Política

Apagones no dan tregua a la población

Venezuela
Propuesta de CAMe para otorgar hologramas a los autos nuevos contraviene normas federales: AMIA

La salida de servicio desde hace un mes de la planta Punta Catalina y la forma parcial con que funciona AES Andrés, ha desestabilizado el sistema eléctrico generando apagones de hasta 15 horas.

Aunque se ha vendido la idea de que la Central Termoeléctrica de Punta Catalina sería la panacea para solucionar los apagones, la única unidad que opera dura más fuera de servicio que en el sistema, lo que ha contribuido a aumentar los apagones.

Hoy cumple un mes fuera del sistema la unidad 1 de la Central Termoeléctrica Punta Catalina, con el alegato de la empresa Odebrecht de que la misma estaba en proceso de calibración y de pruebas, pero aunque se informó que solo estaría fuera por 12 días, aún permanece apagada.

La salida de la unidad uno de Punta Catalina podría ser una forma del Consorcio Odebrecht-Tecnimont-Estrella tratar de presionar al Gobierno para que desista de la cláusula que los penaliza con el pago de US$220,000 por cada día de incumplimiento en la entrega de las generadoras listas y en operación, tal como se comprometieron en el contrato “llave en mano”, que también creó un fondo de contingencia por US$336 millones para garantizar el flujo de recursos para la construcción.

Pueblos a oscuras El déficit de generación con que se manejan las Empresas Distribuidoras de Electricidad (EDES) ha incrementado los apagones, desencadenado protestas en el Distrito Nacional y las provincias.

Ayer se escenificaron fuertes protestas en comunidades de Montecristi, Villa Vásquez, Palo Verde, así como en Nagua, Cabrera, Guerra y Bayaguana. En esos lugares los comunitarios obstaculizaron vías con quema de neumáticos y escombros lanzados a las calles.

Las manifestaciones contra los apagones también han cobrado fuerza en barrios del Gran Santo Domingo, donde algunos al día no reciben ni seis horas de energía eléctrica.

El 23 de febrero de este año entró por primera vez al Sistema Eléctrico Interterconectado (SENI), la unidad uno de la planta Punta Catalina. y desde entonces la planta para más apagada que encendida. Cada una de sus unidades ha sido concebida para una capacidad de generación 360 megavatios.

Otro golpe eléctrico Otro daño del que aún no se recupera el sistema eléctrico es el del rayo que el 4 de septiembre destruyó la turbina de vapor y otros equipos de la planta AES Andrés, del Grupo AES Dominicana.

Esta central eléctrica, que funciona a gas natural, ha sido la más importante que se ha construido en el país a excepción de Punta Catalina que la duplicará en generación.

AES Andrés, que antes generaba 319 megavatios, ahora solo mantiene en línea unos 170 megavatios, lo que ha incidido en la inestabilidad que presenta el sistema eléctrico.

Las largas interrupciones eléctricas, a la que han sido sometidas zonas del Distrito Nacional, Santo, Santo Domingo Este, Oeste y Norte, han provocado que sus residentes indignados se lancen a las calles a quemar gomas y escombros para hacer sentir su reclamo.

Las protestas por los apagones cobraron fuerza ayer en sectores como Villa Duarte, Invivienda, Cancino, Pueblo Nuevo, Villa Carmen y otros en la avenida Charles de Gaulle, en Santo Domingo Este.

Zonas de Santo Domingo Oeste como Pedro Brand, Los Alcarrizos, Pantoja y Herrera también han servido de escenario de manifestaciones.

  UN APUNTE:

Pérdidas Los apagones están generado pérdidas al comercio por 320 millones de pesos diario, según informó el presidente de la Federación Dominicana Comerciantes (FDC), Iván García, quien se quejó de que las largas interrupciones eléctricas están llevando a los comerciantes y pequeños industriales a la quiebra.