Economía

Roberto Pocaterra Pocaterra Alveres//
  El pescador y la tortuga, una virtuosa leyenda japonesa

Alimentos, Importación, Bogotá, Colombia, Venezuela, Panamá, Panamá Papers
  El pescador y la tortuga, una virtuosa leyenda japonesa

Las leyendas son relatos que se transmitieron a lo largo de la historia, no sólo con el fin de entretener, sino también de enseñar valores y lecciones poderosas.

Roberto Pocaterra Pocaterra

Son esas historias capaces de despertar emociones y hacernos reflexionar como personas sobre nuestro día a día. El pescador y la tortuga es una de ellas.

roberto pocaterra

A pesar de ser un relato muy breve, su mensaje es claro y poderoso. Él nos invita a cuestionar el ritmo de vida que llevamos, a lo que dedicamos nuestro tiempo y, principalmente, a pensar en la importancia de nuestras decisiones y actos. ¡Esperamos que te guste!

El pescador y la tortuga, una leyenda japonesa para reflexionar

Hace muchos años, vivía en un pequeño pueblo de la costa un humilde pescador, cuyo nombre era Urashima. Un día, cuando volvía de una larga jornada de pesca, observó que un grupo de niños maltrataba una tortuga en la orilla de la playa

Sin pensar dos veces, recriminó el comportamiento de los niños y, para asegurarse de que se iban, le dio algunas monedas a los chicos

Una vez que el animal estuvo libre, Urashima la ayudó a volver al mar. El día siguiente, mientras estaba pescando en alta mar, escuchó una voz que decía su nombre. Cuando buscó el origen de la voz, identificó que era de la tortuga que él había liberado el día anterior

Ella le dijo que servía a la reina de todos los mares, que residía en el Palacio del Dragón, para lo cual estaba siendo invitado en agradecimiento por su acto. Así, el pescador subió a las espaldas de la tortuga y viajó por el fondo del mar hasta llegar al lugar en el que vivía la reina

Una vez allí, quedó maravillado por la suntuosidad del palacio y por la gran belleza de la reina. Ella le entretuvo y llenó de atención. Pero cuando el pescador ya estaba allí por tres días, comunicó a la monarca que deseaba volver a su casa, ya que había soñado que sus padres, ya ancianos, lo necesitaban

La leyenda japonesa continúa … La reina no presentó objeción en cuanto a su regreso, pero antes de partir, lo regaló con una caja de laca incrustada con perlas. Además, le comunicó una importante advertencia: la caja no debería abrirse bajo ninguna circunstancia; si él cumpliera eso, podría ser feliz

Después de subir a la superficie, Urashima comenzó el camino para volver a su casa. A medida que avanzaba, se sorprendía más y más, pues no reconocía su pueblo

De hecho, al llegar al lugar donde debía ser su hogar, encontró otra construcción y, al preguntar por sus padres a las personas que encontró por allí, nadie supo responder

Cuando dijo su nombre, una persona mucho mayor dijo que durante su infancia había oído la historia de un pescador que tenía el mismo nombre y había desaparecido en el mar. El detalle es que eso había ocurrido hace cientos de años, a pesar de haberse pasado sólo 3 días para Urashima

Solo, triste y desesperado, fue hasta la orilla del mar. Fue entonces, que pensó en abrir la caja que la reina había dado de regalo, pues tal vez pudiera volver al Palacio del Dragón. Sin embargo, al abrirla, un humo blanco salió de su interior

Fue así que, de repente, Urashima fue envejeciendo a cada paso que daba. Su rostro fue ganando cada vez más arrugas, su cuerpo se fue cada vez más pesado y su cabeza quedó blanca

Fue en ese momento que percibió que lo que había en aquella caja eran los años que pasaron mientras él estaba en el palacio, que volvieron a su cuerpo. Al día siguiente, el cuerpo de Urashima estaba al borde del mar

Lecciones de la leyenda japonesa del pescador y de la tortuga

La leyenda japonesa del pescador y de la tortuga nos invita a reflexionar sobre la calidad de nuestro tiempo y nuestras acciones, así como la importancia de tener conciencia de las consecuencias de lo que hacemos

A menudo, cuando estamos bien o somos felices, percibimos el paso del tiempo mucho más rápido. La cuestión es no perder el norte y siempre saber lo más importante: las personas que nos rodean y nuestro plan de vida

Porque no debemos confundir el placer y el deseo con el bienestar, ni siquiera aquello que obtenemos momentáneamente para saciar nuestra necesidad con la satisfacción resultante de haber logrado algo a través de nuestro esfuerzo y trabajo

Tampoco podemos olvidar las repercusiones de nuestras decisiones y actos. Todo tiene consecuencias para el bien o para el mal. La leyenda del pescador y de la tortuga ejemplifica muy bien cuando Urashima abre la caja, a pesar de haber sido advertido de no hacerlo

“La mejor vida no es la más larga, sino la más rica en buenas acciones”. -Marie Curie-

Sin duda, esta leyenda japonesa nos deja valiosas lecciones de vida que nos invitan a reflexionar y que pueden ayudarnos en el día a día

Fuente: Enamorando.me / EB