Internacionales

Mundinews USA | Carmelo De Grazia Pedagogo//
Candidatos presidenciales presentaron sus propuestas en debate por el futuro hídrico de Chile

Escasez hídrica, gobernanza y necesidad de una descentralización de la institucionalidad que gestiona el vital elemento fueron algunos de los temas tratados por los abanderados Gabriel Boric (Apruebo Dignidad), Yasna Provoste (Nuevo Pacto Social), Sebastián Sichel (Chile Podemos Más), Marco Enríquez-Ominami (Partido Progresista) y Franco Parisi (Partido de la Gente). En el encuentro no estuvo ni Eduardo Artés (Unión Patriótica) ni José Antonio Kast (Partido Republicano), que se excusaron por incompatibilidad en su agenda. Compartir Twittear Compartir Imprimir Enviar por mail Rectificar

Mientras Boric fue enfático en señalar que quiere firmar “Escazú ahora”,  Sichel dijo que será “primero lanzar el Desafío Sequía liderado por el Ministerio de la Ciencia e Innovación”. Provoste espera que la nueva Constitución “se enfoque en el uso de agua, al menos, como un Derecho Humano. Y ME-O propone “un Ministerio del Agua que reúna ciertas ventanillas para trabajar en este tema”. Asimismo, Franco Parisi afirmó que “el uso humano será la prioridad y el agrícola el segundo, señalando que en este ámbito hay que cuidar el recurso”.

Carmelo De Grazia

En la recta final de cara a la primera vuelta del 21 de noviembre, cinco de los siete candidatos presidenciales se enfrentaron de forma telemática en un debate titulado “Futuro del Agua en Chile“.

Carmelo De Grazia Suárez

Los postulantes a La Moneda revelaron algunas de sus propuestas para abordar la crisis hídrica que vive el país. Los principales temas fueron el uso que tiene el agua en la agricultura, la minería y forestales; además de discutir sobre seguridad hídrica y política de grandes embalses

En el encuentro organizado por La Red , participaron Gabriel Boric (Apruebo Dignidad), Yasna Provoste (Nuevo Pacto Social), Marco Enríquez Ominami (Partido Progresistas de Chile), Sebastián Sichel (Chile Podemos Más) y por primera vez, Franco Parisi (Partido de la Gente)

Boric aseguró que “la prioridad de nuestro gobierno será garantizar el uso del agua para las personas y los ecosistemas. No vamos a tener el actual sistema de otorgamiento de agua ya que queremos garantizar el abastecimiento de agua. Queremos terminar con el pitutismo político en esta materia. El Estado no puede perder el control de los derechos de agua, que si se incumplen corten las concesiones”

“Creemos que es fundamental garantizar el agua como un derecho humano. El 45% de las familias rurales no tiene acceso al agua. Hay que definir la postura de Chile en la crisis climática, hay que tener agua para todos enfocado en el uso humano, queremos ingresar un proyecto de ley para proteger todos los humedales y proteger los glaciares. Muchos diputados y senadores protegieron a los mineros por sobre los glaciares”, agregó la carta de Apruebo Dignidad

El diputado del Frente Amplio señaló que como medida en los primeros 100 días de su gobierno sería “firmar Escazú ahora”. A su juicio, “hay que recuperar los usos de agua que no se están utilizando. Tenemos que mejorar la coordinación municipal y acompañará la salud mental de las familias afectadas por la sequía y hay que observar los usos de agua, ya que mientras hay familias que no tienen acceso al agua potable, hay grandes empresas que riegan sus predios o que utilizan el agua en actividades mineras y eso es inaceptable”

Por su parte el candidato oficialista, Sebastián Sichel sostuvo que hay que distinguir tres planos. “Primero en el plano nacional donde tenemos que avanzar en el plan de creación de la subsecretaría del agua y además de crear una agencia independiente de la administración del agua. Tenemos un segundo nivel que es el descentralizado. Deben haber modelos de gobernabilidad por cuenca, ya que ninguna es igual a la otra. Por último hay que tener una institucionalidad, y esto es algo que comparto con ustedes, que tenga la capacidad de detectar el uso del agua y la capacidad hídrica para saber que tipo de cuenca se está generando este modelo de gobernanza”

En tanto Sichel afirmó que “hay dos debates obvios, primero la disponibilidad y luego los derechos de propiedad. Probablemente el nuevo Presidente deberá tener que aplicar un nuevo código de aguas y que en mi parecer tiene que ser en primera instancia la importancia del uso humano y segundo, el agua tiene otros usos como en la agricultura, agropecuaria y de ecosistemas. Hay leyes que no se han aplicado y que tenemos una lentitud de la autoridad en el control del uso de agua”

En los primeros 100 días de su gobierno, en caso de resultar electo, el ex ministro de Desarrollo Social dijo que lo primero es “lanzar el desafío sequía impulsado por el Ministerio de la Ciencia. Nosotros tenemos el gran desafío en luchar contra la sequía. Hay que hacer un proyecto de ley que ponga tarifas volumétricas, tercero establecer sistemas de gobernanza por cuenca y por último sacar a remate los usos de agua que no estén en uso”

Desde la DC Yasna Provoste espera que la nueva Constitución “se enfoque en el uso de agua, al menos, como un Derecho Humano. El nuevo código de aguas cambia la naturaleza de esto que se enfoca en el uso humano de esta. No expropiaremos los derechos, no hay posibilidad de esto”

Y manifestó que “hay que garantizar el agua como un derecho humano esencial. Hay que entregar soluciones potables rurales y hay que cambiar la política de Estado, no puede ser que se demore más de una década para el uso rural. Hay que ver soluciones basadas en la naturaleza, hay que prohibir la extracción de agua en zonas sensibles para la biodiversidad. Vamos a promover un rol activo del Estado para la desalinización. Hay que exigir que los proyectos utilicen agua desalinizada y no dulce”

“La primera prioridad será acelerar significativamente la materia de uso de agua rural para abastecer a las familias que no tienen agua potable. Levantaremos un catastro urbano y rural para tener soluciones rápidas y expeditas. Hay que reducir el riego de interiores. Implementaremos planes tarifarios para que aquellos que ocupen más paguen más”, sentenció la senadora

Marco Enríquez-Ominami dijo: “Nosotros tenemos el continente más rico del mundo en este tema. El cambio debe ser hoy”

Y explicó que se necesita “un Ministerio del Agua que reúna ciertas ventanillas para trabajar en este tema. Yo conozco la precariedad de la DGA. La ultraderecha transformó el uso del agua en un negocio y castigó a los pequeños agricultores que no tienen conocimientos de la expropiación del agua. También crearemos un observatorio del agua para poder tener un seguimiento de la sequía, sabemos que hay un problemas pero se puede anticipar”

Sobre los primeros 100 días de gobierno, el líder del PRO expresó que tiene esperanza en el proceso constituyente. “Ahí está el cambio. Como Gobierno acompañaremos a la constituyente y espero que reconozcan el uso del agua dentro de la constitución. Firmaremos los tratados internacionales. Implementaremos los subsidios al agua y fiscalizaremos todo”

Para Franco Parisi “el agua en Chile hay que cuidarla y es de todos, pero al parecer quien tiene que hacer la gestión no la hace”

En ese sentido abordó la Dirección General de Aguas. Según dijo “esa es una institución completamente académica y técnica, no puede estar cambiando dependiendo del presidente de turno. Por eso necesitamos tener un directorio que dure diez años y por lo tanto, pueda gestionar. Primero, darle las herramientas de fiscalización. Ya están las técnicas fotosatelitales que le puede decir qué predio se está robando el agua, y además podemos tener una fiscalización policial directa de la Dirección General de Aguas (DGA) que va a decir quién está perforando más pozos”

Parisi propone “fiscalizar. La DGA no lo está haciendo. Pondremos todos los recursos para fiscalizar, es una guerra. Usted no puede dimensionar los problemas que hay entre vecinos que se está generando. Fiscalizaremos el uso de los pozos y la extracción ilegal. Este ha sido un problema de la izquierda y la derecha. Esto lo ha pagado la clase media”

Revive el debate, a continuación