Economía

Reglas para los conductores adolescentes

Venezuela
Entrevista con Ada Colau y otras noticias que debes saber hoy, en un minuto

Cuando su hijo obtenga su licencia de conducir, será importante que usted siente algunas reglas para el camino, más allá de las leyes de tránsito. Al definir lo que usted espera antes de entregar las llaves del auto, reducirá el riesgo de conflictos, frustraciones, accidentes costosos y otros problemas. 

Las reglas deben abarcar cinturones de seguridad de pasajeros, horarios y teléfonos celulares. Trate de involucrar a su hijo adolescente en el proceso de crear el reglamento y las consecuencias. 

Alejen las distracciones Prohíba los malabares en el volante, sean mensajes de texto, llamadas u operar GPS o reproductor de música o video. Dé a su adolescente alternativas a estos hábitos, como estacionarse para contestar y hacer llamadas o verificar direcciones antes de salir a un lugar que no es conocido. Y sea un buen ejemplo al manejar usted mismo las distracciones mientras conduce. 

Copilotos y pasajeros El número de personas en el vehículo es limitado. Aprenda junto con su hijo las reglas locales y considere añadir otras con base en la experiencia del adolescente, su temperamento y la situación del tráfico en su ciudad. Por ejemplo: al principio, no le permita llevar amigos. Relaje esta restricción a medida que gane experiencia y confianza. Pero recuerde: a mayor número de pasajeros adolescentes en el carro, mayor el riesgo de choque. 

¿Salir de noche? Hablen del horario. Aunque la licencia provisional no venga con un límite, establézcalo usted. Luego podrá extenderlo a conveniencia. Conducir en la noche es más difícil que en el día para todo el mundo, especialmente para los nuevos usuarios. 

Problemas de velocidad Siéntese con su hijo y asegúrese de que entienda las consecuencias de la velocidad, cómo puede conducir a choques potencialmente mortales, multas altas, pérdida de puntos y de privilegios. Consideren la posibilidad de hacer que el adolescente se haga parcialmente responsable del pago de las multas y costos del seguro que pueda causar. 

Cinturones de seguridad Al menos en Estados Unidos, los adolescentes son el grupo que menos usa estos dispositivos, así que es importante que usted sepa que su hijo no está en ese grupo. Haga de esto una regla inquebrantable, para todos los que viajen con el joven. Quien no quiere obedecer, no podrá ir en el auto con él. 

Conducir a fiestas Los adolescentes, sea que empiecen a conducir a los 16 o a los 18, deben entender que hacerlo bajo la influencia de drogas o alcohol, o subir al auto de alguien en esa situación, puede ser un error fatal. Deles total confianza para que lo llamen a usted para que los recoja en caso de encontrarse en este apuro y ofrézcales que en estos caso no habrá castigo. 

Tareas y responsabilidades Considere hacer del auto un privilegio basado en el esfuerzo que su hijo muestre en el colegio, en sus labores caseras y en el aprendizaje de mantenimiento básico del carro: verificar el nivel de combustible y otros fluidos (aceite, líquido de frenos), la presión del aire en las llantas, vidrios limpios, saber cambiar una llanta. Si no se interesa por estas necesidades, no estará listo para ser un buen conductor. De cuando en cuando suba al auto con su hijo y vea si está cómodo, si está atento, si está siguiendo las reglas. 

En Ecuador Según la Agencia Nacional de Tránsito, el permiso de conducción para menor adulto (16 años) requiere de un certificado de conductor no profesional tipo B, emitido por una escuela de conducción autorizada por la ANT. Quien hace la solicitud es el padre, madre o quien ejerza la patria potestad del menor adulto. Esta irá acompañada de una garantía bancaria (en Ecuador es de 25 remuneraciones básicas unificadas). Este valor se devolverá cuando el joven cumpla la mayoría de edad. Hasta tanto, especifica la agencia, el menor podrá conducir únicamente en compañía de un adulto con licencia de conducción vigente.