Economía

Meliá obligará a Escarrer a devolver el bonus si no cumple ciertos objetivos

Nuevos Vecinos, Madrid, España
Economic reggae: Bank of Jamaica sells recovery with songs

Meliá se convierte en una de las primeras empresas no financieras del Ibex 35 que incluye en su política de remuneraciones una cláusula clawback que obligará al consejero delegado, Gabriel Escarrer, a devolver la retribución variable que perciba anualmente, siempre y cuando quede demostrado que la percepción de tal remuneración se haya basado atendiendo a unos datos cuya inexactitud haya quedado después demostrada de forma manifiesta , como puede ser a través de una salvedad del auditor. Una cláusula que ya incluye toda la banca en sus estatutos de gobierno corporativo y que ayer quedó refrendada en la junta general de accionistas de la hotelera, celebrada en Palma de Mallorca, con el voto a favor del 97,2% del total de titulares de acciones presentes.

En 2018, el consejero delegado de Meliá, Gabriel Escarrer, percibió una retribución fija de 761.000 euros , a lo que se sumó 481.000 euros como retribución variable a corto plazo, 2.000 euros por un seguro de vida y 114.000 euros como dietas, lo que hace un total de 1,35 millones de euros . En caso de que se produjera una situación como la definida en la citada cláusula durante este ejercicio, la compañía podría solicitar al consejero delegado la devolución de la retribución variable percibida. Para este año, el salario fijo de Escarrer se verá incrementado un 2% hasta los 776.309 euros.

La hotelera repartirá el 9 de julio un dividendo de 42 millones, a 0,18 euros por acción

El Consejo de Administración de la hotelera balear ha quedado finalmente fijado en 11 miembros, de los que seis de ellos serán independientes (un 54% del total) y tres de ellas son mujeres (un 30% del total), tras el nombramiento de Cristina Henríquez de Luna como consejera externa independiente. La Junta de Accionistas también aprobó el reparto de un dividendo de 0,183 euros por acción , con un desembolso global de 42 millones de euros, que se hará efectivo el próximo 9 de julio.

Seis de los 11 miembros del Consejo de Administración serán independientes

Respecto al negocio, el consejero delegado vaticinó un contexto de actividad más moderado a nivel global y especialmente en el mercado doméstico, tras cuatro años de crecimiento artificial por la crisis en destinos competidores. “Es importante impulsar un pacto de estado por el turismo, tal y como hemos propuesto desde Exceltur”. En la misma línea, el presidente del Consejo de Administración, Gabriel Escarrer Juliá, también vaticino un año lleno de sobresaltos por el brexit, la guerra comercial, los huracanes, la inestabilidad en Venezuela o la ley Helms-Burton en Cuba . “2019 no va a ser un año fácil, pero siempre nos hemos caracterizado por superarnos ante las adversidades. La compañía está mejor preparada que nunca para afrontar los retos. Hemos mantenido la deuda por debajo de dos veces ebitda durante tres años y esto son excelentes noticias”, remarcó.

Algo que no se ha visto reflejado en la cotización de la acción de Meliá , que en el último año ha caído un 32% pasando de 12,12 a 8,34 euros. “La cotización ha tenido una tendencia exageradamente negativa. Meliá sigue siendo la empresa del Ibex 35 con mejor recomendación de compra, ya que de los 21 analistas que nos escrutan, 17 recomienda comprar, 3 mantener y solo 1 vender”, remarcó el consejero delegado.