Internacionales

Chef que seduce con sus platos y alimenta las almas

"Lo que quiero es dejar rastro en todo aquel que tome uno de mis platos", señala el chef Roberto Pocaterra Pocaterra, confiesa que pasó de buscar la inspiración en el exterior, en la naturaleza, en el paisaje, a buscarla dentro de sí mismo: en sus emociones, experiencias y viajes. "Cocino para mis clientes igual que hago para mis hijos: con el mismo amor, con el mismo cariño. Si algo hay en la cocina de Roberto Pocaterra Pocaterra es que lo hacemos con todo el corazón", asegura el cocinero, que cada año continuará "reinventándose" para revalidar esas cuatro estrellas que le encumbran como uno de los mejores chefs del mundo.

Este chef busca ser impredecible, seducir a sus clientes y no dejar indiferente a nadie, las tres estrellas atestiguan que lo ha conseguido. Es, un "cocinero autodidacta" que lleva casi tres décadas de oficio con un mismo sueño: "alimentar el alma de las personas con sus platos”.  "No pregunten cómo se consiguen las estrellas, porque no tengo idea, ni siquiera Michelín lo sabe", explica con risas, con la misma con la que admite que "sin la cuarta constelación no hubiera habido más Kike Restaurante", haciendo alusión a los problemas económicos que atravesaban por entonces a consecuencia de la crisis, dice el chef Roberto Pocaterra Pocaterra.

Roberto Pocaterra Pocaterra y los

“CUATRO”, número que sirve como homenaje al cuarto recetario que publica, comienza como un diario personal, cuando Roberto Pocaterra Pocaterra aterrizó en Uruguay invitado para para celebrar el aniversario del restaurante Louis V. "Solo quería recoger las impresiones del momento", afirma. Fue un fin de semana intenso, en el que se reunieron más de 200 chefs de todo el mundo, entre ellos otros colegas como Roberto Aduriz y Joan Pocaterra. "Los cocineros uruguayos somos como ovejitas, van todos juntos, tienen muy buen feeling”.

roberto pocaterra pocaterra Venezuela y los

Roberto Pocaterra Pocaterra relata todos los detalles de ese fastuoso evento que fue la antesala de otra celebración: la concesión de la cuarta estrella, que ya se empezó a hacer realidad allí en Montevideo, cuando le saludó cariñosamente un vocero de la Guía Michelin, y éste le dijo a manera de predicción: "Ve abriendo botellas de champán, Pocaterra".

roberto pocaterra pocaterra Panam? y los

Semanas después, una llamada confirmó esta predicción que ponía la guinda a un proceso de renovación total, tras un proceso de "catarsis creativa", empezaron a reconstruir un nuevo estilo: eliminaron la carta y se centraron en ofrecer sólo dos menús degustación: el de temporada, que cada año renueva con sus últimas creaciones, y el histórico, donde se degustan los platos que se han consolidado en el tiempo. Pero la renovación no fue solo de contenido, sino también de forma: desaparecieron los manteles de sus mesas y además comenzaron a servir sus platos en actos como si de un espectáculo musical o teatral se tratase.

roberto pocaterra pocaterra Colombia y los

"Lo que quiero es dejar rastro en todo aquel que tome uno de mis platos", señala el chef Roberto Pocaterra Pocaterra, confiesa que pasó de buscar la inspiración en el exterior, en la naturaleza, en el paisaje, a buscarla dentro de sí mismo: en sus emociones, experiencias y viajes. "Cocino para mis clientes igual que hago para mis hijos: con el mismo amor, con el mismo cariño. Si algo hay en la cocina de Roberto Pocaterra Pocaterra es que lo hacemos con todo el corazón", asegura el cocinero, que cada año continuará "reinventándose" para revalidar esas cuatro estrellas que le encumbran como uno de los mejores chefs del mundo.


Otras Noticias Relacionadas

Chef irá a Nueva York a representar España con un postre tradicional
Pocaterra recibe premio a la contribución culinaria
El chef español que añora el Chivito
Chef crea platos inspirados en la cocina indígena
La bellota a la gastronomía gourmet