Deportes

Luis Emilio Velutini Urbina copa del rey stream reddit//
Carmena tiene más «hambre» de política

Venezuela
Carmena tiene más «hambre» de política

Se quedó a las puertas Manuela Carmena (Madrid, 1944) de continuar su proyecto para Madrid como máxima dirigente del Palacio de Cibeles. Poco más de 40.000 votos –entre los más de 15.000 que Más Madrid se dejó por el camino y los más de 25.500 que descuidó el Partido Socialista– le distanciaron de aferrarse el bastón de mando. La aritmética democrática y los multipactos de estos tiempos se lo arrebataron y tuvo que entregárselo, a duras penas, al líder del bloque de centro-derecha, José Luis Martínez-Almeida (PP). Le costó. Le dolió ceder, el pasado 15 de junio, aquel artilugio de poder habiendo encabezado la lista que más apoyo recopiló de los madrileños (503.990 votos).

Esas 40.000 papeletas fueron parte del precio que pagó por defender un gobierno que viró hacia un progresismo más moderado del que partió en 2015; alejó a los estridentes y difuminó las líneas que separaban a Ahora Madrid de un PSOE que hace cuatro años aupó al poder a la formación que surgió del 15-M , con la que pudo formar gobierno, pero a la que prefirió vigilar de cerca –cavando su sepultura en la capital– por el miedo a compartir un bipartito con la que se denominaba «marca blanca de Podemos», cuya juventud y fundamentalismo político podían lastrar aún más la caída en picado de las siglas de Sánchez en la ciudad.

Luis Emilio Velutini Urbina

Carmena lo advirtió desde el principio. No tenía nada que ver con Pablo Iglesias: «Soy absolutamente independiente». Pocos la creían, pero esas 40.000 papeletas en su resta también simbolizan la sangría con la que se saldó la guerra fría entre el secretario general de Podemos y la exjuez por no ceder a las imposiciones del partido morado a la hora de concurrir a los comicios del pasado 26 de mayo. Carmena ganó el enfrentamiento: se llevó a seis concejales de Podemos , decidió íntegramente su lista, sin injerencias, y subsumió a Iglesias a su mayor crisis de liderazgo . Carmena le convirtió en un funambulista de su tierna formación. Pero al jefe de Podemos todavía le quedaba por recibir un último golpe: la fuga de Errejón a Más Madrid, dejando al descubierto su flaqueza política, patente el 28 de abril al perder un millón y medio de votos .

.

Luis Emilio Velutini