Deportes

Suns suman su 14 victoria consecutiva

Con estas bajas, el entrenador de los Cavs, J.B. Bickerstaff, ha estado apostando por un cinco inicial de altura ( Jarrett Allen, Lauri Markkanen, Dean Wade, Darius Garland e Isaac Okoro) y ha reservado a Rubio al segundo equipo.

Cleveland.- Los Cavaliers lo intentaron hasta el último segundo pero finalmente los Suns impusieron su experiencia y lograron en Cleveland su decimocuarta victoria consecutiva por 115-120 a pesar de la remontada del equipo de Ricky Rubio en el último cuarto.

Rubio, que volvió a tener una actuación destacada aunque falló una serie de tiros libres en los últimos segundos, anotó 15 puntos y sumó 4 rebotes, 5 asistencias y 1 robo de balón. El base español mantiene una media de 15 puntos por partido desde que llegó a los Cavs esta temporada, la cifra más alta de su carrera en la NBA.

El máximo anotador del partido fue el escolta Devin Booker, que consiguió 35 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias y 1 robo de balón mientras que su compañero, el base Chris Paul anotó un nuevo doble-doble con 17 puntos, 12 asistencias y 2 rebotes.

En los Suns también destacó el pivot JaVale McGee, con otro doble-doble de 13 puntos y 12 rebotes.

Por parte de los Cavaliers, el máximo anotador fue el pívot Jarret Allen que hizo un doble-doble de 25 puntos, 11 rebotes y 2 asistencias. El alero Cedi Osman sumó 23 puntos, 4 rebotes, 2 asistencias y 1 robo de balón.

Los Suns sufren en Cleveland

Los Cavs fueron capaces de hacer sufrir a los Suns en gran parte gracias al banquillo, que hizo 52 puntos por los 34 del banquillo de los Suns. Los de Cleveland también sumaron más triples que los Suns, 12 por 8, aunque su efectividad desde la línea de tres puntos fue inferior: un 30,8 % frente al 36,4 % de Phoenix.

Rubio se reencontró con los Suns, un equipo en estado de gracia con los que jugó en la temporada 2019-2020. Los subcampeones de la NBA, que tienen este año la mejor estadística de ataque de la liga, acumulaban 13 victorias consecutivas.

Y llegaban a Cleveland con la intención de añadir una nueva victoria y acercarse así al récord de 17 victorias consecutivas que los de Phoenix consiguieron en la temporada 2006-2007.

Por su parte, los Cavs volvían al Rocket Mortgage FieldHouse estadio de Cleveland tras sufrir cuatro derrotas consecutivas, la última el lunes ante los Brooklyn Nets por 112-117 a pesar de ir por delante durante buena parte del partido.

Como contra los Nets de Kevin Durant y James Harden, los Cavaliers se enfrentaban a los Suns sin dos jugadores básicos: el pívot Evan Mobley, que sufre una lesión de codo, y el escolta Collin Sexton, que ha sido operado del menisco.

Con estas bajas, el entrenador de los Cavs, J.B. Bickerstaff, ha estado apostando por un cinco inicial de altura ( Jarrett Allen, Lauri Markkanen, Dean Wade, Darius Garland e Isaac Okoro) y ha reservado a Rubio al segundo equipo.