Política

Medidas no solo para resistir el cerco económico, sino para desarrollarnos

Venezuela
Dodgers ganan a Diamondbacks con 5to boletos seguidos en 9no

Impulsar la economía es uno de los propósitos esenciales de las medidas aprobadas por el Consejo de Ministros, precisó Alejandro Gil, titular de Economía y Planificación, durante su intervención en el espacio de la Mesa Redonda, que se transmitió desde el Palacio de la Revolución, con la presencia de Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

Gil Fernández precisó que estas medidas son amplias y, como se ha planteado, no son estáticas, deben irse incrementando y modificando en función del contexto que se enfrente.

No persiguen solo resistir el cerco económico, comercial y financiero por el bloqueo, sino que, en medio de estas circunstancias, el país tiene posibilidades de seguir avanzando en el desarrollo, todos unidos, subrayó.

Antes de explicar en qué consiste el grupo de medidas aclaró que llevan un periodo de implementación y unas son más descriptivas, en tanto otras llevan más prioridad por la inmediatez para aplicarlas y buscan sacar a flote potencialidades internas.

Sin precisar un orden, enumeró los objetivos de las medidas:

Defender la producción nacional.

Diversificar e incrementar las exportaciones.

Sustituir importaciones.

Fomentar encadenamientos pro­­duc­tivos.

Potenciar la empresa estatal.

Avanzar en la soberanía alimentaria.

Potenciar el desarrollo local.

Cumplir la Política de la vivienda.

Poner la ciencia en función de la solución de los problemas y la economía.

Entre las estrategias señaló la de redoblar las producciones nacionales de alimentos y de alimento animal. En ese sentido, informó que se trabaja en un balance y precisó que todo lo que se haga en esa dirección está encaminado hacia lograr la soberanía alimentaria, la sustitución de importaciones y los encadenamientos productivos.

También se refirió a la implementación de las políticas aprobadas relacionadas con la ciencia y la innovación, lo cual nos permite no solo resistir, sino desarrollarnos. Se trata de 13 políticas.

Según Alejandro Gil, hay que priorizar la asignación de recursos financieros a la industria nacional, lo cual debe dirigirse desde el Plan de la Economía. En estos momentos, dijo, se está desarrollando la discusión del Plan 2020 y llamó la atención sobre la necesidad de que exista un debate en torno a la búsqueda de soluciones nacionales que permitan sustituir importaciones.

Como máxima se trata de no importar nada que podamos hacer en el país. Hay que aprovechar las capacidades instaladas y las inversiones, hay que hacer que rindan.

Insistió en concentrar los esfuerzos en las producciones dirigidas a las exportaciones, la producción de alimentos, los insumos para el turismo, las energías renovables, las comunicaciones… Las prioridades están en función de los sectores estratégicos aprobados en la primera etapa del Plan de Desarrollo Nacional hasta 2030.

Otras medidas relacionadas por Alejandro Gil fueron:

Asegurar los productos básicos de la población en alimentos y combustible.

Priorizar el turismo teniendo en cuenta que es un sector motriz.

Revisar todos los gastos para suprimir los no imprescindibles y la disminución de los presupuestos. Para esto último se debe avanzar en ajustar los presupuestos y retirar de este todos aquellos recursos que puedan aumentarlos.

Aplicar medidas de ajuste para los portadores energéticos.

Profundizar en las medidas de control para eliminar el robo de combustible. Para ello recomendó la utilización de las tarjetas magnéticas y evitar el dinero líquido en estas operaciones.

Establecer que los organismos exportadores como el Mintur, Tabacuba y otros, adquieran determinados productos nacionales con respaldo de su liquidez.

Buscar soluciones a las demandas de la economía desde las producciones nacionales

El titular de Economía y Planificación insistió en el alto componente importador que se refleja en los sectores exportadores, y no siempre se tiene oportunamente el producto o servicio de los proveedores nacionales para sustituir esa importación.

Uno de los fenómenos que tenemos en la economía es que a veces importamos lo que podemos producir en el país, porque las divisas las tenemos, no en el momento oportuno para la producción nacional, y para evitar un déficit de oferta, pues se sale a la importación, precisó.

Planteamos que las divisas que el país ingresa por exportar se utilicen también en respaldar los niveles y pagar a los proveedores nacionales. De manera que el sector del turismo, por ejemplo, puede por exportación de servicio pagar a la empresa nacional por los productos que recibe.

Tenemos la obligación de crear mecanismos financieros para transformar gradualmente el tema de la sustitución de importaciones para que las divisas que se ingresan no salgan más del país y se queden aquí para llevar los encadenamientos productivos en la industria nacional, insistió.

Enfatizó en la necesidad de que se acompañen las políticas y se aprovechen nuestras capacidades, un tema que también ha sido un reclamo de los trabajadores.

Si hay financiamiento para importar tiene que haber para producir, lo cual ayudará a encaminar estas soluciones que influyen en el salario, el progreso y da autonomía a las empresas, dijo.

Habló de la necesidad de eliminar las trabas que dificultan los encadenamientos productivos de los diferentes actores económicos. Se están creando las condiciones para que no haya trabas que impidan que se encadene el sector estatal con el no estatal, el sector estatal con la inversión extranjera…

Llamó a buscar la solución de las demandas de la economía en nuestras producciones nacionales, con nuestros propios gestores económicos y no con la mentalidad importadora.

Que el plan no sea una camisa de fuerza

El titular del mep señaló que se está planteando flexibilizar la planificación sin perder su condición centralizada, porque en este momento además tenemos asignación de recursos de esa manera, debido a determinadas restricciones de la economía y sobre todo por los balances financieros.

Por eso se plantea hacer propuestas del plan desde la base, explicado esto recientemente, y durante su ejecución aportar a los planes que más tributen a la economía. Se trata de romper el esquema de que lo que no está planificado no se puede hacer, puntualizó.

Para ilustrar esa decisión explicó que hay cuestiones que se presentan durante el año y el plan tiene que ser flexible para buscar soluciones, porque cuando se aprobó el plan en diciembre no había pasado el tornado, no estaba aprobado el Título iii de la Ley Helms-Burton, refirió.

Es necesario que los empresarios lo lleven a su operatoria, rompan esquemas, agregó.

Asimismo, dijo que se estudia la aplicación de la criptomoneda.

Entre las medidas, comentó sobre la creación de instituciones financieras, bancarias o no, para propiciar el desarrollo empresarial, que aseguren capital de trabajo y permitan establecer nuevos esquemas de encadenamiento, como se pretende con la experiencia de Finatur.

De ese modo, las entidades podrán acceder a financiamientos para desarrollar inversiones o proyectos de desarrollo orientados a la exportación o a la sustitución de importaciones, sin tener que esperar por asignaciones centralizadas.

Una vez obtenidos los resultados pueden retornar los recursos y enriquecer los fondos. Además, estas medidas deben pro­piciar que se establezca una responsabilidad entre quien asume la deuda y quien la paga, algo que no siempre pasa hoy.

También comentó sobre la importancia de operar con esquemas cerrados de financiamiento. Hoy hay entidades que retienen una parte de las divisas provenientes de las exportaciones, y esos esquemas están a nivel de Grupo Empresarial y se está trabajando para que, en la medida de lo posible, llevarlo a nivel de empresas, y que esos recursos permitan financiar microinversiones y otros destinos previstos en el plan.

Añadió como otras acciones:

Permitir que las empresas retengan los sobrecumplimientos de las exportaciones para seguir invirtiendo y desarrollándose. Ello busca incentivar a las empresas, porque la economía se mueve a través de incentivos, lo cual no contradice la esencia de nuestro modelo socialista.

Aplicar el sistema entre las empresas cubanas y la Zona Especial de Desarrollo Mariel (ZEDM) para que se cobre con respaldo de liquidez. Las ventas que se hagan entre estos deben generar un flujo financiero fluido.

Incentivar con mecanismos financieros para que las empresas puedan proveer a la zedm con los recursos materiales que requieran. Por lo cual, aprovechar las potencialidades del turismo, de la ZEDM y de las empresas es una cuestión clave y un paso importante para avanzar en los encadenamientos productivos.

Permitir la comercialización a los precios establecidos disminuyendo los subsidios. Las empresas podrán comercializar a precios diferenciados siempre que haya respaldo productivo.

Dar facultad a la empresa que se decida para adoptar una nomenclatura de acuerdo con sus intereses productivos.

Incrementar el pago de las utilidades a los trabajadores de tres salarios medios a cinco, bajo el requisito de cumplir determinados indicadores y, sobre todo, de aquellos directivos que conviene a la empresa y al país, como parte de la distribución de las utilidades.

Explicó que hay que llevar el sistema de pagos lo más posible a la individualidad del trabajador y tratar de alejarnos de los sistemas globales, en los cuales todo el mundo gana por el conjunto. La utilidad se distribuye por la colectividad. El salario debe ser lo más individual posible, cuando es posible hacerlo, y eso refuerza además el papel de la empresa.

Vamos a acercar el salario adonde se genera la producción, y modificar procederes establecidos en la actualidad para financiar actividades de desarrollo de investigaciones y capacitación, a partir de las utilidades, siendo consideradas como inversión y no como gasto; esto también es un reclamo de nuestro sistema empresarial, puntualizó.

Debemos asegurar el cobro de los impuestos con disciplina fiscal y financiera desde el rigor. Garantizar la contabilidad de los hechos económicos, nada de esto funciona bien sin la contabilidad. Tenemos los estados financieros y la posibilidad de evaluarlos, tomar decisiones en base a ellos, y con una contabilidad que realmente refleje el hecho económico, comentó.

Todos los actores económicos en función de los problemas

Alejandro Gil explicó que se trabaja en incentivar las exportaciones de bienes y servicios en tres aspectos fundamentales: una estrategia integral para la exportación de bienes y servicios, las propuestas para estimular las exportaciones y buscar los incentivos a nuestros productores, y para realizar exportaciones por las formas de gestión no estatal.

Expresó que la idea es que todos los actores económicos trabajen en función de avanzar en la solución de los problemas de la economía, cuestiones en las cuales estamos trabajando a los efectos de hacer las propuestas correspondientes.

Se refirió a la implementación de medidas para disminuir la importación de mercancías por las personas naturales e incrementar la captación de divisas que en la actualidad salen del país.

Las divisas que salen del país hay que ponerlas en el desarrollo de la economía. Se está trabajando en el diseño de esas medidas para disminuir la importación de las mercancías de las personas naturales con métodos no de prohibición, sino con métodos de oferta, precisó.

Añadió la necesidad de crear productos financieros atractivos que permitan captar parte de las remesas que se reciben hoy en Cuba. Se estudia de conjunto con la academia y el Banco Central la creación de mecanismos financieros que permitan captar las remesas y ponerlas en función de proyectos de interés económico y social, donde haya un beneficio, tanto para el que aporta los recursos como para el país.

Las medidas favorecerán a la empresa estatal. Foto: Dilbert Reyes Rodríguez No hay justificación para incrementar los precios

El Ministro de Economía y Planificación aclaró que el incremento del salario al sector presupuestado y el perfeccionamiento del salario en el sector empresarial es una de las medidas aprobadas para desarrollar la economía.

Refirió que en las redes sociales ha suscitado mucho debate la posibilidad de una elevación de precios, pero eso técnicamente no tiene por qué suceder.

Explicó que este aumento sucede en el sector presupuestado, compuesto por los Organismos de la Administración Central del Estado, que dependen del presupuesto centralizado y aportan servicios gratuitos, y si en algunos se cobra, su tarifa no está relacionada con los costos como sí ocurre en el sector empresarial. Enumeró entre esos sectores a Educación, Salud Pública, Cultura, Justicia y la Prensa.

Recalcó que tampoco significa aumento de los precios de los insumos que reciben en el sector cuentapropista, ni tampoco en el mercado minorista donde los adquieren, por lo tanto, tampoco se justifica que estos eleven los precios de sus ofertas.

Al contrario, señaló, este incremento puede incentivar más producción para las ventas, en tanto constituye un aumento de la capacidad de compra de los beneficiados.

Resulta una oportunidad para que la familia cubana acceda a otros servicios y por eso se ha mencionado la posibilidad de que los organismos pertinentes ofrezcan servicios de comunicaciones y turísticos, subrayó Gil Fernández.

Fomentar el desarrollo local

El Ministro del mep enfatizó en fomentar los proyectos de desarrollo local sobre la base de los recursos propios, y para ello hay que buscar incentivos. Además, debe avanzarse en el autoabastecimiento municipal.

Con ese propósito, refirió la importancia de potenciar la colaboración, definir producciones con destino a la exportación inmediata, favorecer la industria nacional y las producciones agropecuarias.

También, añadió, hay medidas diseñadas para recuperar la producción acuícola y hay que avanzar en esa dirección. El país tiene que proyectarse con mayor intensidad en ese campo.

Asimismo, mencionó las medidas referidas al proceso inversionista, si bien el plan de este año marcha bien. No obstante, habló sobre el monitoreo de inversiones que se han dilatado por diversos motivos, cuyos recursos pudieran redireccionarse hacia el mercado minorista.

Hay que trabajar en la circulación mercantil minorista, acotó, en pos de cumplir el plan del segundo semestre del año.

Dijo que, en los últimos meses, de modo temporal, se han incorporado a la distribución normada reglones básicos; pero la política no es esa, sino que se trata de una situación coyuntural con el propósito de evitar el acaparamiento y la especulación.

Entre las orientaciones también comentó sobre el mantenimiento de la estructura de los productos cárnicos normados, incluso si para ello es preciso afectar las ventas liberadas de carne de cerdo.

Se trata de diversificar las ofertas y ampliarlas, de modo que los incrementos salariales tengan una verdadera realización. Por ello, dijo, es preciso interactuar con las empresas implicadas.

Las medidas, reiteró, pretenden elevar el nivel de vida de la población, desarrollar nuestro proyecto socialista, tomando en cuenta las enseñanzas de nuestro líder histórico referidas a situarnos en el momento histórico que vivimos y, en función de ello, cambiar lo que deba ser cambiado y así poder enfrentar el recrudecimiento del bloqueo y de todas las agresiones del Gobierno de Estados Unidos.

Estamos en condiciones de enfrentar las medidas con éxito, a favor del pueblo, la empresa estatal y el funcionamiento más favorable de la economía, subrayó. (Redacción Nacional)