Uncategorized

El régimen de Irán confiscó un petrolero británico en el estrecho de Ormuz

El carguero británico Stena Impero La Guardia Revolucionaria de Irán anunció el viernes por la noche haber confiscado un petrolero británico, el “Stena Impero”, en el estrecho de Ormuz.

El barco fue abordado por la fuerza naval de la Guardia  por “no respetar el código marítimo internacional” y se actuó “a pedido de la autoridad portuaria y marítima de la provincia de Hormozgan”, indicó un comunicado publicado en  Sepahnews , el portal de internet de la Guardia Revolucionaria.

El “Stena Impero” fue conducido “a la costa después de su captura y entregado a la Autoridad para el procedimiento legal y la investigación”, agregó la Guardia en este breve comunicado.

El diario británico The Guardian explicó que el barco se dirigía a Arabia Saudita cuando abandonó abruptamente las rutas marítimas internacionales a través del estrecho de Hormuz y los datos de seguimiento muestran que se desvió hacia el norte, hacia la isla iraní de Qeshm (AFP) “Estamos evaluando la situación”, declaró un portavoz  del Gobierno del Reino Unido, mientras que la compañía naviera Stena Bulk informó en un comunicado de que perdió el contacto con este buque después de que se le acercaran “pequeñas embarcaciones sin identificar y un helicóptero”. 

La compañía propietaria del “Stena Impero” dejó de comunicarse hacia las 15:00 GMT con los 23 miembros de la tripulación cuando transitaban por el estrecho de Ormuz, “en aguas internacionales”.

“Actualmente no podemos contactar con la embarcación, que se dirige hacia el norte, en dirección hacia Irán”, afirmó la naviera, que detalló que no tiene información sobre ningún herido en el incidente.

“La prioridad tanto del dueño de la embarcación, Stena Bulk, como del operador del barco, Northern Marine Management, es la seguridad y el bienestar de la tripulación” , agregó la nota de la naviera.

Stena Impero Este anuncio de la incautación del “Stena Impero” se produjo pocas horas después de que el Tribunal Supremo de Gibraltar decidiera prorrogar la detención del petrolero iraní “Grace 1” durante 30 días.

Ese buque iraní fue detenido el 4 de julio por las autoridades de Gibraltar, enclave británico situado en el extremo sur de España, bajo sospecha de querer entregar crudo a Siria en violación de las sanciones impuestas por la Unión Europea a Damasco.

Teherán negó esta acusación y denunció un acto de “piratería” contra el barco cargado con 2,1 millones de barriles de crudo.

El martes, el líder supremo de Irán, el ayatollah Alí Jamenei, dijo que Irán no dejaría “esta maldad sin respuesta”. “Las responderemos en el momento y lugar adecuados”, añadió sin más aclaraciones.

El buque petrolero iraní que fue interceptado por el Reino Unido en Gibraltar Además,  el jueves, la Guardia Revolucionaria iraní informó de que había capturado el pasado domingo cerca de Ormuz un petrolero “extranjero” que estaba realizando operaciones de contrabando.

Según las imágenes mostradas, se trata de una nave sobre cuyo paradero se especuló desde el domingo y que pertenece a una compañía emiratí y tiene bandera de Panamá, aunque en Abu Dabi no se han pronunciado.

También en el estrecho de Ormuz, EEUU aseguró que uno de sus buques abatió el jueves un drone iraní , un derribo negado categóricamente este viernes por Teherán.

Estos son los últimos incidentes de los numerosos registrados desde mayo en la zona, donde se han producido sabotajes y ataques a busques cisterna de los que EEUU ha responsabilizado a Irán.

Las autoridades iraníes han negado cualquier implicación en estos ataques, pero sí se atribuyeron el derribo el pasado junio de un avión no tripulado estadounidense que, según Teherán, violó su espacio aéreo.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Trump le envió un mensaje a Irán: “Espero que no hagan nada imprudente o pagarán un precio que nadie jamás ha pagado”

TEMAS RELACIONADOS barco carguero confiscación Guardia Revolucionaria de Irán Irán Reino Unido