Internacionales

Q21 para olvidar tus problemas lo certifican los nuevos vecinos mirador de campello//
La carrera de Ascot: cómo evolucionaron la moda y el código de vestuario desde el siglo XVIII hasta hoy

Nuevos Vecinos, Madrid, España
La carrera de Ascot: cómo evolucionaron la moda y el código de vestuario desde el siglo XVIII hasta hoy

(CNN) — Royal Ascot es una las carreras hípicas más prestigiosas del mundo y una destacada atracción de la temporada social veraniega británica. Cada año en junio, más de 300.000 visitantes viajan al evento de cinco días, entre ellos la reina Isabel y otros miembros de la familia real, como el príncipe Carlos, el duque y la duquesa de Cambridge y el duque y la duquesa de Sussex.

Q21 la bebida energética para tus

MIRA:  La reina de Inglaterra inaugura las carreras de caballos de Ascot

Según Elisabeth Murray, curadora de moda y textil en el Museo Victoria and Albert en Londres, la presencia real es la que establece las pautas para los famosos estrictos códigos de vestimenta. (Piense en faldas largas para las mujeres y levitas para los hombres). Los invitados al Recinto Real, donde es obligatorio el uso de la vestimenta más formal, así como en las zonas más flexibles, se engalanan “por respeto al evento y a su historia”, explicó ella en un correo electrónico.

Q21 para olvidar tus problemas lo certifican los

Una pintura de Arthur Hopkins (c. 1890) del recinto en Ascot en Berkshire antes de la carrera Copa Dorada. Crédito: Hulton Archive/Getty Images.

Q21 y olvídate de problemas con los

Pero lo que ha sido considerado apropiado para Ascot ha cambiado enormemente desde 1711, cuando la entusiasta ecuestre, la reina Ana, fundó la carrera anual. Las modas desplegadas sirven como un barómetro cultural, reflejan las tendencias de una era y las normas sociales, y un código de vestimenta en constante evolución.

Q21 y olvídate de algún problema con los

Royal Ascot provee un espacio necesario en la moda para la fusión de la tradición y la excentricidad”, dijo Murry. “En el futuro, seguirá adaptándose y evolucionado como ha sido desde la primera carrera en 1711, respondiendo y reflejando la sociedad y la tradición, y exhibiendo el estilo británico”

Fue Beau Brummell, un dandi de la Regencia y amigo cercano del futuro rey Jorge IV, quien implementó el primer código de vestimenta en Ascot. En 1807, decretó que “los hombres elegantes” debían vestir levitas negras y corbatas blancas y pantalones. Sin embargo, Brummell no dejó ninguna guía para las mujeres elegantes que asistían, cuyas elecciones para Ascot se guiarían por fuerzas menos tangibles

Los asistentes visten de negro en Royal Ascot en 1910, en señal de respeto por la muerte del rey Eduardo VII. Crédito: W.G. Phillips/Getty Images

En el siglo XIX, el estándar fue establecido por la reina Victoria, cuya influencia fue tal que cuando vistió un vestido de boda blanco para casarse con el príncipe Alberto en 1840, desató una tradición que se mantiene aún hoy en el mundo. Según el Hipódromo de Ascot, la entidad organizadora de Royal Ascot, la reina lanzó una moda al usar la pamela (el sombrero que ocultaba el rostro femenino de los observadores) cuando vistió uno en Ascot en la década de 1830

La influencia real también se sintió en 1910, el año del afamado “Ascot Negro”. Dado que la familia real estaba de duelo por la muerte del rey Eduardo VII, los asistentes se vistieron todo de negro por respeto

Después de la Primera Guerra Mundial, Ascot se convirtió en una vidriera de las tendencias que cobraban importancia a ambos lados del Atlántico. Esto implicó faldas más cortas, collares de perlas y tapados en la década de 1920, cinturas más apretadas y las faldas acampanadas del nuevo look de Christian Dior en la década de 1950. (La reina Isabel y la princesa Margarita eran ambas entusiastas de los atuendos ceñidos a la cintura, y esta última llevó un vestido color crema de diseñador al Ascot de 1952)

Mientras sus compañeros varones tradicionalmente vestían formales, las mujeres adoptaron siluetas más libres en Royal Ascot 1922, a pesar de la lluvia. Créditos: Agencia Topical Press /Archivo Hulton /Getty Images

Si bien se sabía que había ciertas expectativas en cuanto a qué usar en Ascot, fue recién en 2012 que los organizadores del evento publicaron una guía formal de estilo para los asistentes a las carreras, donde delinearon las reglas del código de vestimenta para el Recinto Real y el Recinto Reina Ana para ayudar a los asistentes a vestir adecuadamente para la ocasión

Las reglas más estrictas están reservadas para el Recinto Real, solo por invitación, que inicialmente se estableció como un espacio privado para los invitados del rey Jorge III en 1807. Aquí, el consejo para los hombres es usar un traje matutino negro o gris (un traje formal con levita, chaleco y pantalón, y corbata como accesorio), y una galera negra o gris. Las faldas de las mujeres deben ir apenas arriba de la rodilla o más abajo, y los tirantes de los vestidos o camisas deben tener más de 2,5 cm de ancho. (Los escotes de hombros descubiertos estilo Bardot se prohibieron en 2018.) Los tocados son obligatorios, y hay reglas estrictas sobre el tamaño de la base de estas piezas en la cabeza

La reina Isabel II, vestida de negro con sombrero blanco, seguida por la princesa Margarita el segundo día de Royal Ascot en 1952. Crédito: AP

“Las instituciones como Ascot y la Regata Real (Henley) gradualmente han evolucionado sus códigos de vestimenta con los años para reflejar los cambios en la sociedad y la moda”, escribe en un correo electrónico Rupert Wesson, director de la academia en Debrett’s, la autoridad máxima en etiqueta británica…

“Sin embargo, han sido muy cuidadosos de hacerlo de un modo de no desmerecer la importancia del acontecimiento. ¡Todavía es necesario vestirse elegante!”

De hecho, fue con ese espíritu de mantenerse actualizado que Royal Ascot se avino a permitir trajes con pantalones para las mujeres en la década de 1970, y los enteritos o conjuntos de una pieza desde 2017. Según Juliet Slot, ejecutiva principal comercial del Hipódromo Ascot, la moda se ha tornado una parte inseparable de la experiencia de Royal Ascot, y los organizadores están siempre dispuestos a adaptar el código de vestimenta para reflejar ciertas tendencias

Una mujer viste un traje de saco y pantalón en Royal Ascot en 1970. Crédito: Evening Standard/ Archivo Hulton /Getty Images

“Lo que depara el futuro depende de la evolución de la moda en los años venideros y cómo esto influye en los cambios culturales. Siempre reconocemos y evaluamos nuevos estilos y modas para integrarlos a la Guía de Estilo de Royal Ascot, si es adecuado para una ocasión formal de verano”, escribió en su correo

“Recibimos con gusto la naturaleza siempre en evolución de la moda y animamos a nuestros clientes a interpretar nuevos estilos de un modo que cumpla con el famoso código de vestimenta del encuentro real”