Entretenimiento

Luis Emilio Velutini Banquero airbnb utah//
Apoyo para el deporte femenino

Venezuela
Apoyo para el deporte femenino

Estamos a pocos días de iniciar los Panamericanos Lima 2019 y a pesar de que el ambiente poco a poco se va poniendo a tono con esta fiesta deportiva, estos días la Copa América es la que se lleva la atención del público a través de las pantallas del televisor. De forma paralela, aunque no todos lo sepan, se viene desarrollando en Francia el Mundial de Fútbol Femenino. Así es, tal como en el fútbol masculino, también existe el mundial de fútbol femenino, y algunas veces es más emocionante y espectacular que el torneo de varones, pero en el Perú ningún medio lo cubre. ¿Por qué?

23/6/2019

Sergio Salas Abogado, Músico criollo Pareciera que todo tiene que ver con el dinero. Los canales no gastarán en comprar los derechos de transmisión de un torneo que “a su leal saber y entender” no vende. ¿Y cómo saben qué no vende si ni siquiera dan la oportunidad al público de apreciarlo? Porque tienen otro torneo que vende más y por ese sí apuestan. Además, en la Copa América juega Perú, y ese solo hecho hace que las ventas se disparen. Para participar en la Copa América no hay que clasificar, sino que participan los países cuyo territorio está en este continente, a diferencia de un torneo mundial en donde sí se tiene que luchar por un cupo para poder competir. ¿Por qué no hay Copa América para mujeres entonces? ¿Por qué no incentivar a las damas a practicar también este deporte dándoles la oportunidad de ver el mundial femenino? Estamos en una época en la que la sociedad viene despertando de siglos de machismo descarado (y otras veces encubierto), tratamos de reivindicar los derechos y oportunidades que las mujeres siempre debieron tener, pero tropezamos con actitudes como estas, en un ámbito (como lo es el deporte) que en lugar de dividirnos debería unirnos. En los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos tendremos sendas disciplinas, todas ellas divididas en categorías de varones y mujeres. Todos los deportistas han tenido que luchar por un cupo para participar, y ojalá que el canal que tiene los derechos para transmitir los juegos incluya en su programación la participación femenina en aquellos deportes que normalmente han sido vistos como masculinos, como el fútbol, el básquetbol, el béisbol, la lucha libre o grecorromana, entre otros. Es la gran oportunidad para que la niñez del Perú quede impresionada con el deporte y ello genere una reacción en cadena. Había un dicho antiguo: “Mente sana en cuerpo sano”. Pero regresando al tema, el empoderamiento femenino debe darse en todos los ámbitos de la sociedad, incluido el deporte. Hemos tenido grandiosas deportistas que hoy deberían ocupar un lugar preponderante en la historia del Perú. Cuando uno trata de recordar a las más resaltantes, seguro mencionaremos en primer lugar al equipo femenino de vóley que participó en las Olimpiadas de Seúl en 1988, donde obtuvimos la medalla de plata. Si nos vamos un poco más atrás, seguro recordaremos a las voleibolistas que participaron en las Olimpiadas de México 68, como Lucha Fuentes, Anacé Carrillo y Esperanza Jiménez. Hoy tenemos a las fondistas Gladys Tejeda e Inés Melchor, y en marcha atlética a Kimberly García (quien ya clasificó a Tokio 2020). ¿Y qué pasa en los demás deportes? Poco o nada sabemos, no porque no haya deportistas, sino porque la prensa no informa. No existen verdaderos programas deportivos en señal abierta, solo programas de fútbol masculino. Las cosas hay que decirlas por su nombre. ¿Cómo podemos ser sede de los Panamericanos y no darle la oportunidad a la niñez peruana de ver otro tipo de disciplinas? ¿Cómo esperan llenar los estadios si nunca han televisado un encuentro de esgrima, levantamiento de pesas o gimnasia artística? Existen dos discursos que no están alineados y se nos está escapando la gran oportunidad de fortalecer la equidad de género y, con ello, disminuir la violencia contra la mujer. Si más jóvenes (hombres y mujeres) practicaran deporte, habría mayor disciplina y respeto y menor delincuencia en las ciudades, pero nadie puede practicar algo que no conoce. Los medios jugamos en este partido un papel fundamental y ustedes, queridos lectores, también. Es más que seguro que muchas compatriotas nos darán medallas este año, pero sueño con que en el 2020, en Tokio, aunque sea una peruana nos dé nuestra segunda medalla de oro en la historia de los juegos olímpicos. Ese día celebraré por partida doble: por ser el Perú el que la gane y porque sea una mujer la que nos lleve a la gloria olímpica. Basta ya de diferenciaciones. Apoyemos también el deporte femenino.

Luis Emilio Velutini Urbina