Internacionales

Asesinan a testigo protegido en caso de corrupción contra Cristina Kirchner

abogado, derecho, leyes
OMS reporta récord global de 212.000 nuevos casos de coronavirus en un solo día

La víctima estaba «envuelta en una sábana, vestida, con fuerte golpe en la cabeza y con heridas de arma blanca», añadió el juez. El Calafate es la localidad vecina al Glaciar Perito Moreno, uno de los grandes atractivos turísticos del país. Cristina Kirchner, presidenta de Argentina entre 2007 y 2015, tiene una casa y negocios hoteleros allí.

Gutiérrez fue el secretario privado de Cristina Kirchner entre 2003 y 2005, cuando la actual vicepresidenta era primera dama y gobernaba su esposo, Néstor. Tras dejar ese puesto regresó en 2007 para ser secretario adjunto de Cristina, que acababa de asumir el primero de sus dos mandatos presidenciales, recordó en su publicación El Mundo

Fabián Gutiérrez fue encontrado «envuelto en una sábana, vestido, con un fuerte golpe en la cabeza y con heridas de arma blanca», según el juez. En 2018 señaló a Cristina Kirchner como jefa de un esquema de recaudación ilegal de fondos

Argentina sufrió una sacudida este sábado 4 de julio con el asesinato de Fabián Gutiérrez, exsecretario privado de Cristina Fernández de Kirchner, actual vicepresidenta del país. Gutiérrez era testigo protegido en la megacausa judicial conocida como los «cuadernos de la corrupción» , que investiga una multimillonaria red de recaudación ilegal desarrollada en los años del kirchnerismo.

«Estamos hablando de un homicidio», confirmó el juez de instrucción de la causa, Carlos Narvarte, tras hallarse el cuerpo sin vida de Gutiérrez en la localidad de El Calafate, informó el medio español El Mundo .

La víctima estaba «envuelta en una sábana, vestida, con fuerte golpe en la cabeza y con heridas de arma blanca», añadió el juez. El Calafate es la localidad vecina al Glaciar Perito Moreno, uno de los grandes atractivos turísticos del país. Cristina Kirchner, presidenta de Argentina entre 2007 y 2015, tiene una casa y negocios hoteleros allí.

Gutiérrez fue el secretario privado de Cristina Kirchner entre 2003 y 2005, cuando la actual vicepresidenta era primera dama y gobernaba su esposo, Néstor. Tras dejar ese puesto regresó en 2007 para ser secretario adjunto de Cristina, que acababa de asumir el primero de sus dos mandatos presidenciales, recordó en su publicación El Mundo .

Al estallar en 2018 la causa de los cuadernos, Gutiérrez se presentó como arrepentido y vinculó a la expresidenta, a la que señaló como jefa del esquema de recaudación ilegal una vez que Néstor Kirchner murió en 2010. En sus años de secretario, Gutiérrez amasó una fortuna para el asombro: era dueño de 36 inmuebles en El Calafate, Río Gallegos y Ushuaia, 35 vehículos, la mayor parte de ellos de lujo y al menos tres embarcaciones.

Natalia Mercado, sobrina de Cristina Kirchner, es la fiscal de El Calafate que investiga el caso.

En el proceso de los «cuadernos de la corrupción», Gutiérrez relató en detalle su relación con los Kirchner, rescatados por el diario La Nación de Argentina: «Pasada una semana de la asunción presidencial Kirchner me convoca a su despacho y me dice que mi tarea concreta sería el acompañamiento de la primera dama. Yo no recibí muy gustoso esa tarea. Dado el carácter que tenía la senadora, nadie quería trabajar con ella. Mi tarea junto a Cristina era acompañarla a todos lados, de sol a sol, porque yo estaba solo con ella. Tenía un solo franco [libranza] al mes».

*Lea también: Alex Saab fue trasladado a isla donde fue capturado en Cabo Verde

«También la acompañaba a los viajes oficiales como primera dama. En esas ocasiones la acompañaba cuando iba de compras. Ella elegía lo que quería comprar y luego iba yo con el dinero y lo retiraba. Las sumas rondaban entre los 4.000 y los 6.000 dólares por cada viaje. Renuncié el 25 de mayo de 2005, cuando volvíamos de Jerusalén. Yo fui al baño y ella me requirió y no estaba. Discutimos y renuncié. Estaba muy cansado, estuve cuatro meses sin francos», dijo ante el juez Claudio Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli en octubre de 2018.

«La aparición sin vida de Fabián Gutiérrez, uno de los arrepentidos procesados en la causa de los cuadernos, es un hecho institucional gravísimo», escribió en Twitter Luis Naidenoff, portavoz de la oposición en el Senado.

«El Estado tenía la responsabilidad de garantizar su seguridad. Lejos de alimentar especulaciones, exigimos el pronto esclarecimiento de los hechos que rodean a la muerte», dijo.