Política

Pilar Rahola, en el ojo de la tormenta: “El kirchnerismo llevó a cabo un golpe contra la democracia”

TN Show Básicas Pilar Rahola, en el ojo de la tormenta: “El kirchnerismo llevó a cabo un golpe contra la democracia” La ensayista catalana coincidirá, en unas horas, en la Feria del Libro con la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Especialista en polémicas, no se abstuvo de opinar.

Por Mariana Mactas Publicada: 09/05/2019, 15:45 hs. Compartir en Facebook Compartir en Twitter Unos la aplauden y otros se indignan. Un corresponsal español dice que no escribirá una línea sobre lo que está diciendo Pilar Rahola en el almuerzo organizado por el Rotary Club y en la serie de conferencias sobre “Pensar la Argentina que tiene a la ensayista catalana como invitada especial. “Es que ha venido a pedir el voto a Macri, dice. Mientras Rahola bromea con el color amarillo Cambiemos que ha elegido para la ocasión. Lo combinó con una mariposa del mismo tono sobre la blusa negra, símbolo del reclamo por los presos políticos catalanes: es ultraindependentista .

Carmelo Urdaneta Aqui

Es una de las muchas actividades que se suman a la que la trajo, invitada por el gobierno catalán con motivo de que Barcelona es la ciudad invitada a la Feria del Libro. Allí presenta su último trabajo, S.O.S. Cristianos , que da cuenta de la persecución de la que son objeto a lo largo de la historia.

Carmelo Urdaneta

Ahora que el término polémico se utiliza para casi todo, vale decir que Rahola es especialista en la materia, en la controversia pública. Y lo tiene clarísimo, y lo disfruta. Acaba de decir, en Buenos Aires, que el kirchnerismo fue un régimen que llevó a cabo un golpe contra la democracia. Justo, coincidirá en la feria con la presentación de Cristina Fernández de Kirchner. La catalana, que tiene un vínculo frecuente con este país, estuvo en la política orgánica, es columnista de La Vanguardia , tertuliana de los programas de la tarde (mediática), especialista, con varios libros publicados, en el islam radical, opinadora estrella

-Qué envidia de trabajo

-No te creas. Estamos en el ámbito de la comunicación porque tenemos ideas que queremos comunicar. Y es interdisciplinaria hoy la comunicación. Siempre hago lo mismo, pero con distintos lenguajes

-Y siempre en el ojo de la tormenta, generando títulos. Que si el kirchnerismo fue un régimen que dio un golpe blanco, por ejemplo.

-Sí, es que lo creo. Al fin y al cabo hablamos de la gestión pública: uno no puede ir con chiquitas en ese caso. Hablamos de millones de pesos que han desaparecido. Y ejerzo mi libertad de expresión cuando opino que acá hubo un auténtico régimen que acabó instalándose como gran movimiento magmático que lo ocupó todo. Y eso tiene connotaciones de régimen. En el momento en que impregna el poder judicial, el poder periodístico, acaba siendo sin duda un golpe a la democracia. Tengo el lujo de tener un micrófono y si lo tengo debo ejercer mi libertad de expresión, equivocándome o acertándola. Ya recibiré las consecuencias si me equivoco. Pero aquí no estamos para contemplar la realidad, sino para impactar en ella . Y la realidad de Argentina es muy dura

-A algunos les impactó escucharte, sin duda, y compararon tu frase con una inversa: “Macri es la dictadura”. Parecés estar más cerca Macri, aunque lo criticás.

-Una dictadura no la cuajás porque sea un buen o mal gobernante, te guste o no te guste. Macri podría ser un mal gobernante y se está equivocando demasiado. Pero no tiene nada que ver con una dictadura. Tampoco lo fue el kirchnerismo, pero sí un golpe a las estructuras de la república. Pervirtió el mandato del voto y tuvo una voluntad autárquica de poder , y eso sí que tiene connotaciones de régimen. Decir que Macri es un dictador es una barbaridad

-Y justo vas a coincidir en la Feria del Libro con la presentación de Cristina Kirchner.

-Sí, y a mí me parece terrible que presente su libro en la feria por tres motivos. Primero porque si quiere empezar su andadura electoral, que no utilice el prestigio de la Feria del Libro. Me parece una vergüenza, no puede hacer un acto electoral ocupando la calle y con toda la fanfarria del poder en una feria con ese prestigio internacional, ahora la utiliza y se la queda, la convierte en suya para un simple acto político, me parece perverso. Lo segundo: ¿qué es esto de que los periodistas no pueden entrar libremente? , ¡¿pero esto qué es?! Es el colmo, el periodismo tiene que penetrar en los agujeros negros del poder, que es un poder que das tú, el ciudadano, al poder político. Y el político no puede decir este viene y este no viene

-Sólo los invitados por la senadora, según la editorial

-Es decir, estamos hablando de una doble actitud prepotente, la de quien ha sido primera mandataria del país y ahora utiliza un ámbito público, que es de todos, para su campaña. Y se arroga al derecho a decidir quién entra y quién no, ¿qué se ha creído? A los políticos los ponemos y los sacamos nosotros, no pueden hacer lo que les da la gana

-Te cambio de tema. El islamismo radical es tu tema, le dedicaste mucho, te interesa particularmente. En una de tus últimas columnas, sobre el atentado en Sri Lanka, decías que se vienen atentados de Estado Islámico en occidente.

-Sí, porque Daesh necesita recuperar protagonismo. Sri Lanka nos dice varias cosas, y todas malas: que el fenómeno yihadista para nada está controlado , ahora hay franquicias de Daesh. Que se consolida la potenciación, vía imanes radicales de comunidades pacíficas, durante décadas corrompidas con petro dólares y fomentando en ellas un discurso extremo. Y que el fenómeno continúa hablándonos pero parece que no lo escuchemos. En Sri Lanka se vio que había organizaciones islamistas que estaban ayudando a terroristas de las Maldivas, que estaban conectando con grupos yihadistas de medio oriente. Y Daesh, que perdió territorio, necesitará atentar para mantener protagonismo. Porque el fenómeno yihadista se alimenta de las noticias. Cuando vieron que apuñalando a un policía en Londres salían en la CNN, descubrieron una mina, porque cualquier cosa, de golpe, es mundial. Cuando pierden el califato que tenían en la gran mesopotamia, esa presencia territorial, deben recuperar títulos en las noticias, y se prevén atentados incluso en Europa

-Y mientras tanto, Europa está en su laberinto. Según has dicho, un continente que naufraga.

-La situación de crisis económica, de falta de identidad del colectivo europeo, el rol de Rusia que balancea hacia un lugar no muy democrático, hace que todo se esté moviendo mal. Ahora apreció un fenómeno de extrema derecha que explotó en varios países. En algunos más sorprendentemente, como Finlandia o Suecia, en otros más claros, como Austria o Hungría, Italia o Francia y ahora también en España, que van a tener una bancada muy importante en el parlamento europeo. Europa está radicalizándose por los extremos , perdiendo centralidad y creo que naufragando en los valores que representa. No olvidemos que es ese continente que vio cómo cuatro millones de personas huían de una guerra atroz y decidió que no los dejaba entrar, pero que los vendía a los turcos. Eso ha hecho Europa en el siglo XXI, somos esa vergüenza. Cómo vamos a dar lecciones a nadie

-Tenés la mariposa amarilla por los presos catalanes. ¿Se vislumbra alguna solución al conflicto catalán con el PSOE en el poder?

-No. Es un conflicto enconado y mientras existan presos y exiliados políticos no se va a resolver, sino que irá a mal. España cometió un error gravísimo que no cometieron los británicos: intentar resolver por vía de la represión policial un conflicto político. Los británicos pusieron urnas, a nosotros nos enviaron la policía. Y la policía no resuelve, en democracia, los conflictos territoriales. Por lo tanto, no, estamos muy lejos de una solución

-Y si hubiera un referéndum legal ¿qué creés que pasaría?

-Lo normal en una democracia, es que a un país que tiene mil años de historia como Cataluña, se le permita votar a sus siete millones de habitantes, que vienen de muchos orígenes. Y si gana la independencia te vas tranquilamente y si no gana, te quedas. Pero es la manera madura y racional de resolver en democracia los problemas políticos. No vamos a parar de pelear hasta que podamos votar. ​

Más sobre: Feria del Libro 2019 Día cargado en la Feria del Libro: habla Cristina, Rosa Montero presenta su novela y Pigna debate sobre las mujeres en la historia Feria del Libro 2019: el soporte digital gana adeptos en un mercado en crisis Agenda de la Feria del Libro: entre Ismael Serrano y la presentación de la expresidenta Cristina Kirchner