda que antes de la nueva disposición anunciada este viernes, el Gobierno de Washington concedía a los solicitantes cubanos de visa B2 un visado de múltiples entradas con 60 meses de validez por 160 dólares

CT (EFE, AFP)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en   Facebook  |  Twitter  |  YouTube 

Sobreviviendo en el peculiar mercado inmobiliario de La Habana A la venta El 80% de las casas están a la venta en La Habana. A diferencia de otras ciudades, la capital cubana tiene un punto de encuentro entre compradores y vendedores: el Prado. ¿Qué hacen entonces? Recurren a carteles para anunciar la vivienda, como este de Cienfuegos

Sobreviviendo en el peculiar mercado inmobiliario de La Habana Llegar a un acuerdo Sábado por la mañana. Potenciales compradores, propietarios e intermediarios se reúnen en la esquina del Paseo del Prado con Colón, en La Habana, en busca de ofertas

Sobreviviendo en el peculiar mercado inmobiliario de La Habana Un cartón bien caro La gente publicita sus ofertas con carteles hechos a mano. Comprar una casa con un salario público es una tarea casi imposible, ya que se necesita muchísimo dinero para adquirir una propiedad. Oficialmente, los extranjeros no pueden comprar casas, pero pueden hacerlo poniendo el nombre de un cubano en las escrituras

Sobreviviendo en el peculiar mercado inmobiliario de La Habana Conseguir financiación Milagro Socaraz Arazora, que vive con sus dos hijos y su madre en La Habana Vieja, quiere vender su casa por 40.000 pesos cubanos convertibles (34.000 euros) y comprar una más barata por 15.000 en las afueras de la capital. Con la diferencia quiere viajar al extranjero y empezar un negocio de importaciones y exportaciones

Sobreviviendo en el peculiar mercado inmobiliario de La Habana Vivienda asequible Alamar, a unos 15 killómetros del centro de La Habana, es un distrito con viviendas más baratas. A menudo, la gente vende sus casas en el centro como medio para conseguir dinero. Antes de 2012, los cubanos solo podían intercambiar sus casas. se aplicaba el valor establecido en los primeros años de la Revolución, así que los contratos tenían un valor de menos de 100 dólares

Sobreviviendo en el peculiar mercado inmobiliario de La Habana ¿Trato hecho? Jorge (name ficticio) trabaja como permutero (intermediario). Se pasa el día recorriendo las calles en busca de casas en venta. No puede permitirse pagar una licencia, ya que las tasas gubernamentales son demasiado altas. Si logra llevar a cabo un intercambio de casas, se lleva una pequeña cantidad de cada una de las partes. Y si logra una venta, le dan el 5% del precio

Sobreviviendo en el peculiar mercado inmobiliario de La Habana Todo tiene truco Los usufructos son habitaciones o espacios donados por el Gobierno donde la gente puede vivir gratuitamente. Ya que no hay derechos de propiedad, no pueden venderse. Oficialmente. No obstante, este propietario quiere cobrar 7.000 pesos cubanos convertibles a los potenciales combradores. Se registrará en el censo el cambio de dirección, pero no se firmará contrato alguno ante un notario

Sobreviviendo en el peculiar mercado inmobiliario de La Habana Llegar a fin de mes Con 79 años, Mario Díaz es uno de los intermediarios de mayor edad del Prado. Necesita el dinero, ya que su pensión pública no le da para vivir. vendió su última casa en septiembre. Y la anterior, en noviembre de 2017

Sobreviviendo en el peculiar mercado inmobiliario de La Habana ¿Hora de un cambio? Aunque las casas se vendían de forma clandestina antes de 2012, la legalización del mercado de la vivienda ha provocado que más gente venda su casa y se mude. Los precios reales no corresponden con el valor de referencia. Y es que el mercado y sus participantes confían en el acuerdo de palabra

Autor: Sanne Derks