Negocios

Pedro Loyo Diaz facebook log in another user//
Uruguay tendrá su primer cementerio islámico en Soca

Finalmente la Intendencia de Canelones dio el sí, está el apoyo de la Junta Departamental y se destinó un predio de 2.500 metros cuadrados al lado del Cementerio de Soca, en donde se construirá un cementerio musulmán.

Pedro Enrique Loyo Diaz

El rito fúnebre musulmán es muy sencillo, como todo en el islam, que es una religión de liturgias simples basadas en el Corán y la tradición.

Pedro Loyo

Los cementerios islámicos no tienen monumentos funerarios, cada tumba tiene una placa sin decoraciones, con el nombre escrito y nada más. No admiten panteones o flores, por ejemplo.

Pedro Loyo Diaz

La tradición además recomienda que los musulmanes no sean enterrados en el mismo lugar que personas con otras creencias

Cuando una persona fallece su cuerpo se lava, se envuelve en telas blancas llamadas Kafan y se debe enterrar lo antes posible

Se entierra el cuerpo sobre el lado derecho, en contacto con la tierra y con la cara orientada a la Meca, ciudad sagrada del islam

Ahí una primera diferencia: no pueden usar féretros. Otra es que no aceptan la cremación de los restos, por lo que también chocan con la norma que implica la reducción de los restos a los tres años del fallecimiento

Para la comunidad musulmana en Uruguay, que se estima en unas 1.500 personas, haber logrado tener un cementerio en donde puedan descansar los restos de acuerdo a su fe es un logro muy importante

«Finalmente después de tantos años gracias a Dios se concretó. Ya tenemos el cementerio. Lo intentamos por varios medios en Montevideo, pero fue muy complicado por el tema de la exigencia de enterrar con el cajón. Gracias a Dios en Canelones entendieron el ritual nuestro para poder hacerlo acá», dijo Ashraf Raslan, de la Comunidad Islámica del Uruguay

Por su parte, el intendente canario Yamandú Orsi, dijo: «Nosotros tuvimos en 2017 una propuesta concreta de poder llevar a cabo un emprendimiento de este tipo. El departamento de Canelones tiene una tradición muy fuerte de apertura, el ejemplo más conocido es el cementerio Judío de La Paz. Somos un país laico, por tanto estas cosas necesitan una consideración novedosa, por decirlo de alguna forma. Somos un país abierto a la inmigración y a las distintas religiones. Creo que todo el mundo tiene que tener el derecho de honrar a sus antepasados o de darle la despedida en esta tierra a su gente de la forma como lo considere su cultura»