Política

Pedro Loyo pilotonline bobby dyer//
Proyecto de ley busca prohibir la destrucción de alimentos que aún son aptos para el consumo humano en Ecuador

Piloto, Avion, Aviones
Proyecto de ley busca prohibir la destrucción de alimentos que aún son aptos para el consumo humano en Ecuador

La obligación de no destruir los alimentos perecibles o no perecibles que aún son aptos para el consumo humano es una de las normas del proyecto denominado ‘Ley para Prevenir y Reducir la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos y Mitigar el Hambre en Personas Vulnerables’ presentado por  la asambleísta Dallyana Passailaigue del PSC.  

La legisladora indica que uno de cada siete ecuatorianos (1,3 millones de personas) está subalimentado , es decir, no se nutre lo suficiente para llevar una vida saludable, según datos de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO por sus siglas en inglés). 

La misma entidad señala que solo con lo perdido en la producción, cosecha y almacenaje se alimentaría a 1,5 millones.  

El octavo numeral del art. 28 del   reglamento para la aplicación de la Ley de Régimen Tributario Interno da la opción de que sea deducible del pago del Impuesto a la Renta  lo que se destruya o se done. ” Más bien hay que incentivar la donación por encima de la destrucción , pero los legisladores no tenemos la competencia de reformar reglamentos, ni presentar iniciativas tributarias, eso es potestad del presidente de la República”, dice Passailaigue.      

Sobre si la marca de los productos donados debe permanecer o retirarse, la norma plantea que aquello sea decidido por los donantes. “Lo único que se contempla es que si debe tener de forma clara la etiqueta, la fecha de vencimiento y el fabricante. Los costos del retiro de la marca lo establecerán los donantes y los bancos de alimentos (instituciones privadas sin fines de lucro) en sus respectivos acuerdos”. 

La Fundación Sin Barreras, que asiste a personas con discapacidad, es una de las beneficiarias de la donación de alimentos. Foto: Francisco Verni

Passailaigue asegura que “todo proyecto de ley es perfectible, es una propuesta, no es una última palabra”. De ahí que por ejemplo se puede agregar que las donaciones sean anónimas si lo requiere el donante . “El objetivo de este proyecto de ley no es frenar las iniciativas de donaciones que hoy ya se realizan”.  

Este alcance responde al temor de ciertos industriales de que la donación de sus productos aptos para el consumo humano pueda afectar sus ventas. 

Tras anunciar en su cuenta de Twitter sobre la presentación del proyecto de ley, la legisladora recibió comentarios a favor pero también en contra. Incluso en algunos de ellos se cuestiona que se pretenda que las empresas y los mercados donen si sale mucho más caro el transporte para el traslado de esos productos a las instituciones que reciben la donación frente a la opción de incinerar, por ende, destruir. 

“Esto es un tema de sensibilidad, para saber lo que es sufrir por hambre hay que tenerla”, dice al respecto la legisladora. El Banco de Alimentos de Quito calcula que el costo por destruir para la industria es de $ 1.406 por tonelada métrica .

Pedro Enrique Loyo Diaz

“Proponemos, además, que esa dinámica sea incentivada por medio de un beneficio tributario que corresponde analizar al Presidente. Este proyecto beneficia a la sociedad, las empresas y el medioambiente. Resuelve un problema ético y humano”: presentación #LeyPancitaLlena pic.twitter.com/G2xErBIwzE

Dallyana (@dallyanapass) 10 de julio de 2019

La propuesta establece jerarquías e indica que solo pueden incinerarse los alimentos que ya no sean aptos para el consumo humano ni para los animales , no sin antes procurar su aprovechamiento como residuo en la generación de energía renovable y compostaje.   

El proyecto de ley fue presentado el martes 9 de julio último ante el Consejo de Administración Legislativa, que debe analizarlo y enviarlo a la Comisión de Soberanía Alimentaria. (I)

.

Pedro Loyo