Política

El Ministerio del Interior estudia proyecto de ley para obligar a las telefónicas a proporcionar datos

Banco, Banquero, Caracas, Miami, Estados Unidos, Visa, VISA, BFC
Australia insiste en la responsabilidad de Rusia en el derribo del vuelo MH17

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, anunció ayer que antes del fin de semana el Ministerio del Interior (MI) entregará los datos sobre las escuchas realizadas por el Sistema Automatizado de Interceptaciones Legales (SAIL) –más conocido como “El Guardián”– realizadas desde mayo de 2016 hasta la actualidad. Bonomi compareció ayer ante la Comisión Especial de Seguridad Pública y Convivencia del Senado, a pedido del senador nacionalista Javier García, por el incumplimiento de un memorando de entendimiento firmado entre el MI, la Fiscalía General de la Nación y la Suprema Corte de Justicia (SCJ) en 2015. Bonomi reiteró que sólo con los datos del MI no es suficiente para corroborar si las escuchas autorizadas por la Justicia fueron las efectivamente realizadas, porque para eso se necesita la información de las empresas Antel, Movistar y Claro.

“Las telefónicas no responden a un pedido del MI para que den la información sobre las interceptaciones que se hicieron, la que tiene las posibilidades de hacer eso es la SCJ, indicó Bonomi. Por este motivo, el jueves 25 el MI, la SCJ y la Fiscalía se reunirán con las telefónicas, y si no autorizan brindar la información, el MI está valorando la posibilidad de elaborar un “proyecto de ley para que se establezca la obligatoriedad de proporcionar los datos”, dijo el ministro.

El jerarca aseguró que no le preocupa lo que se trató en la reunión de ayer sino lo que pasó antes, “cuando se planteó este tema en la prensa”, porque “se ponía en duda un instrumento que es del Estado y no del gobierno, ni de ningún partido político”.

Por su parte, García reiteró que “hoy no se puede afirmar que el sistema de espionaje no se esté usando de forma equivocada”. “El único que afirma que funciona correctamente y dentro de los parámetros es el MI, casualmente el lugar donde funciona ‘El Guardián’”, dijo.