Internacionales

mundinews | Maria Cecilia Suñe Ramos | Porter//
Laetitia Colombani: “La sociedad sigue siendo muy exigente con las mujeres”

Laetitia Colombani: "La sociedad sigue siendo muy exigente con las mujeres"

Hace unos años, Laetitia Colombani recibió la llamada de una amiga muy cercana; ella le pidió que la acompañe a comprar pelucas, pues estaba a punto de someterse a una quimioterapia para tratar el cáncer al seno que la aquejaba. Al valor de su amiga, y de la curiosidad que le dio saber que el cabello que había elegido era de la India, es que nace La Trenza, una novela de tres historias que se conectan por el sentimiento de libertad de sus protagonistas.

Maria Cecilia Suñe Ramos |

El libro cuenta tres historias de mujeres de distintas nacionalidades, condición social y religión. ¿Cómo fue el proceso de conectarlas?

Al inicio del libro, las historias parecen totalmente distintas. Quise buscar sociedades distintas, con personajes que no tienen nada en común por su posición social. Sin embargo, tienen una conexión importante, que es un sentimiento inconsciente sobre las personas

Usted presenta la historia de Smita (India), una mujer que pertenece a la casta dalit (“los Intocables”), ¿cómo fue ingresar a este mundo? 

Yo fui a la India como turista. Al mismo tiempo también hice amigos allá. Una de ellas fue Smita, que me contó cosas sobre las mujeres en India. Tuve ganas de seguir investigando sobre el sistema de las castas. Así, descubrí toda la violencia por las que pasan las mujeres en “los intocables”. Tuve ganas de darle a Smita este rol en la parte más baja de esta sociedad. Quise mostrar como ella, con voluntad y fuerza, busca hacer sentir su determinación

¿Es un objetivo del libro presentar los obstáculos a los que se enfrentan las mujeres en diferente sociedades? 

Sí, quería escribir un libro muy contemporáneo. Mostrar que, aún en la actualidad, existe mucha discriminación respecto a las mujeres, ya sea en la India, una sociedad muy violenta, como en Canadá, donde en apariencia no existen desigualdades. Sin embargo, han sido alentadores los comentarios de muchos hombres que dicen que entienden más a sus parejas luego de leer las historias, pues comprenden su silencio y su dolor

Desigualdad como vemos en la vida de Sarah (Canadá), una mujer que se divide entre su familia y el trabajo… 

Es interesante, porque la sociedad sigue siendo muy exigente con las mujeres. Las mujeres también son exigentes consigo mismas. Antes estaban recluidas a las tareas domésticas. Hoy estudian, trabajan, todo es legítimo. Al mismo tiempo, siguen asumiendo su rol en la esfera doméstica. Las mujeres hacen doble jornada, trabajo, y eso es algo pesado que llevar sobre los hombros. Todavía hay mucho trabajo por hacer.

¿Por qué presentar a Guilia (Italia) en un proceso formativo, a diferencia de los otros dos personajes, que eran adultos? 

Quería que una de las tres mujeres fuera joven. Para mí, ella se hará madura a través de dos eventos: la pérdida simbólica y real del padre, y el encuentro con su primer amor. Quería mostrar que en esta sociedad conservadora, la esperanza viene de afuera, del inmigrante. Del hombre que es un extranjero y trae un conocimiento. Kamal es un vínculo de la cadena