Deportes

Tania Díaz: El apoyo popular está de nuestro lado

Alimentos, Importación, Bogotá, Colombia, Venezuela, Panamá, Panamá Papers

Tanía Díaz, vicepresidenta de la cuestionada Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela, cree que Estados Unidos ha reconocido el «fracaso» del opositor Juan Guaidó, que se proclamó presidente del país, y opina que una solución justa para la crisis venezolana pasa por respetar la Constitución y la voluntad popular.

Ya se dieron unas elecciones presidenciales (en mayo de 2018). A nosotros, en Venezuela, no nos hace falta cambiar el presidente (Nicolás Maduro), queremos cumplir la Constitución, el mandato popular y que eso se haga por la vía del dialogo», explicó este viernes en declaraciones a Efe.

Admitió la posibilidad de que se adelanten los comicios parlamentarios, previstos en 2020, si se plantea y acuerda en las conversaciones entre el gobierno de Maduro y la oposición. «Serían un buen termómetro de la realidad política venezolana».

Maduro ya ofreció un anticipo de los comicios parlamentarios, pero la oposición lo rechazó y pidió presidenciales.

Preguntada por los posibles resultados de esas conversaciones en Oslo, impulsadas por el Gobierno noruego, la dirigente chavista respondió: «Hay diálogo, que es bastante».

También pidió que se respete el derecho del pueblo venezolano a decidir su destino.

El único camino es el diálogo (…) Tenemos mucha esperanza, el apoyo popular está de nuestro lado, lo demostramos con elecciones, no con golpes de Estado», añadió en alusión a Guaidó y quienes lo apoyan en Venezuela.

Este viernes los presidentes de EE. UU. y de Brasil, Donald Trump y Jair Bolsonaro, discutieron en Japón posibles medidas para cortar «el apoyo financiero de todos los países que ayudan a Venezuela», según dijo el portavoz del mandatario sudamericano.

Díaz opinó que esto significa «una especie de reconocimiento» de que Guaidó y sus colaboradores han «fracasado» porque EE. UU. ha pedido «paciencia», cuando hace solo unos meses decía que todas las opciones sobre Venezuela estaban encima de la mesa, «incluida la militar», como solución «antidemocrática y violenta».

Lo que interesa a EE. UU. y los ‘halcones’ es derribar el Estado nación, como lo hicieron en otras naciones que tienen petróleo, como Libia, e intentaron hacer con Siria, como lo hicieron con Irak», explicó Díaz.

Arremetió contra los países que reconocieron a Guaidó como presidente interino (España entre ellos), pues se trata de una «aberración desde el punto de vista del Derecho Internacional», sin haberse presentado a unas elecciones, «violando la Constitución».

Relacionó a Guaidó y la oposición venezolana de «extrema derecha» con la «casta política» que va de la mano de los sectores económicos que siempre manejaron la renta petrolera en Venezuela.

«Han secuestrado el ejercicio de la política porque tienen el apoyo de sectores trasnacionales que tienen mucho interés en la riqueza petrolera venezolana, en la riqueza estratégica mineral», dijo.

Y es «mentira» que tengan de su lado la mayoría política, al pueblo y los militares, añadió en referencia al fallido levantamiento contra Maduro el pasado 30 de abril encabezado por Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional (AN).

También acusó a los opositores de una «trama de corrupción» con la ayuda humanitaria que querían hacer llegar «supuestamente» a Venezuela través de la frontera colombiana, pues ahora donantes como artistas internacionales se preguntan dónde está el dinero, según Díaz.

«Mientras tanto el bloqueo económico está impidiendo a la población venezolana tener acceso a beneficios y ventajas sociales que había adquirido con la revolución chavista», apostilló.

En cuanto a la oficialista Asamblea Constituyente, Díaz justificó su elección en 2017 como «mecanismo constitucional» para dar soporte institucional a la República y «preservar la paz», ya que la Asamblea Nacional, de «mayoría parlamentaria de la derecha», se «insubordinó contra los demás poderes» del Estado.

«Venezuela vive una democracia novedosa, distinta a la que conocemos tradicionalmente porque nosotros fuimos a una (Asamblea) Constituyente en 1999 (…) y allí cambiamos las reglas del juego. No somos una democracia representativa, tampoco parlamentaria como la de muchos países de Europa, tenemos una democracia participativa y protagónica que apunta más a la democracia directa»,explicó.

Díaz, del oficialista Partido Socialista Unido, se reunió en Madrid con partidos españoles «aliados», que evitó precisar, con vistas los preparativos del 25º encuentro del Foro de Sao Paulo de julio en Caracas.

EFE

SuNoticiero