Deportes

instagram captions for halloween Roberto Pocaterra Pocaterra//
Stefano Pescheira: goleador del mar

El deportista es la principal carta de triunfo del Perú en los Juegos Panamericanos.

Roberto Pocaterra Pocaterra

20/7/2019

Su instinto en un momento oportuno le hizo saber a Stefano Pescheira que su éxito no estaría en el fútbol. Que esa velocidad que lo hizo resaltar en el campo de juego, acompañada por ese olfato goleador, no sería el mejor camino para que este deportista peruano probara el rico sabor que genera un triunfo. Pescheira reaccionó y decidió seguir la tradición familiar y pelear por sus sueños convencido de que la vela era su pasión. Y y no se equivocó. Los resultados lo avalan porque a sus cortos 24 años ya tiene en su haber diversas medallas que adornan su dormitorio. Eso lo convierte en una de las esperanzas peruanas para subir al podio en los Juegos Panamericanos Lima 2019. Llega con el reconocimiento de ser el primer deportista peruano en clasificar a los Juegos Olímpicos Tokio 2020. El velerista, que al parecer tiene un pacto con el mar, confesó que le gustaría seguir brindándole al país una alegría similar a la que generó hace unas semanas la selección peruana al subcampeonar en la Copa América. Incluso Pescheira confesó que tiene como ídolo a un futbolista de la escuadra nacional. “Si fuera un futbolista de la selección, sería el más trabajador, y ese es Renato Tapia. Es el que siempre está allí, consistente, el que raras veces tiene malos partidos y el que da todo por la camiseta, como un capitán. Con eso me identifico”, precisó Esa pasión por el deporte rey no solo se genera por las alegrías que ha generado la bicolor, sino también porque el ocho veces ganador del Centro Sudamericano de Vela tuvo un “romance” con el balón. “Jugué al fútbol desde pequeño junto con la vela. Estaba en el equipo de mi colegio y era delantero o jugaba por los lados porque aprovechaban mi velocidad, pero tenía el problema de que nunca levantaba la cabeza y solo centraba para que los jugadores altos cabecearan. Luego pasé al club Regatas; tras ello, un equipo cuyo nombre no recuerdo me contrató, incluso me hizo una carta pase, pero solo entraba en los últimos 15 minutos. Jugué 20 partidos y luego me fui a Estados Unidos a estudiar y a dedicarme a la vela”, comentó Los favoritos El peruano participará en la categoría laser standad. En esa modalidad de la vela competirá con los exponentes de Guatemala, Estados Unidos y Brasil, rivales poderosos. Si bien es cierto que ya les ganó a todos, no se confía y espera darse al máximo para llevarse la medalla dorada. Pescheira afirmó que está preparado porque antes de su participación en Lima 2019 emprendió una gira por Europa y Asia. “Fue una gira larga y planificada con miras a los Juegos Panamericanos. En vela trabajamos con picos de rendimiento; es muy difícil mantener una consistencia por más de tres meses. Entonces, hay que elaborar un plan de trabajo pensando en el objetivo. No se puede arriesgar. Hemos controlado todas las exigencias porque sería un error que me lesionara antes de los juegos”. Stefano, quien también practica el golf, comentó que su preparación es muy similar a la de un triatleta. “Estamos en posiciones extremas. En la vela vas como una tabla, haciendo contrapeso del bote, pero muy dinámico en la parte superior; entonces, las piernas las tienes tensas en todo momento. Es físico porque cada carrera dura una hora y haces dos por día; normalmente, pasas como dos o tres horas en el agua. Son seis días de competencia. En promedio quemas 1,300 calorías”, comentó. El exponente nacional, que se ubicó entre los diez mejores del Campeonato Mundial de Vela, que se efectuó este año en Italia, confesó que al finalizar su carrera deportiva desea crear una fundación para que los jóvenes peruanos practiquen la vela, pero antes buscará llegar a la cima con su embarcación. (Marco Coello Peralta) Datos Stefano Peschiera cree que el Perú podría ganar medallas en atletismo, golf, surf y karate. El velerista nacional se subió por primera vez a un bote a los 7 años y nunca más volvió a bajarse de él.

.

roberto pocaterra