Internacionales

Mundinews USA | Se acerca el día para ir al encuentro de alienígenas

Piloto, Avion, Aviones
Obituarios (15/09/2019)

Recreación. El llamado Centro de Investigación de Alienígenas es una tienda de “souvenirs” situada en el extremo sur de la carretera donde está ubicada la misteriosa base de la Fuerza Aérea de EE.UU. (Foto: BBC) En el remoto condado de Lincoln, en el sur de Nevada, rodeadas de paisajes áridos y caminos polvorientos, las localidades de Rachel y Hiko, de solo 173 habitantes, podrían pasar totalmente desapercibidas. Sin embargo, lo que los hace especiales es su proximidad a una base de la Fuerza Aérea de EE.UU., comúnmente conocida como Área 51. La misteriosa área de pruebas militares, asociada durante mucho tiempo con las teorías de conspiración sobre visitantes extraterrestre, ha consolidado su lugar en el folclore alienígena. Según informa BBCMundo, en estas ciudades aisladas, a partir del 19 de septiembre, se espera que miles de personas se reúnan para dos festivales, Alienstock y Storm Area 51 Basecamp. A diferencia de la mayoría de los festivales a gran escala, estos eventos surgieron de una broma publicada en Facebook en junio pasado.  

El origen En junio, Matty Roberts, un estudiante de 20 años de Bakersfield, California, publicó un evento en broma en Facebook: “Irrumpir en el Área 51, no pueden detenernos a todos”. El plan, como su nombre lo indicaba, era reunirse en la base en cantidades lo suficientemente grandes como para evitar la seguridad. Una vez dentro de la instalación, los supuestos secretos que acechan en el interior -la tecnología alienígena y la investigación clandestina del Gobierno- finalmente podrían ser revelados al público. “Vamos a ver los extraterrestres”, declaraba con ligereza la descripción del evento. A los pocos días de su lanzamiento, el evento se convirtió en una sensación viral, que fue noticia en todo el mundo. Tal como están las cosas, más de 3,5 millones de personas han expresado interés en asistir al evento el 20 de septiembre. Roberts cree que, de ellos hay un “buen grupo de gente que está tomándoselo en serio”. De hecho, uno de ellos es el inversor inmobiliario de 33 años Art Frasik, de Ohio, que le aseguró a la BBC que él y otros estaban decididos a ingresar a las instalaciones para “exponer el descubrimiento de los extraterrestres”. Dos hombres, un youtuber y su amigo, ambos de Holanda, ya fueron arrestados dentro de una zona restringida cerca de la base del Área 51. Acusados de allanamiento, Ties Granzier, de 20 años, y Govert Sweep, de 21, le dijeron a la Policía que “querían ver las instalaciones”.  

Los peligros La Fuerza Aérea de Estados Unidos está tomando en serio estas amenazas. Laura McAndrews, su portavoz, dijo a la BBC que “cualquier intento de acceder ilegalmente a instalaciones militares o áreas de entrenamiento militar es peligroso”. Roberts se ha hecho eco de esa advertencia y dice que no quiere que nadie salga lastimado. Después de que el evento de Facebook se volvió viral, agentes del FBI llamaron a su puerta para cuestionar sus intenciones. Roberts aseguró a los agentes que “no estaba construyendo bombas o algo loco”. Pero lo que comenzó como su “idea divertida para una página de memes” se salió de control. Alienstock, organizado por el hotel Little A’Le’Inn en Rachel, y Storm Area 51 Basecamp, celebrado en el Centro de Investigación Alienígena en Hiko, recibieron permisos del condado de Lincoln. En preparación, el condado ha firmado previamente una declaración de emergencia. Nadie sabe con certeza cuántas personas asistirán, pero las cifras oscilan entre 5.000 y 50.000. La mítica Área 51 Ubicada al lado del Lago Groom, la base se estableció en la década de 1950 como una instalación de prueba para un avión espía estadounidense, el Lockheed U-2. Pero según Glenn Campbell, un experto del Área 51, la instalación no se asoció públicamente con extraterrestres y ovnis hasta la década de 1980. Fue entonces cuando el físico Bob Lazar se presentó en una estación de televisión de Las Vegas y, en una entrevista, afirmó que fue contratado para realizar “ingeniería inversa” de una nave espacial extraterrestre en una instalación cerca del Área 51. “Con su anuncio, nacieron miles de teorías de la conspiración”, asegura Annie Jacobson, quien escribió un best seller sobre el lugar. Pero como la base es una instalación militar clasificada, nadie sabe lo que está sucediendo actualmente allí.

Su propósito siempre ha sido “avanzar en la ciencia y tecnología militar más rápido y más lejos que cualquier otra potencia extranjera en el mundo”, dijo Jacobson. Pero su velo de secreto ha llevado a otros a conclusiones diferentes.