Tecnología

Cumbre Trump-Xi concentra atención de economía global

Cadivi, Sanciones, Investigación, Panamá, Venezuela, Miami, Caracas
Osmel Sousa ahora hará mises en Argentina

El presidente estadounidense, Donald Trump, y el presidente chino, Xi Jinping, luego de saludarse durante la fotografía oficial de la cumbre del G-20 en Osaka, Japón. OSAKA, Japón (Reuters) — El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el viernes que no prometió a su par chino, Xi Jinping, aliviar la subida de los aranceles en la guerra comercial que les tiene enfrentados, aunque indicó que tiene la sensación de que las negociaciones serán productivas.

Pekín, por su parte, dijo que espera encontrarse en un punto medio con Washington para solucionar su pulso comercial, un diferendo que, junto a los síntomas de una desaceleración global, están marcando la agenda de la cumbre de dos días que celebra el Grupo de 20 en la ciudad japonesa Osaka.

China y Estados Unidos están enfrascados en una prolongada disputa comercial y han disminuido las expectativas de que Trump y Xi puedan aliviar la tensión cuando se reúnan el sábado en los márgenes del encuentro.

«Como poco, será productiva. Veremos qué pasa y qué sale de todo esto», comentó Trump a la prensa tras una serie de reuniones con líderes en las que dejó claro que su prioridad son los acuerdos bilaterales para impulsar la economía estadounidense.

No obstante, consultado sobre si prometió a Xi un alivio de seis meses en la imposición de nuevos aranceles a una lista de casi todas las importaciones chinas restantes, por valor de 300.000 millones de dólares, Trump respondió: «No».

Las bolsas asiáticas cayeron y el oro retrocedía en la jornada, ante las crecientes dudas sobre la posibilidad que la esperada reunión entre los líderes de las dos mayores economías mundiales logre progresos en la resolución de su disputa.

En Pekín, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Geng Shuang, dijo que «esperamos poder encontrarnos en un punto intermedio con la parte estadounidense y trabajar duro juntos para garantizar que la reunión consigue resultados positivos».

«Esto concuerda con los intereses de ambos países y es lo que la comunidad internacional espera», afirmó en una rueda de prensa.

AMENAZA AL CRECIMIENTO GLOBAL

Además de China, el gobierno de Trump tiene abiertas fricciones comerciales con India y Japón, con cuyos líderes se reunió el viernes.

Trump dijo que observó una mejora de las perspectivas comerciales de Estados Unidos, días después de criticar el tratado de seguridad entre Washington y Tokio y exigir a Nueva Delhi la retirada de unos aranceles de represalia.

«Creo que vamos a tener cosas muy importantes que anunciar. Un acuerdo comercial muy grande. Estamos haciendo algunas cosas muy importantes con India en términos de comercio, en términos de fabricación», comentó Trump antes de reunirse con el primer ministro indio, Narendra Modi, aunque no ofreció más detalles.

Trump también instó a debatir las preocupaciones de su país sobre Huawei. Washington está presionando a sus aliados para que eviten al fabricante chino de equipos de telecomunicaciones en la instalación de redes 5G por razones de seguridad, y también ha sugerido que podría ser un factor en un acuerdo comercial con Xi.

«En realidad vendemos a Huawei muchos de sus componentes», dijo Trump en su reunión con Modi. «Así que vamos a discutir eso y también vamos a ver cómo encaja India. Y hablaremos de Huawei

Varios líderes advirtieron de que la creciente fricción comercial está amenazando al crecimiento económico mundial.

«Las relaciones comerciales entre China y Estados Unidos son difíciles, están contribuyendo a la desaceleración de la economía mundial», señaló el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Junker en una conferencia de prensa.

Xi también advirtió sobre las medidas proteccionistas que algunos países desarrollados están tomando.

«Todo esto está destruyendo el orden del comercio mundial (…) Esto también afecta los intereses comunes de nuestros países, eclipsa la paz y la estabilidad en todo el mundo», afirmó en una reunión de líderes del grupo de naciones denominado BRICS, al margen de la reunión del G-20.

Miradas de expectantes inversores

La atención de los mercados estará centrada en la reunión del fin de semana entre los mandatarios de Estados Unidos, Donald Trump, y China, Xi Jinping, para ver si pueden avanzar para alcanzar un acuerdo y dejar atrás una amarga disputa comercial que ha desacelerado la economía mundial.

* Trump y Xi se reunirán el sábado en Osaka, Japón, en un encuentro bilateral en el marco de la cumbre del G-20 y los mercados anticipan que podría haber una suerte de tregua entre las dos mayores economías del mundo para lograr posteriormente el fin de su disputa arancelaria que se prolonga por un año.

* El S&P 500 de Wall Street cerró al alza y rompió una racha de cuatro pérdidas consecutivas el jueves para quedar a un 1% de su máximo histórico debido a las esperanzas de los operadores sobre una reunión constructiva entre los dos mandatarios.

* «Dado el tono de los mercados, la gente cree que habrá algo de reducción de las tensiones comerciales. No hay otro par de rivales geopolíticos en la historia que hayan tenido más conexión entre sus economías. Hay mucha presión para que hagan esto bien», dijo Matt Forester, jefe de inversión en Lockwood Advisors de BNY Mellon en Nueva York.

* Pese a que la economía estadounidense se aceleró en el primer trimestre, el impulso generado por las exportaciones y los inventarios disimuló la baja demanda local, una situación que parece haber prevalecido en el periodo abril-junio.

* El Producto Interno Bruto (PIB) avanzó a una tasa anualizada de 3,1%, también alentado por un mayor gasto en autopistas y defensa, dijo el Departamento del Comercio en su tercera y última lectura sobre la expansión.

* Analistas e inversores también están a la esperan la reunión de la próxima semana de la Organización de Países Exportadores y sus aliados, grupo denominado como OPEP+, para ver si extienden un acuerdo que expira a fines de junio sobre reducción del bombeo para apuntalar los precios del crudo.

* El ministro del Petróleo de Irak, Thamer Ghadhban, dijo el jueves que es probable que la OPEP renueve su acuerdo de reducción de la producción en su reunión de la próxima semana y mantenga las restricciones al menos al mismo nivel que las vigentes desde el 1 de enero.

Notiespartano/Reuters