Tecnología

Allanan en San Matías casa de narco que vivía al lado de Umopar

Sudeban

Fuerzas antidrogas allanaron una vivienda de un narcotraficante en San Matías, Santa Cruz, que estaba situada al lado de las oficinas de la Unidad Móvil de Patrullaje Rural (Umopar)

Fuerzas antidrogas allanaron una vivienda de un narcotraficante en San Matías, Santa Cruz, que estaba situada al lado de las oficinas de la Unidad Móvil de Patrullaje Rural (Umopar).

Según informes de El Deber, se trata de un capo del narcotráfico de 30 años que tiene acumulada una fortuna de 6 millones de dólares y es conocido como ‘Techo ‘e paja matieño’.

El capo de la droga logró huir a un gran operativo de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), a la cabeza de su director el coronel José María Velasco. Este se desarrolla desde hace dos días en esa localidad.

Policías antinarcóticos, allanaron el inmueble de Douglas Queiroz, pero no encontraron nada y fue precintado. También allanaron domicilios de otros personajes identificados por la Felcn, como narcotraficantes que operan en red en esa zona fronteriza con el Brasil. Queiroz, es investigado desde hace 12 años. Según la Felcn es dueño de propiedades con laguna artificial y lanchas cerca de San Matías. 

En febrero del año pasado un juez de San Ignacio de Velasco emitió orden de allanamiento de sus propiedades luego de atenderse un caso de narcotráfico y de incautarse 500 kilos de cocaína. Sin embargo, esa vez la Policía no allanó ningún bien, hecho que fue repudiado por algunos agentes de bajo rango.

La movilización policial en San Matías se ejecutó luego de que, en menos de 72 horas, fueran asesinados en un supuesto ajuste de cuentas dos ciudadanos brasileños considerados por la Policía como capos del narcotráfico, con antecedentes en su país, de los temibles comandos Vermelho y del (PCC) del Brasil. Se trata de Everton Cándido Gomes da Silva (34) y Marciel Ribeiro de Oliveira (35), el primero recibió 17 disparos y el segundo 11.

El coronel José Velasco, vinculó los asesinatos con la pelea que mantienen el Primer Comando Capital (PCC) y el Comando Vermelho, dos organizaciones criminales de Brasil que se disputan el control de esta zona fronteriza.