Tecnología

Morosidad de los panameños se mantiene estable

Nuevos Vecinos, Madrid, España

C omo Asociación Panameña de Crédito (APC) desde   1957 y, a partir de 2017 con su nuevo nombre de APC Intelidat , es el único buró de información de crédito en Panamá y trabaja en mitigar el riesgo de quien presta y entender que “estar en la APC no es malo.

De hecho, contar con un historial   ayuda a tener acceso a créditos y financiamientos.

Giovanna Cardellicchio , gerente general de la APC Intelidat, tiene una función sensible: Cuidar la confidencialidad y la disponibilidad del Sistema de Referencias de Crédito , considerado “el principal mitigador de riesgo del Sistema Bancario Nacional y de múltiples áreas comerciales y financieras del país”.

Cardellicchio conversó con Capital Financiero   sobre los retos de una institución que ya es parte de la cotidianidad de los ciudadanos,   panameño o extranjero, desde el momento que inicia su historial crediticio.

-¿Cómo logra la APC tener tanta fuerza, pese a   ser un ente privado? -Las personas nos miran como una autoridad. Somos una empresa con 62 años de operación y nos desempeñamos con tres principios fundamentales: Consentimiento, reciprocidad y confidencialidad.

-¿Qué implica cada principio? -En el caso del consentimiento, que la información de nuestro sistema fue aprobada por el usuario. A veces las personas se preguntan por qué están en la APC, pero resulta que firmó un contrato y lo autorizó.

“Tenemos 10 millones de referencias   y 5.1 millones de referencias activas, es decir que todavía no han sido canceladas, y son mínimos los casos de personas que pudieran estar en el sistema sin su aprobación.

Con respecto al principio de la reciprocidad, ocurre que así como consulto, reporto para que la información pueda ser usada por el resto de los usuarios del sistema.

“En relación con la confidencialidad de los datos, solamente damos acceso a las personas que están afiliadas a nuestros servicios y cumplen una serie de requisitos legales y comerciales. Llevamos el control de los procesos y el sistema es rastreable a efectos de auditoría.

Con esos tres elementos y la antigüedad somos un facilitador del crédito y no un inhibidor del crédito.

“Cuanta más información exista en el sistema, el ciudadano se vuelve un sujeto de crédito más completo y la entidad financiera puede tomar una decisión acertada sobre su historial.

“Le digo a la gente: Estar en la APC no es malo; es positivo porque no solo manejamos información negativa” .

-¿En qué   momento la persona   entra a la APC? -La persona se incorpora al sistema de la APC cuando solicita un crédito o un financiamiento. Tenemos 1,100 empresas afiliadas entre bancos, cooperativas, financieras, aseguradoras, bienes raíces y comercios.

“Llevamos cuentas de luz, de teléfonos celulares y en general una gama de servicios que no solo son bancarios. De esta forma, cuando una persona solicita un préstamo, se evalúa el historial, si pagó el recibo de luz o el préstamo del mueble, y este comportamiento le da más opciones de acceso.

“En Costa Rica solo aparece si tienes una referencia negativa. Esa información está incompleta y explica por qué las tasas de interés son más altas que en Panamá y los plazos de los créditos mucho más cortos. Nosotros tenemos hipotecas a 30 años y eso no pasa en ningún país de la región. También intereses del 6% para préstamos de autos a siete años”.

-¿Estas facilidades están asociadas al mejor conocimiento del historial de crédito del usuario? -Al ofrecer información que mitiga el riesgo, las entidades pueden tomar decisiones más acertadas y, al saber que el cliente pagará bien, le ofrece facilidades. El historial ayuda al consumidor a tener un mejor crédito y a quien presta, a reducir su riesgo. De hecho, cada mes se actualiza la información. No somos una lista negra.

-¿El historia de la APC registra las distintas acciones del consumidor? -Manejamos el comportamiento de la persona a través de un número. No podemos emitir ningún tipo de comentario que no sea numérico. Va del 0 al 9: El 0 significa que el asociado no reportó información en el periodo. Estar en el 1 es el ideal, la mejor nota: Normal al día. A partir del 2 comienza el atraso (de 1 a 30 días); 3 (atraso entre 31 y 60 días); 4 (atraso entre 61 y 90 días) y así de manera sucesiva hasta llegar al 9.

“Cuando se analiza el historial, los números permiten determinar el comportamiento del usuario. Las referencias, una vez canceladas, quedan por siete años en el sistema de la APC, pero incluso si la persona desea que permanezca más tiempo, se puede atender la solicitud”.

-¿Es posible que el ciudadano haga comentarios para explicar por qué tuvo un atraso?

-Las personas cuentan con la herramienta digital llamada Tu Intelidat que puede ser descargada en teléfonos celulares a un costo de $12.99 anual.

“Permite ver el historial de crédito, pagos, saldos y hacer comentarios. También puede acudir a las sedes físicas de la APC y reportar sus observaciones”.

Esta herramienta permite percatarse si existió alguna demora involuntaria en el p ago y actuar a tiempo.

“En la plataforma también figura el score de crédito, fórmula estadística matemática bastante compleja que genera un número a partir de los registros del historial. Esta cifra la emplean los agentes económicos panameños para determinar las condiciones del préstamo. Es una manera mucho más objetiva y no discriminatoria de tomar una decisión”.

-¿Si un panameño se residencia en el exterior puede apelar a este historial para solicitar un crédito? –Estamos trabajando con el Banco Mundial (BM) en iniciativas importantes. Como APC formamos parte de la Asociación Latinoamericana de Burós de Crédito (Alacred), que tiene un asiento en el International Committee on Credit Reporting         (Iccr) del BM, que ve temas como la inclusión financiera y el intercambio de información.

“Al respecto estamos valorando, en conjunto con la Autoridad de la M icro, Pequeña y Mediana Empresa (Ampyme) y la Unión Nacional de Pequeñas y Medianas Empresas, qué datos como pagos de luz, teléfono o sueldos, podemos manejar para lograr que este tipo de empresas tengan acceso a préstamos bancarios y así puedan crecer.

En el caso del recién graduado universitario y emprendedores, que estructuren su historial crediticio a partir del pago de luz, del apartamento o la renta de su teléfono para poder solicitar a futuro, por ejemplo, una hipoteca.

Con respecto al intercambio de información sobre crédito, solo hay cinco o seis países en el mundo, además de la Unión Europea (UE), que lo hacen. Estamos impulsando un piloto con el Buró de Crédito de Venezuela que iniciará en unos meses. Este tipo de contrato es bilateral, pero queremos ver si es factible aplicar la experiencia de la UE que es multilateral y trasladarlo a La tinoamérica. Sin embargo, las regulacion es son distintas en cada país. El tema principal es lograr que un ente c ertifique la veracidad de los datos, en este caso, de buró a buró”.

-¿Cuántas de las personas que solicitan un crédito forman parte del sistema? -La mayoría de las empresas que otorgan crédito o algún tipo de financiamiento están en la APC. Las que no están mitigarán sus riesgos de otra manera, sea con una tasa de interés má s alta o un plazo más corto. En Panamá el crédito informal no es una práctica general como ocurre en otros países de la región. De 1.9 millones d e trabajadores activos tenemos 1.6 millones en el sistema SRC de la APC, que tiene inscritos en total 1,577,331 panameños y 198,162 extranjeros, es decir, prácticamente la totalidad de la población activa.

-¿Cuáles son las estadísticas más recientes de la APC? -Al cierre de abril registramos $33,000 millones en créditos de consumo. Incluye hipotecas, autos, préstamos personales y tarjetas de crédito, entre bancos y otras industri as como financieras y cooperativas.

” En el caso de bancos, lideran las   hipotecas con un saldo de $16,317,168,7 66; un total   de 284,420 hipotecas, con un monto promedio de $57,370, similar a 2018 cuando se situó en $56,328, es decir que los precios no han variado. En el caso de otras industrias, el saldo de la cartera hipotecaria es de $392,775,229.00.

En los autos (bancos) el saldo por préstamo a abril de 2019   es de $11,088, similar a 2018 ($11,358), lo cual también indica estabilidad en el costo de los vehículos.

“Destaca el crecimiento del saldo de las tarjetas de crédito (16.50% en abril de 2019   en comparación con abril de 2018), lo cual revela que la gente se está endeudando más con la tarjeta y la está usando como una extensión de su salario, eso sí, con una morosidad controlada.

-¿Cuáles son los préstamos que tienen mayor morosidad? -Las tarjetas de crédito. Siguen préstamos personales, auto y de último hipotecas, porque además de temer perder la vivienda, la mayoría son descuentos directos.

-¿Ha subido la morosidad? -El 94% de los panameños paga a tiempo; es un buen sujeto de crédito. La morosidad está estable en las distintas carteras, sin mayores fluctuaciones y se sitúa sobre el 6%. 

“Lo que sí ha subido es lo que llamamos castigos, cuando la cuenta se considera incobrable. Sin embargo, todavía se sitúa en niveles razonables”.

-¿Qué   recomendaciones le hace a lo consumidores? -Pagar a tiempo para tener acceso a nuevos créditos; estar consciente de la capacidad de pago y, en el caso de las tarjetas de crédito, no endeudarse más de un 40% del límite porque debe estar disponible para una emergencia.

“También recomendamos ser honestos con el ente que le está prestando y de no poder pagar informarlo”. 

Violeta Villar Liste [email protected] Capital Financiero