Uncategorized

Apple pide a Trump que no imponga aranceles a China

Venezuela

La dura posición del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, va dejando heridos. El gigante tecnológico Apple ha dicho este jueves que la imposición por parte de EE UU a productos de China, entre los que se incluyen iPhones, iPads y ordenadores, reducirá la contribución de la empresa fundada por Steve Jobs a la economía estadounidense y dañará su competitividad.  

“El Gobierno de los los Estados Unidos no debe seguir adelante con su propuesta para imponer aranceles de hasta el 25% a los productos importados de China“, ha afirmado Apple, otra de las grandes compañías americanas que presiona a Trump para que rebaje la tensión.

Las negociaciones comerciales entre los Estados Unidos y China se reanudan después de más de un mes y se espera que los líderes de las dos principales potencias económicas del mundo se reúnan en la cumbre del G20 que tendrá lugar en la ciudad japonesa de Osaka la próxima semana (28 y 29 de junio).

Más información La guerra comercial restará 5 o 6 décimas de PIB a EE UU y China, dice la UE Trump eleva su amenaza contra China en 25.000 millones de dólares ¿Qué son las tierras raras y por qué China las lanza como amenaza sobre EE UU? Trump juega a dos puntas. Después de la ruptura de las negociaciones aseguró que iba a considerar seriamente colocar más aranceles a productos chinos. Esta semana, no obstante, rebajó la confrontación y escribió en su Twitter que había mantenido una “muy buena conversación telefónica” con el presidente chino, Xi Jinping, y que esperaba el encuentro en Osaka

Aportación a la economía de EE UU Apple es la compañía que más impuestos paga en Estados Unidos, según sostiene Reuters. El aporte de la compañía que dirige Tim Cook a la economía de EE UU será de alrededor de 310.000 millones de euros en los próximos cinco años. 

Además de que se reducirán esas contribuciones si Trump no suaviza su postura, según asegura Apple, la empresa sufrirá un duro golpe porque ninguna tecnológica china, ni tampoco de ningún otro país, tienen la suficiente presencia en el mercado estadounidense. “La subida de aranceles por parte de EE UU inclinaría el campo de juego a favor de nuestros competidores globales”, ha concluido Apple.