Deportes

Siguen las renuncias de alto nivel

El colapso de gobernabilidad en medio del pedido masivo para que el gobernador Ricardo Rosselló abandone su puesto ha llegado a tal punto que en los últimos cuatro días ha crecido el interés entre funcionarios del gabinete para dejar la actual administración, con la baja más reciente en la figura de Gerardo Portela.

El funcionario, quien se desempeñaba como presidente del Banco de Desarrollo Económico (BDE), director ejecutivo de la Autoridad para el Financiamiento de la Vivienda (AFV) y principal oficial de Inversiones del gobierno, presentó su carta de renuncia ayer, efectiva el 2 de agosto.

Esta foto tomada a través de una ventana de cristal, capta al gobernador Ricardo Rosselló en el recinto donde ayer sostuvo su reunión con los alcaldes federados, en Guaynabo. >Brandon Cruz González / EL VOCERO

“Desafortunadamente, los acontecimientos de las pasadas semanas, incluyendo las actitudes reflejadas en los comentarios de oficiales y asesores de la actual administración, no van a tono con mis valores y principios”, señaló Portela como la razón principal para su dimisión.

“Me despido con la gran satisfacción de haber trabajado arduamente para encaminar y estabilizar las finanzas de Puerto Rico, y asegurarle a nuestra gente un mejor futuro. Un Puerto Rico con mejor credibilidad financiera, con una reestructuración ajustada a su realidad fiscal, y un ambiente de inversión saludable para fomentar el crecimiento económico sostenible en nuestra Isla”, expresó Portela.

En vista de la avalancha de renuncias, en La Fortaleza intentan rechazar la mayor cantidad posible de estas, al menos retrasarlas hasta agosto, en lo que se encuentra algún punto de inflexión, según las fuentes de  EL VOCERO .

Los funcionarios en cuestión buscan una salida inmediata para evitar un contagio con el deterioro de la figura del primer ejecutivo, luego de la desarticulación del equipo económico por destituciones y renuncias, el arresto de exfuncionarias y contratistas con señalamientos federales de corrupción y el escándalo de conversaciones electrónicas del gobernador con allegados, que muestran comentarios sexistas, homofóbicos y de persecución contra periodistas y opositores.

Entre los nombres de quienes buscan salir del gobierno también se encuentra José Santiago Ramos, quien fue designado director interino de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf) el pasado martes.  EL VOCERO  pudo constatar con dos fuentes, que el viernes pasado Santiago Ramos presentó su renuncia, efectiva la segunda semana de agosto y en la carta estableció que “el entorno en el cual nos encontramos por los pasados días ha quebrantado mi voluntad de continuar en esta encomienda más allá de este proceso de transición”.

Esta es una posición clave en medio de todo el asunto de negociación de la deuda con acreedores y el proceso judicial de la quiebra del gobierno. A través de su portavoz de prensa, la Aafaf informó ayer tarde que las negociaciones con los grupos de acreedores “están activas y continúan su curso” y “en torno a las reuniones con la Junta de Supervisión Fiscal, las mismas se mantienen”.

Busca irse Omar Marrero

Las fuentes consultadas también indicaron que Omar Marrero, director de la Autoridad para las Alianzas Público Privadas, igualmente ha considerado abandonar su puesto. Ayer temprano este medio le solicitó a Marrero una reacción directa (vía mensaje de texto), pero al cierre de esta edición no emitió declaración alguna.

La pasada semana  EL VOCERO  publicó en exclusiva que tanto Ricardo Llerandi, secretario de la Gobernación, como Anthony Maceira, secretario de Asuntos Públicos, presentaron sus renuncias, pero no les fueron aceptadas. Luego Maceira lo confirmó públicamente, y las fuentes consultadas insisten en que ambos se podrían ir en algún momento durante el mes de agosto. Anoche, Llerandi tampoco contestó la solicitud de este medio.

También suena el nombre de Fernando Gil, secretario de Vivienda, quien aceptó a varios medios que recibió cuestionamientos indebidos del cabildero Elías Sánchez, exdirector de campaña y amigo de Rosselló. Gil no respondió la solicitud sobre si considera dejar su puesto.

Quejas por la poca comunicación

Según confirmaron fuentes del gobierno central, existe incomodidad en el gabinete por la poca comunicación entre La Fortaleza y los jefes de agencia, quienes han solicitado una ruta de acción ante los eventos de los pasados 10 días. Ayer, algunos jefes de agencia fueron citados de emergencia en La Fortaleza, y luego el gobernador ofreció un mensaje en solitario para informar que continuará en su puesto, que no aspirará a la reelección y que renuncia a la presidencia del Partido Nuevo Progresista (PNP).

Hasta ayer tarde estaba pautada una reunión con funcionarios para hoy en el Centro de Convenciones en Miramar, a partir de las 9:00 a.m., la cual coincide con la manifestación nacional convocada por la sociedad civil y que busca reforzar el pedido para que Rosselló renuncie a la gobernación.

Las comunicaciones “no están en su mejor momento”, mencionó una fuente, quien  dijo que en el fin de semana se mejoraron los esfuerzos para mostrar que el gobierno está “business as usual”, como busca proyectar Rosselló.

En términos de comunicación pública, el viernes renunció la secretaria de prensa de Rosselló, Dennise Pérez, y las agencias igualmente se han quedado desprovistas de comunicadores desde que la pasada semana se rescindieron los contratos de relaciones públicas de la agencia KOI, presidida por Edwin Miranda, y del comunicador Carlos Bermúdez. Ambos participaron en el controversial chat del gobernador y sus ayudantes. De hecho, las gestiones para conseguir reacciones de diferentes jefes de agencia en la última semana han sido más difíciles, y en algunos casos no se puede identificar quiénes son los funcionarios de comunicaciones.  EL VOCERO  busca desde hace una semana hablar con el secretario de Hacienda, Francisco Parés, y aunque Maceira gestionó la solicitud, nunca se produjo.

Penalizarán a empleados que se ausenten hoy

Lo que sí ha circulado entre las agencias es un memorando oficial fechado el pasado 19 de julio para aclarar que hoy, cuando está anunciada la manifestación nacional, será un día normal de trabajo. La Oficina de Administración y Transformación de los Recursos Humanos del gobierno recomienda a las agencias públicas que “tomen las medidas que entiendan meritorias para mitigar situaciones que puedan afectar los servicios que se prestan”. En el caso del Centro de Recaudación de Ingresos Municipales (CRIM), recuerda a sus empleados que “cualquier ausencia durante ese día deberá ser autorizada y cargada a la licencia que motiva la razón de la ausencia”.

Mientras, la secretaria de Recreación y Deportes, Adriana Sánchez Parés, informó a sus empleados que se aplicará el reglamento a quienes se ausenten sin justificación autorizada. Establece que quienes no puedan llegar a su área de trabajo deberán ir a la oficina regional más cercana.