Tecnología

Un seguimiento oportuno garantiza una gestación feliz

Alimentos, Importación, Bogotá, Colombia, Venezuela, Panamá, Panamá Papers
Camión choca con un caimán de 210 kilos que cruzaba autopista de Florida

La implementación de un registro de personas con trastornos de la coagulación y el seguimiento continuo de las mujeres embarazadas en nuestro país son acciones que han garantizado que la mayoría de las gestantes lleven a feliz término su embarazo.

Así aseguró a Granma la doctora Dunia Castillo González, especialista de II grado en Hematología, profesora e investigadora auxiliar y representante del Grupo Latinoamericano de Hemostasia y Trombosis en Cuba, quien abordó este tema en la mesa de discusión Enfermedad Tromboembólica Venosa, durante el XVII Congreso de la Sociedad Cubana de Obstetricia y Ginecología.

La especialista subrayó que las gestaciones normales conllevan cambios del sistema hemostático, para permitir que los procesos de implantación, placentación y alumbramiento ocurran sin complicaciones hemorrágicas.

«Estos cambios constituyen un desafío para los médicos tratantes, pues aunque resulta un hecho muy biológico, si los mecanismos que mantienen el equilibrio hemostático sufren alguna variación patológica, aparecen alteraciones que llevan este balance de la coagulación a estados hemorrágicos o trombóticos», explicó.

En ese sentido, la doctora Castillo González refirió que las trombofilias son estados de hipercoagulabilidad causados por trastornos hereditarios o adquiridos, que predisponen a la trombosis, la que se convierte en una trombosis manifiesta bajo la influencia o no de otros factores. Estos, de estar presentes, favorecen la recurrencia o extensión de la enfermedad tromboembólica.

«Es aún un tema controversial si estos estados influyen o causan consecuencias adversas en las gestaciones en aquellas mujeres que la presenten. En nuestra opinión, consideramos mejor tratar estos trastornos», apuntó la hematóloga.

Al respecto, comentó que un estudio –donde se han visto involucradas instituciones como el Instituto de Hematología e Inmunología, los hospitales Enrique Cabrera, Ramón González Coro y Hermanos Ameijeiras– ha desarrollado un seguimiento de mujeres con antecedentes de eventos trombóticos en edades tempranas, durante las gestaciones o puerperio, otras con pérdidas fetales recurrentes y en los últimos tiempos se han incluido pacientes remitidas por fallos en la implantación.

Los resultados son favorables, alcanzando más de un 90 % de gestaciones normales, sin complicaciones trombóticas para las gestantes, neonatos vivos con valoraciones al nacer normales, y leves reacciones adversas al tratamiento antitrombótico que se le impone a la paciente desde la preconcepción, dijo.

De ahí que en opinión de la especialista sea importante que las mujeres que tengan estas condiciones antes descritas sean valoradas en consultas de fallo reproductivo, para que reciban un asesoramiento médico adecuado.