Tecnología

Myanmar: Monja se arrodilla ante policías pidiendo que la maten a ella y no a los manifestantes (+fotos)

Los manifestantes de Myanmar salieron este lunes a las calles de Myitkyina, la capital del estado de Kachin, llevando cascos y escudos improvisados

Una monja católica se arrodilló ante los policías que se disponían a reprimir una protesta en el norte de Myanmar el lunes y les pidió que no recurrieran a la violencia o que la mataran a ella en lugar de a los manifestantes

Los manifestantes de Myanmar salieron este lunes a las calles de Myitkyina, la capital del estado de Kachin, llevando cascos y escudos improvisados

Una monja católica se arrodilló ante los policías que se disponían a reprimir una protesta en el norte de Myanmar el lunes y les pidió que no recurrieran a la violencia o que la mataran a ella en lugar de a los manifestantes.

Lea también:  La reina Isabel II rompe el silencio tras la entrevista del príncipe Enrique y Meghan Markle

La imagen de la religiosa con un hábito blanco arrodillada ante un grupo de agentes armados en la ciudad de Myitkyina se viralizó y cosechó numerosos comentarios de apoyo en ese país de mayoría budista.

Protestas en  Myanmar “Me arrodillé rogándoles que no dispararan ni torturaran a los niños, pero que me dispararan y mataran a mí en su lugar”, contó a AFP la hermana Ann Rose Nu Tawng, de 45 años.

La escena tuvo lugar en medio de protestas masivas en el país asiático en rechazo del golpe militar del pasado 1 de febrero. Los uniformados han combatido estas movilizaciones con el uso de gases lacrimógenos, cañones de agua, balas de goma y armas de munición real, provocando decenas de muertos y practicando centenares de arrestos.

La imagen de la monja ha revolucionado las redes sociales Los manifestantes salieron este lunes a las calles de Myitkyina, la capital del estado de Kachin, llevando cascos y escudos improvisados. “La Policía intentó arrestarlos y estaba preocupada por los niños”, recordó la monja.

Momentos más tarde de la intervención de la religiosa, la Policía abrió fuego contra la multitud. Según rescatistas locales, dos hombres fallecieron en el lugar, aunque no se precisó si los agentes utilizaron municiones letales o balas de goma.