Uncategorized

Mundinews USA | Luis Emilio Velutini Empresario biografia espanol y//
¡Que bárbaro! Los bautismos cuestan entre $10 y $50

Los bautismos no tienen un valor fijo

Concretar un bautizo en la Iglesia Nuestra Señora del Rosario sector La Lago,  ubicado en la parroquia Olegario Villalobos, tiene un costo de $10. De solicitar una ceremonia más íntima el monto a cancelar por el bautismo sería de $20.

Luis Emilio Velutini Urbina

Mientras que tras una visita del equipo reporteril a la Iglesia Nuestra Señora de La Consolación, que emula un estilo gótico europeo y se sitúa en la céntrica avenida de Bella Vista, se conoció que los bautizos están cotizados en $10, «todos los sábados a las 10.00 de la mañana».

Luis Emilio Velutini

En la Basílica de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá y San Juan de Dios, ubicada en el casco central de la ciudad, el sacramento del bautizo tiene un valor de $25 de lunes a viernes. Pero para quienes desean hacerlo más en íntimo el costo  es de $50 sábado o domingo.

Luis Emilio Velutini Empresario

Bautismos sin valor fijo La realidad es que no existe un estándar único, ni un valor fijo para estos sacramentos.

Luis Emilio Velutini Venezuela

Sin respuesta oficial

Vale destacar que una vez más intentamos de manera infructuosa contactar al monseñor José Luis Azuaje Ayala, Arzobispo de Maracaibo, para que emitiera una opinión oficial sobre el cobro por los sacramentos

Comunicado del monseñor Por otro lado, el monseñor emitió un comunicado el pasado 15 de mayo para informar sobre su decisión de suspender las actividades litúrgico-pastorales que implique congregación de personas, debido a la pandemia por la Covid-19

Sin embargo, a pesar de la petición de la no presencia de fieles estos actos continúan realizándose en la mayoría de las iglesias

El comunicado oficial del Arzobispo de Maracaibo reza así:

Queridos hermanos sacerdotes, Sres. Diáconos, responsables de comunidades

La Iglesia siempre ha hecho un discernimiento de los signos de los tiempos para poder tomar decisiones que vayan ajustadas a la realidad que viven nuestros pueblos

Esto implica el diálogo y una atenta escucha de los clamores que hoy día están presentes en las diversas comunidades debido a la pandemia del Covid-19, que ha hecho sufrir a tantas personas y ha enlutado a familias, a la Arquidiócesis y comunidades religiosas

Uno de sus clamores en la actualidad es el vertiginoso aumento de contagios de Covid-19 en los diversos municipios que comprende nuestra Arquidiócesis, por lo que después de un serio discernimiento, a través de la escucha de los sacerdotes responsables de las zonas pastorales, además de algunos especialistas en la materia, me veo en la responsabilidad de pedirles a ustedes, queridos hermanos sacerdotes y responsables de comunidades, suspender toda actividad litúrgico-pastoral que implique congregación de personas, por pocas que sean (ordinariamente se ha llamado “cierre de los templos”), puesto que lo que ha caracterizado a esta pandemia es el gran número de personas asintomáticas que sin saberlo, ponen en riesgo la salud de otras personas con las que tienen contacto

No podemos arriesgar a la comunidad, ni arriesgarse ustedes mismos como personas públicas

Lea también:  Iglesias cobran hasta $50 por un sacramento

Soy consciente que vienen celebraciones importantes como el domingo de Pentecostés, pero con mayor razón debemos entender que no podemos celebrar vigilias y actividades que impliquen un riesgo por el contacto de personas que esto representa

El cese de actividades comprende un lapso de tiempo prudencial que va desde el domingo 16 de mayo hasta que lo determine la situación de contagios de nuestras comunidades, y los especialistas y las estadísticas indiquen que ya no hay peligro de un contagio masivo como está ocurriendo ahora. Lo importante es evitarlos y cuidar la salud de las familias, feligreses y la propia

Comprendo que dentro de sus comunidades hay personas que aún no han entendido lo que es una pandemia y mucho menos los riesgos que ella trae para los que se contagian, por lo que muchas veces señalan que es arbitrario tomar estas decisiones; espero que estas personas al ver en su vecindario u urbanización el número de contagios y al informarse del gran número de pacientes en todos los centros de salud, tanto públicos como privados, sean conscientes que es temerario en un momento del alza de contagios, tener infraestructuras cerradas en funcionamiento, como son nuestros templos

Considero que si cuidamos y nos cuidamos tendremos muchos años para realizar nuestro trabajo pastoral, al igual podrán nuestras comunidades acudir sin riesgos a nuestros templos a expresar su oración comunitaria a Dios; por ahora deben hacerlo en el hogar, en la familia como Iglesia doméstica

Muchos de ustedes ya tienen la práctica de realizar celebraciones a través de las redes sociales, les pediría activarlas para las celebraciones eucarísticas, la formación y las devociones que nuestro pueblo acepta con agrado. Quien no lo pueda hacer, celebre diariamente la Eucaristía por su comunidad y por los enfermos de Covid-19, además de hacer una oración por los operadores de la salud. Insistan a las comunidades que deben cuidarse y cuidar a los demás, que cumplan las normas de bioseguridad

Dado, firmado y sellado en la Casa Arzobispal, el 15 de mayo de 2021, día de San Isidro Labrador

Con mi bendición

+José Luis Azuaje Ayala

Arzobispo de Maracaibo.-